Enseñando las habilidades sociales a alumnos dentro del Espectro Autista

  • Imprimir Amigable y PDF

La enseñanza de habilidades sociales a alumnos dentro del Espectro Autista puede ser una de las tareas más desafiantes y gratificantes emprendidas por los maestros. En este artículo el autor aborda algunos de los componentes fundamentales dentro de un programa de enseñanza efectivo.

 

Foto de niño triste mirando por ventana

[Nota de la traductora: En este caso "social skills" se ha traducido alternativamente como "destrezas sociales" y "habilidades sociales". Asimismo, al hablar de estratedias de prueba discreta, se traduce "tight structure" como "estructura rígida"; "loose structure" como "estructura flexible".]

La enseñanza de habilidades sociales a alumnos dentro del Espectro Autista puede ser una de las tareas más desafiantes y gratificantes emprendidas por los maestros. El componente de habilidades sociales del programa educativo determinará el éxito funcional de todos los demás objetivos. En el mundo real, el conocimiento académico se transmite mediante las habilidades sociales. Incluso las habilidades de comunicación tienen poco peso si no se desarrollan las habilidades sociales que aseguran su comunicación.  

Tres componentes de un Programa de Habilidades Sociales

Existen tres componentes para cualquier programa de entrenamiento en Habilidades Sociales: (1) generar oportunidades a lo largo del día para poner en práctica las habilidades sociales, (2) preparar a los compañeros para que apoyen en la aplicación de las destrezas sociales, y (3) planificar un tiempo específico para la instrucción directa para asegurar la adquisición de nuevas habilidades sociales.

CREAR OPORTUNIDADES.

Es necesario hacer una evaluación sencilla de las oportunidades sociales que surgen en la rutina diaria del alumno. Eso puede empezar con un bosquejo sencillo del día del niño, desde la mañana hasta la noche. La evaluación se hace de manera muy descriptiva ya que cada período del día ofrecerá diferentes oportunidades de interacción social, dependiendo de los compañeros, el maestro, la materia, etc.

Una vez que el equipo tenga buena información sobre las oportunidades naturales donde insertar las habilidades sociales, se puede desarrollar una matriz de destrezas (ver Figura 1). Eso permitirá que a lo largo del día, todos los involucrados puedan entender/apreciar rápidamente en qué momento y lugar se pueden trabajar determinadas destrezas sociales. Estas rutinas podrán reforzar el uso generalizado y funcional de las destrezas sociales meta. 

  Llegada al colegio Clase de Sociales Salón de Recursos Almuerzo Recreo
Comentarios a un compañero X X X X X

Hacer una pregunta social

X     X X
Hacerle un cumplido a un compañero X X X X X
Iniciar una nueva actividad       X X
Iniciar una nueva conversación       X  

 

PREPARAR A LOS COMPAÑEROS.

Los programas de habilidades sociales mediados por los pares han demostrado tener muy buenos resultados. Cuando los compañeros reciben apoyo y entrenamiento, logran enseñar prácticamente cualquier habilidad social. A no ser que el alumno ya esté involucrado en un programa mediado por pares, esta estrategia comienza reclutando a compañeros que estén dispuestos a apoyar. Identifique muchachos que sean hábiles socialmente y que demuestren aceptación. Converse abiertamente con ellos sobre lo que significa ser entrenados para facilitar el desarrollo social de sus compañeros. Su entrenamiento involucraría a un instructor que les modele los métodos de enseñanza y luego les brinde apoyo cuando comiencen a trabajar con sus compañeros. Es muy importante reconocer y celebrar el esfuerzo de estos voluntarios incluyéndolos en reuniones del equipo profesional y en la toma de decisiones sobre alguna modificación al programa.

PLANIFICAR TIEMPO PARA LA INSTRUCCIÓN DIRECTA.

Es necesario planificar tiempo para la instrucción individual y en grupos pequeños para facilitar la adquisición de las destrezas sociales. Al igual que con cualquier destreza nueva compleja, es importante apartar un tiempo para practicar y tener retroalimentación. Las habilidades sociales -como cualquier otra - progresan de la instrucción directa a la generalización. A medida que se adquieren nuevas habilidades en el contexto de instrucción directa, se procede a su aplicación aprovechando las oportunidades naturales detectadas y con el apoyo de los pares. Esto a su vez abre espacios para iniciar la enseñanza de nuevas habilidades en el contexto de instrucción directa.

LA ESTRUCTURA COMO VARIABLE CRÍTICO

La enseñanza de habilidades sociales puede ser desafiante a medida que el alumno va creciendo y se hace más difícil tener acceso al apoyo de los compañeros. Esto significa que no hay tiempo que perder para trabajar sobre las habilidades sociales de los alumnos con Autismo ya que estas habilidades serán necesarias más adelante para poder retener un empleo, mantener relaciones sociales y tener acceso a la comunidad. Con frecuencia es necesario hacer un programa intensivo de instrucción. El empleo de estrategias instruccionales de Prueba Discreta (Discrete Trial Instruction) ha derivado en numerosas estrategias de intervención que han sido validadas. Si bien el entrenamiento con Pruebas Discretas abarca muchas técnicas (por ejemplo, auto-monitoreo/self-management, modelado con video, entrenamiento en respuesta pivotal), todas toman en consideración el variable estructural.

Las destrezas pueden aprenderse bajo condiciones muy rígidas o muy flexibles (tight scructure and loose structure). Las estructuras rígidas (tight structures) incluyen situaciones en que el maestro se sienta frente al alumno para modelar las nuevas habilidades sociales, instándolo a la imitación. Mediante la práctica repetida, el alumno tiene muchas oportunidades para practicar y perfeccionar la habilidad.

En un contexto de estructura flexible (loose structure), el alumno podría interactuar con sus compañeros en un ambiente natural. Durante esa situación de estructura abierta se pueden propiciar varias oportunidades incidentales para la práctica de la destreza social.

Existen beneficios y riesgos en cada estructura. La rígida (tight) ofrece mayor rapidez en la adquisición mientras que la estructura flexible (loose) ofrece mejor generalización. Sin embargo, bajo la estructura rígida existe el riesgo de que el alumno no comprenda cómo utilizar la destreza en situaciones naturales de interacción social. Mientras, bajo la estructura flexible, existe el riesgo de que la adquisición de destrezas tarde mucho tiempo ya que hay limitadas oportunidades para practicar. Es por ello que se requiere una combinación de ambos abordajes: estructura rígida y estructura flexible. Un buen programa tendrá un equilibrio entre ambas estructuras para que el alumno tenga tiempo para la adquisición y oportunidades para la generalización.

El alumno que está progresando lentamente en el desarrollo de habilidades sociales podría necesitar que al menos un 50% del tiempo de instrucción en destrezas sociales sea bajo el modelo de estructura rígida (por ejemplo, instrucción uno-a-uno o en grupos pequeños). Esto le permitirá progresar más rápidamente en la adquisición de las habilidades que necesitará para participar en situaciones sociales de estructura flexible. A medida que el alumno tiene mayor éxito, se puede asignar mayor tiempo instruccional a situaciones de estructura flexible para que el alumno tenga mayores oportunidades para generalizar los aprendizajes.
El alumno que está cumpliendo con los objetivos sociales más rápidamente podría tener un programa representado por 20% bajo estructura rígida y 80% bajo estructura flexible. De esa forma, si el alumno tiene 5 horas para desarrollar su programa de habilidades sociales, una hora podría dedicarse a la instrucción directa e individual y 4 horas a la práctica de habilidades en contextos naturales (por ejemplo, con mediación de pares).

INVOLUCRAR A LOS COMPAÑEROS

Un grupo de pares involucrados puede acelerar el éxito del programa. Por el contrario, la falta de apoyo de los pares puede resultar en conductas sociales que no llegan a convertirse en habilidades funcionales. El éxito del programa dependerá de preparar a los compañeros para enseñar y apoyar las conductas sociales adecuadas. Es necesario enseñar a los pares el modelado de las conductas sociales meta (targeted social behavior) y reforzar las destrezas sociales emergentes con recompensas sociales bien planificadas y naturales. Debemos a enseñar al alumno objeto del programa a observar a sus pares, seguir las instrucciones y recibir la retroalimentación de sus compañeros (por ejemplo, cumplidos, instigación), pedir su ayuda y disfrutar de su compañía.

Un programa típico de destrezas sociales podría enfocar diferentes tipos de iniciaciones, respuestas, formulación de preguntas, y habilidades para extender las interacciones (por ejemplo, comentar, emitir cumplidos). Sería ideal que los compañeros “instructores” se involucren en la selección de conductas sociales a entrenarse. Esto resulta en un mejor “encaje contextual” (contextual fit) cuando el aprendizaje se produce en situaciones de estructura flexible de interacción con los pares.

La etapa inicial de instrucción dirigida a los compañeros debe ser intensiva, con el instructor pasando tiempo solo con ellos. Este espacio se dedicaría a modelar cómo se pueden enseñar las destrezas sociales individuales. También es un espacio donde enfatizar la importancia del trabajo que desarrollarán. Es un contexto donde debemos trabajar en la consolidación y motivación del equipo.

AUTO-MONITOREO

Las estrategias de auto-monitoreo han resultado muy exitosas para enseñar a los alumnos con Autismo a apoyarse a sí mismos en la práctica de las habilidades sociales. Una vez que la destreza se aprende en el contexto de instrucción directa, puede ser auto-monitoreada fuera de esas sesiones. El estudiante aprende a observarse a sí mismo y registrar su propia conducta. Los estudiantes pueden establecerse metas y recompensarse al lograrlas. Pueden aprender cómo buscar retroalimentación y ajustar sus conductas en diferentes situaciones. Estas estrategias pueden iniciarse tan temprano como en segundo grado en alumnos capaces de discriminar cuando están o no están utilizando determinada conducta en un contexto social.

APOYOS VISUALES PARA LAS NORMAS SOCIALES

Si bien es necesario enfocarnos intensamente en la adquisición de las habilidades sociales críticas e individuales, también es importante enseñar al alumno las normas sociales más amplias. Resulta imposible enseñar todas las destrezas y normas sociales al niño de una vez. Sin embargo, podemos emplear apoyos visuales a colocarse en las paredes, sobre el escritorio, en diarios o cuadernos para que el alumno los utilice como referencia de lo que se espera en una rutina específica. Por ejemplo, se podría colocar un letrero sobre el escritorio del alumno que diga: “Si necesito ayuda, puedo…”. El alumno puede aprender a manejar la auto-regulación (self-management) en el caso de las destrezas sociales específicas y apelar a los apoyos visuales en relación con las normas sociales más amplias que no se han trabajado dentro del programa de auto-regulación.

RESUMEN

La dificultad en las habilidades sociales es uno de las características definitorias del Espectro Autista. A medida que le enseñamos a los muchachos otras habilidades que necesitarán como adultos no podemos olvidar que estarán aislados sin las destrezas sociales. Estas habilidades se aprenden mediante la práctica intensa y con el apoyo de los pares en rutinas naturales bien identificadas. Los objetivos sociales tienen que ser aparentes para que tanto el alumno con TEA como sus compañeros puedan fácilmente identificarlos y modelarlos. Con el apoyo de un equipo activo que incluya a sus padres, maestros y compañeros el alumno podrá alcanzar su máximo potencial.


Autor: William D. Frea, Psicólogo clínico y director de Autism Spectrum Therapies, en Culver City, California.
Fuente: Impact, Vol. 19 No. 3, Otoño-Invierno 2006-2007
Traducción: Ángela Couret

Leer el artículo en su versión original AQUÍ

MAS SOBRE ESTE TEMA:

La importancia de desarrollar habilidades sociales. Cómo trabajarlas desde casa

Cómo promover la inclusión social de nuestros jóvenes y adultos con discapacidad

Visto 1371 veces

Banner Cirdis2016 291x86

banner concurso2017

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA