Ese primer encuentro entre amigos potenciales. Como facilitarlo.

  • Imprimir Amigable y PDF
 
Los niños que nunca han tratado a un compañerito con necesidades especiales pueden sentirse tan abrumados ante las diferencias que no podrán superarlas para forjar una amistad. Esta situación puede ser aliviada si tomamos ciertas medidas preventivas.


Anticipándonos a la reunión...

 

Algunos padres afirman que obtienen buenos resultados advirtiendo sobre la condición de su hijo a los padres de los amigos potenciales, anticipándose a ese primer encuentro.

 

Por ejemplo, David nació con espina bífida...utiliza una silla de ruedas. Agregando de inmediato algo positivo sobre el niño que ofrezca a un amigo en potencia la oportunidad de fijar su atención en algo que no sea el impedimento del niño por ejemplo, le encantan los caballos y el bowling, sugiriéndoles cómo explicarle el impedimento a sus hijos antes de la visita.

 

Frecuentemente se hace difícil explicar a nuevas amistades sobre la limitación de un hijo, pero inclusive las palabras que utilizamos para la explicación pueden ser de gran relevancia. Algunas sugerencias:

 

Antes de que vengan de visita, informarles sobre el impedimento, especialmente si hay algo diferente que llame la atención.

 


Hacer énfasis primero en el niño y no en el impedimento o la enfermedad, tomando en consideración la edad de los visitantes. La explicación que ofrezcamos a un niño pequeño debe ser sencilla. Los mayores pueden pedirnos mas información.

 


Tener programada una estrategia de juegos para romper el hielo.
Dr. Harper, un psicólogo pediátrico de la Univ. de Iowa (EE.UU.) comenta: Cuando un niño sin impedimentos conoce a uno que es diferente puede sentirse naturalmente curioso y hacer preguntas incómodas...el niño sin dificultades no tiene la experiencia para manejar la situación y el que tiene el impedimento frecuentemente no ha tenido mucha experiencia conociendo gente nueva.

 

Walter, un papá, descubrió que la forma mas efectiva de ayudar a los jóvenes visitantes a "conectarse" con su hijo era sugerirle que le enseñara su cuarto. Usualmente una vez allí, la colección de soldados de su hijo se volvía el centro de atención, en lugar del impedimento evidente del niño.

 

Otra posibilidad, aplicable en el caso de un niño que maneja el lenguaje gestual: propiciar una sesión de aprendizaje de señas. Un niño con conocimientos de computación, o juegos de cartas, puede invitar a los nuevos amigos a jugar. La participación de los hermanos puede también facilitar el contacto inicial.

 


Ensayar conversaciones difíciles.

 

Cuando Dr. Harper entrena a los padres en cómo hablarle a otros adultos sobre su hijo con necesidades especiales, les recomienda practicar delante de un espejo para que se familiaricen con sus expresiones faciales. Por ejemplo, observarse diciendo: Sí, fue difícil en un principio pero mi hijo tiene muchas cosas a su favor y está mucho mejor. Gracias por preguntar. Asegúrarse que su respuesta y su expresión se proyecten positivas y amistosas.

 

Facilitando la interacción

 

Algunos niños, especialmente aquellos con necesidades especiales, necesitan aprender a interactuar. Los padres pueden proporcionar esa instrucción específica teniendo en cuenta las siguientes pautas:

 

Elegir una actividad de interés para ambos niños. La actividad debe promover la interacción.

 

Por ejemplo, en cuanto a actividades y juguetes que conduzcan a la interacción: los cubos, las pelotas o los camiones ofrecen mayores oportunidades de interacción que los lápices de colores, los rompecabezas o los peluches.

 

Es necesario escoger actividades participativas...los padres deben encontrar actividades placenteras para los dos niños y que no acentúen la limitación del discapacitado. Seguramente habrá que adaptar algunos juegos y actividades para lograr este fin.

 


Dar tiempo a los niños para que aprendan las actividades.

 


Decir a los niños lo que deben hacer y mostrarles cómo. La forma más fácil de enseñar la interacción en el juego es indicarles a los niños lo que deben hacer. En algunos casos, los padres quizá tengan que servir de modelo para mostrarle a los niños cómo interactuar. En esa forma pueden modelar cómo compartir, cómo iniciar una actividad o cómo darle un desenlace a la acción de un juego.

 


Elogiar a los niños cada vez que interactúen.
 
Fuentes: 
Ese primer encuentro, por Daphne Larkin, Parenting, Nov. 92.
El Niño Especial: El papel de los hermanos en su educación, por T.H. Powell y P. Ahrenhold Ogle, 85. 
Publicado en Paso a Paso, Vol. 3 No. 3 (Nov./Dic. 97)

 

Visto 3134 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Banner Concurso2016 291x86

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA