"Un Mundo con Acceso para Todos". Material didáctico

  • Imprimir Amigable y PDF
A todos los adultos (padres, madres, abuelos, abuelas, maestros y maestras) que compartirán con los niños y niñas la lectura de estas páginas. A todos los niños y niñas que dedicarán un rato de su tiempo para reflexionar acerca de "Un mundo con acceso para todos". A las personas con discapacidad y a sus familias, por permitirnos aprender de su coraje y por enseñarnos a ver, oír, sentir y amar la vida, de muchas maneras.

 


La edición de este material divulgativo, que aspira sensibilizar y crear conciencia acerca de la problemática de integración y derechos de las personas con discapacidad, ha sido posible gracias a la sinergia de la Fundación Venezolana Pro-Cura de la Parálisis, la Fundación Paso a Paso, el Centro profesional de Sordos y la contribución del Programa de pequeñas Donaciones del Banco Mundial.

 

¿Qué significa un Mundo con acceso para todos?

 

- Un mundo donde las diferencias entre unas y otras personas se aceptan con sentido de respeto mutuo.

- Un mundo donde todos los seres humanos gozan de los mismos derechos.

- Un mundo donde los deberes se entienden no como un castigo o una obligación odiosa, sino como una manera digna de convivir en armonía.

- Un mundo donde las personas que sufren alguna discapacidad se sienten incluidas, aceptadas y tomadas en cuenta para desarrollar a plenitud su capacidad para vivir y amar.

 

- Un mundo sin barreras sociales, físicas, mentales y afectivas, es decir un mundo para todos con acceso para todos.

 

- Un mundo donde todos podamos vivir la vida, la paz y el amor.

¿Es nuestro mundo "un mundo con acceso para todos"?

 

No lo es...pero puede llegar a serlo.
Todo depende de todos y cada uno de nosotros. También de ti.

 

Por eso queremos compartir estas páginas dedicadas a quienes tienen mayores dificultades para acceder a las cosas del mundo. Queremos que conozcas cómo es el mundo para las personas con discapacidad de forma tal que, entre todos, contribuyamos a su integración y al respeto de sus derechos.

 

Vale la pena que reflexiones en lo siguiente: se trata no solamente de atender la realidad de las personas con discapacidad sino que se trata también de atender la realidad de sus familiares. Padre, madre, hermanos, hermanas, abuelos, abuelas, tíos y tías, todos los miembros de una familia tienen derecho a compartir la certeza de que cuando en el mundo se habla de calidad de vida para los ciudadanos significa que es respeto y calidad de vida para todos. Sabemos que lo que afecte a un miembro de la familia, afecta a la familia y lo que beneficia a un miembro de la familia, beneficia a la familia.

 

Y en la medida que se comprenda esta situación estaremos afectando o beneficiando a toda la sociedad.

 

¿Qué significa "Personas con Discapacidad"?

 

Desde hace muchos años la Organización de Naciones Unidas (O.N.U.), la Organización Panamericana de la Salud y la Organización de Estados Americanos (O.E.A.) han estudiado, analizado y discutido desde cuál debe ser la terminología a utilizarse hasta los derechos relacionados con las condiciones y adaptaciones que requieren las personas con discapacidad.

 

La denominación PERSONAS CON DISCAPACIDAD es un término desarrollado por la Organización de Naciones Unidas (O.N.U.). Viene de la raíz griega DIS, que significa "alteración" y CAPACIDAD, de raíz latina, que significa "aptitud para realizar algo".

 

Anteriormente se aplicaban términos que resultaban equivocados y hasta irrespetuosos, tales como: inválidos, incapacitados, mongólicos, minusválidos, retrasados, atrasados, impedidos, etc. Cada vez es menor el número de personas que incurre en estos errores pues las organizaciones de apoyo a las personas con discapacidad han desarrollado campañas efectivas al respecto.

 

Una persona con discapacidad es una persona que presenta trastornos que alteran la posibilidad de realizar algunas actividades relacionadas con:

 

- Su movilidad (discapacidades motoras)
- Su sensorialidad (discapacidades sensoriales)
- Su intelecto (discapacidades intelectuales)

 

La discapacidad puede presentarse en forma permanente, temporal o periódica. También hay niveles o grados de discapacidad, por ejemplo en el caso de las deficiencias auditivas se incluye desde una persona con dificultades parciales para oír hasta una persona completamente sorda. Además, en ocasiones una misma persona puede presentar una o más discapacidades y se les llama multimpedidas.

 

Según sea el tipo de trastorno o limitación, las discapacidades se pueden distinguir de varias maneras, entre éstas:

 

Discapacidades motoras

 

-Ambulatorios: estas personas tienen dificultades para caminar y muchas veces deben ayudarse con bastones, muletas, andaderas, tripoides, prótesis, etc. Por ejemplo, personas que padecen de parálisis de alguna parte de sus extremidades, o que les ha sido amputada una pierna, o que han sufrido fracturas y deben llevar yesos y personas con secuelas de enfermedades (óseas, musculares, neurológicas) que han afectado su capacidad para caminar. En este grupo se encuentran también personas recién operadas y los ancianos.

 

-No ambulatorios: se refiere a las personas que tienen que utilizar silla de ruedas, desplazándose en ellas por su propia movilidad o ayudados por otras personas.

 

Discapacidades Sensoriales

 

- Se trata de personas con dificultades de percepción debido a limitaciones en sus capacidades relacionadas con los sentidos de la vista y del oído.

 

- En este grupo encontramos personas con trastornos visuales o ciegos y personas con trastornos auditivos en diversos grados o sordos.

 

- También se da el caso de personas con trastornos auditivos y visuales (sordociegos).

 

Discapacidades intelectuales o mentales

 

- Las discapacidades intelectuales o mentales están relacionadas con alteraciones o trastornos en el funcionamiento del cerebro, que dificultan la comprensión del mundo y de las cosas.

 

- Las discapacidades intelectuales o mentales se pueden manifestar en niveles leve, moderado, severo o profundo.

 

- Dentro de esta clasificación se encuentran las personas con retardo mental y con síndrome de Down.

 

Dificultades de aprendizaje

 

Muchas personas presentan dificultades para aprender, bien sea por causas internas o por causas externas. A veces, en el Pre-Escolar o en los grados de Educación Básica, se presentan casos de niñas y niños que presentan interferencias o bloqueos en su proceso de aprendizaje. Estos problemas pueden ser consecuencia - como ya señalamos - de causas intrínsecas al desarrollo (condiciones internas) o causas extrínsecas (condiciones externas) como son los aspectos socio-económicos y culturales. Por ejemplo, un ambiente de extrema pobreza incide en el desarrollo emocional, social y escolar de los individuos y puede ser causa del bajo rendimiento, de la repitencia de grados y de la deserción escolar.

 

¿Por qué las personas con discapacidad tienen mayores dificultades de acceder al mundo?

 

Porque no ha habido la suficiente conciencia y disposición para comprender sus diferencias y sus derechos; sin embargo cada día se suman más logros al respecto. El sólo hecho de que estés leyendo y compartiendo este librito con tus compañeras y compañeros de clase, con tus maestros y maestras, y con tu familia es un paso más en beneficio de este sector de la población.

 

En 1976 la O.N.U. decretó "la participación plena y de igualdad para las personas con discapacidad" y en 1993 la Asamblea General de la O.N.U. promulgó las "Normas Uniformes para la Equiparación de Oportunidades para las personas con discapacidad."

 

Muchos países han hecho y siguen haciendo esfuerzos para implementar leyes que faciliten y permitan la integración de las personas con discapacidades a una vida plena y con todos los derechos ciudadanos, de esta manera las leyes contemplan el acceso a:

 

- Espacios y ciudades sin barreras arquitectónicas.
- Instalaciones y lugares (públicos y privados) donde poder realizar actividades educativas, deportivas y recreacionales: universidades, iglesias, comercios, teatros, cines, parques, oficinas, etc.
- Transitar libre y cómodamente por la calle, con rampas y señalizaciones apropiadas.
- Estacionamientos que prevean espacios para los automóviles que las transporten.
- Baños adaptados a sus necesidades.
- Vehículos de transporte público adaptados a sus necesidades: metro, buses, aviones, etc.
- Una infraestructura adecuada en el sitio de vivienda.
- La rehabilitación y a la educación.
- Ayudas técnicas para facilitar la escolaridad.
- Un empleo productivo.
- La integración escolar y laboral y a las oportunidades de desarrollo social de todo ciudadano.
- Una vida íntegra, digna y autónoma.
- Acceso al futuro.

¿Quiénes son los responsables de que exista un mundo con acceso para todos?

 

- Promotores, constructores, industria inmobiliario.
- Profesionales de la arquitectura, ingeniería, urbanismo y afines.
- Direcciones de Ingeniería y Oficinas locales de Planeamiento urbano.
- Ministerios de servicio e infraestructura.
- Ministerios de Educación, Cultura y Deportes.
- Ministerios de servicios sociales.
- Alcaldías y Gobernaciones.
- Sector empresarial, público y privado.
- Comunidades y Asociaciones de Vecinos.
- Instituciones y planteles educativos.
- Organizaciones de Desarrollo Social que dan apoyo a las personas con discapacidades.
- Educadores, recreadores, artistas.
- Todas las personas con conciencia social: niños, niñas, jóvenes y adultos.

¿Existen en Venezuela leyes para proteger e integrar a las personas con discapacidades?

 

Ya hemos señalado que en casi todo el mundo hay leyes para que las personas con discapacidades ejerzan todos sus derechos ciudadanos, sin discriminación y en igualdad de condiciones, incluso tenemos esta Ley en Venezuela, lo que pasa es que no se cumple. En la mayoría de los casos no se cumple porque mucha gente no sabe que la Ley existe.

 

¿Desde cuándo existe esta ley en Venezuela?

 

Esta Ley está vigente desde enero de 1994 y fue publicada en la Gaceta Oficial No. 4.623. Actualmente esta Ley está en revisión a fin de mejorar y actualizar sus contenidos.

 

¿A quiénes corresponde hacer cumplir esta Ley?

 

Las Alcaldías y las Gobernaciones deberían ser los primeros en dar ejemplo para hacer cumplir esta Ley, que es también una responsabilidad de quienes construyen casas, edificios, oficinas, centros comerciales, educativos, culturales, recreativos, calles y aceras. Es decir, todos los profesionales que trabajan en la industria inmobiliaria y de la construcción como son los arquitectos, ingenieros y urbanistas. El cumplimiento de esta Ley es también un asunto de las Direcciones de Ingeniería y Oficinas de Planeamiento Urbano, de los Ministerios de servicios e infraestructura, del sector empresarial, de las empresas de transporte, de las comunidades de vecinos, de las instituciones y planteles educativos y de todas las personas con conciencia social.

 

Ahora bien, todos los ciudadanos están en el deber y en el derecho de hacer cumplir esta Ley, por lo tanto: todos somos responsables y podemos denunciar su incumplimiento, para que los organismos y personas que no la cumplan sean debidamente sancionados.

 

Herbert Enrique Corona opina de la Ley y de su cumplimiento.

 

Herbert es un joven que, luego de sufrir un accidente, se vio obligado a utilizar en forma permanente una silla de ruedas para desplazarse. Herbert se graduó de abogado con mucho esfuerzo y mérito y es un trabajador incansable por los derechos humanos. Su opinión es muy importante, porque está basada en su propia experiencia.

 

él nos dice:

 

"...las personas con discapacidad no estamos solicitando una cuota de lástima, vivimos reclamando lo que por derecho nos pertenece, que no es otra cosa que el hecho de permitirnos desarrollarnos como personas ante una sociedad continuamente cambiante y en donde las personas con discapacidades podemos aportar muchas alternativas importantes."

 

¿Qué son las barreras?

 

Generalmente se denomina "barreras" a los problemas que las personas con discapacidades encuentran a su paso y que les impiden desarrollar sus actividades y tener una calidad de vida de acuerdo a sus plenos derechos como ser humano y como ciudadano. En un principio se aplicó a las barreras arquitectónicas, es decir a aquellas que impedían el libre desenvolvimiento de las personas por las calles y edificaciones. Sin embargo, a medida que se profundiza en el mundo de las personas con discapacidades encontramos que las barreras van más allá de la arquitectura. De esta forma detectamos barreras tecnológicas, sociales, emocionales y mentales.

 

Poco a poco se han ido superando gran cantidad de barreras, gracias a las leyes, gracias a la conciencia (cada vez mayor) de que hay que hacer énfasis en las habilidades y no en las limitaciones y gracias también a las personas (cada vez más) dispuestas a colaborar. Actualmente casi todos los electrodomésticos, teléfonos, automóviles, computadoras, incluyen mecanismos de adaptación para las personas con discapacidad. Hoy en día es posible ver en escuelas y colegios a más niños y niñas con discapacidad.

 

El derecho fundamental a aprender se da en planteles especializados y también en planteles regulares, dejando atrás las injustas discriminaciones del pasado. De esta manera vemos con orgullo como los niños y niñas con discapacidad tienen la oportunidad de asistir a las escuelas regulares, donde además de progresar más rápidamente proporcionan una valiosa experiencia de convivencia a sus compañeras y compañeros.

 

¿Cómo sortear y superar las barreras?

 

Las barreras condicionan el acceso. A continuación te vamos a mencionar las más resaltantes y, en la medida en que te informes del tema, verás como tú mismo aprenderás a detectar y a combatir estas barreras. Las personas que requieren la ayuda de aparatos o equipos para desplazarse (bastones, muletas, andaderas, tripoides, prótesis, etc.) encuentran dificultades para:

 

- Salvar pendientes pronunciadas, desniveles aislados y escaleras, sea por carecer de fuerza o equilibrio.
- Pasar por espacios estrechos.
- Recorrer trayectos largos sin descansar.

Estas personas corren mayores peligros y están más propensas a resbalones o tropiezos y en ocasiones poseen limitaciones para alcanzar objetos que estén en el suelo o por encima de la altura de sus cabezas. Muchas de ellas presentan dificultades para abrir y cerrar puertas, para levantarse, para accionar mecanismos y aparatos, para alcanzar los controles de ascensores o los suiches de luz y para utilizar los lavamanos y las pocetas. Si además el desplazamiento es en silla de ruedas se requiere de espacios amplios para girar y hacer pasar la silla.

 

En el caso de las personas con discapacidad visual, los problemas se centran en la dificultad para detectar obstáculos 8desniveles, elementos salientes, huecos, etc.) y también para determinar informaciones, direcciones y ubicaciones. Las restricciones visuales requieren desde información especial expresada en grandes letras, colores e imágenes, señales acústicas hasta información de lectura táctil, como es el sistema Braille para leer y para la localización de objetos y ubicación. El ingenio y la tecnología han hecho posible ayudas para las personas con discapacidad visual: lentes convencionales, lentes de contacto, lentes intraoculares y sobretodo la invención del sistema Braille (es una escritura hecha con signos grabados a partir de huequitos, estos signos se leen a través de los dedos), computadoras adaptadas, libros grabados en casettes, semáforos que transmiten sonidos, etc.

 

Las personas con discapacidad auditiva requieren también de información especial expresada a través de señales luminosas y también de ampliación de sonidos. Igualmente el desarrollo de la tecnología permite hoy mejorar algunos niveles de audición a través de aparatos amplificadores colocados en el oído, con el tiempo se ha difundido también el sistema de lectura de los labios y el lenguaje de señas.

 

Las personas con dificultades intelectuales cuentan hoy con progresos interesantes como las técnicas de estimulación temprana, las nuevas metodologías para aprender, las cuales les permiten además tener una vida más autónoma y acceder a un trabajo.

 

Hay algo curioso e interesante para comentar: se ha hecho cada vez más común la presencia de "perros de servicio" para personas con discapacidades. Se trata de mascotas entrenadas para las personas ciegas o para las personas que tienen que utilizar sillas de ruedas. Estos perros resultan de gran ayuda y además proporcionan una afectuosa compañía.

 

Ahora bien, para terminar de hablar de las barreras, vamos a transcribir las palabras de un niño a quien la parálisis cerebral le impide mover sus manos, brazos y piernas, pero no le impide soñar y mostrar en sus ojos el brillo de su inteligencia y sensibilidad.

 

Sentado en su silla de ruedas y tecleando con un solo dedo, escribió lo siguiente en una computadora: "Todas las barreras se derrumban con el amor".

 

Desde la perspectiva de Eva

 

Eva Isidoro Cabañas es una joven de 14 años con parálisis cerebral, lo cual le ocasiona dificultades para desplazarse, para mover las manos a voluntad, para hablar y para coordinar sus movimientos.

 

Su perspectiva nos muestra de qué manera muchas barreras provienen incluso de la conducta de los grupos familiares o escolares que rodean a las personas con discapacidad. Es así como Eva expresa sus recomendaciones para los padres y los maestros:

 

"Mi consejo a maestros de personas con discapacidad es que deben guiarlos y ayudarlos sólo cuando lo necesiten, obligarlos a hacer esfuerzos cuando estén haciendo cualquier cosa, preguntarles sobre algo, si se diera el caso, y no tratarlos como si no tuvieran capacidad para pensar, que a veces ocurre. Deben trabajar con mucho cariño, si no es así muchas veces el resultado no es el mismo."

 

Y veamos lo que nos dice acerca de cómo son sus logros y sus limitaciones:

 

"He aprendido que mi vida es mía y sólo mía. El día de mañana mis padres no estarán y por lo tanto he tenido que aprender a vivir prácticamente por mí misma; que nadie va a hacer lo que tú quieres, sólo tú; que muchas veces somos nosotros los que nos ponemos las limitaciones por miedo al fracaso y que hay que aprender a disfrutar de las pequeñas cosas. Soy tan importante y tan capaz de hacer cosas como cualquier otro."

 

De paseo para el parque

 

Autor: Rosario Anzola

 

En unos momentos nos vamos con los niños de 2do grado a visitar el Parque de la esquina, el que fue remodelado recientemente. Ahora sí podemos ir todos, ya van a ver por qué - dijo la maestra Elizabeth a sus niños de 1er Grado.

 

Los treinta y pico de niños gritaron alborozados. Efectivamente, al poco rato estaban formando fila en la puerta de la escuela. La maestra Laura daba instrucciones para que no olvidaran sus termos con agua.
En fila de dos en dos tomaron la acera. Llegaron a un Parque con un gran letrero que decía: PARQUE INFANTIL CON ACCESO PARA TODOS, Un parque especial para todos los niños.

 

¿Qué tenía de especial ese Parque?

 

Anita pudo desplazarse con su silla de ruedas por las rampas de acceso y Víctor, que tenía una pierna enyesada, por primera vez en muchos días, no tuvo dificultad para caminar con sus muletas.

 

La grama cuidada, los árboles y plantas recién podados y la pintura reciente daban al parque un aire de traje nuevo. El sol y las nubes pusieron de su parte, pues hacía una mañana realmente esplendorosa. Pedro Manuel se movía a sus anchas con su bastón blanco, mientras sus compinches Diego y Tomás le iban diciendo como habían pintado el parque.

 

- Las barandas son rojas y tienen unos rombos amarillos de adorno. Los bancos son azul marino.

 

- ¿Y existe el color amarillo marino? - preguntó Pedro Manuel, imaginando los colores con las referencias ausentes de sus ojos. No, a ese lo llamamos amarillo tostado, que es como un dorado... Chamo, me la pones difícil...Dorado es como un color que brilla. Lo que brilla es algo que te pega en los ojos como la luz. Así están pintados los columpios. - respondió Tomás, con un suspiro de alivio. Vamos hacia allá.

 

Cuando llegaron donde estaban los aparatos de juego se encontraron con que casi todos estaban ocupados. Gabriel y Cecilia amarraban a Anita en un columpio adaptado para su cuerpo, que parecía no hacerle caso. Al fin la sentaron y la mecieron hasta más no poder, después se fueron turnando el columpio.

 

En el subibaja los morochos hablaban con el lenguaje de señas a José Alejandro. En apenas tres meses toda la clase había aprendido a hablar con señas para poder entenderse con quien, hasta el momento, era el mejor alumno del salón.

 

Pedro Manuel, Diego y Tomás tomaron hacia los juegos especiales. Se metieron en una selva inmensa de tubos. Descubrieron que al moverse entre los tubos, éstos chocaban entre sí produciendo agradables combinaciones de sonidos. Después pasaron a una sucesión de cortinas de tiras plásticas, donde tuvieron que abrirse paso como si fueran lianas.

 

El contacto con las tiras en la cara, en las manos, en los brazos, les arrancaba carcajadas de gozo. Al instante todos los demás quisieron probar la misma experiencia y ya no cupo nadie más en la selva de tubos y en la selva de tiras. Muchos se retiraron contrariados por los empujones, los más perseverantes se quedaron gozando un puyero. La maestra Elizabeth se dirigió a donde estaba el trío de compinches, indicándoles que se fueran a la pared de texturas.

 

Les señaló una inmensa pared llena de cuadros y les indicó que para jugar con la pared tenían que cerrar los ojos e ir tocando su superficie lentamente.

 

- ¡Trampa, trampa! - gritó Diego.

 

Pedro Manuel nos lleva ventaja, él no tiene que cerrar los ojos.
- Pero no se trata de una competencia - replicó la maestra. Disfruten el juego.

 

Diego y Tomás con los ojos cerrados, fueron pasando las manos y los brazos por la pared, donde a cada trecho se podía experimentar el conmovedor contacto con superficies ásperas, lisas, carrasposas, puntiagudas, frías, calientes, etc. Pedro Manuel hacía lo mismo, pero con una mayor concentración. La curiosidad de Diego no tuvo freno y preguntó a Pedro Manuel.

 

- Epa, chamo. ¿Qué sientes tú?

 

- Bueno, acá siento como si fuera las plumas de mi loro Bertilio. Y por acá como la concha de Carlota la morrocoya de la escuela. Y...esto es...creo, así debe ser el color blanco. Y este pedazo con puntas grandes y pequeñas es como el sonido de una pelea de gatos.

 

- ¡Perro! - exclamó Tomás. Por eso es que sabes más que nosotros. Porque tu si que inventas. ¡Qué fino!

 

Soltaron los columpios y una de las voces dictaminó - Vámonos para allá.

 

Los tres salieron lo más rápido que dieron sus piernas y se mecieron, compitiendo, a ver quién llegaba más alto.

 

Pero, no se sabe por qué razón en los Parques el tiempo se va a la carrera y las maestras Laura y Elizabeth comenzaron a llamar a sus alumnos para regresar de vuelta a la escuela.

 

- Niños, niñas. Recojan sus cosas. <Ya van a ser las 12.

 

Por supuesto nadie quería irse. Todos parecían tan sordos como José Alejandro. A regañadientes fueron reuniéndose a la salida del Parque. Anita tomó a la maestra por la mano y la haló hacia abajo.

- Acérquese que le voy a decir un secreto.

 

La maestra se agachó para ponerse a la altura del rostro de Anita.

 

- Ya sé por qué Ud. nos dijo que ahora sí podemos venir todos al Parque. Porque este es un Parque Infantil con Acceso para Todos y todos quiere decir todos. Los que pueden y los que no pueden caminar, oír, ver, entender y hacerse entender. Dele las gracias por mí y por todos, a quienes lo han hecho posible.

 

Nota: Cualquier parecido con la vida real es mera coincidencia. Ojalá que este parecido fuera - de verdad - más que una coincidencia. Los Parques Infantiles con Acceso para Todos dependen de todos.

Preguntas y Recomendaciones para la Reflexión y el Aprendizaje

 

Lee cuidadosamente las siguientes preguntas y respóndelas con la mayor sinceridad.

 

1. ¿Conoces a algún familiar o algún amigo que tenga una discapacidad?

 

2. ¿Quién es, cuántos años tiene y qué clase de discapacidad tiene?

 

3. ¿En qué se desempeña: estudia o trabaja?

 

4. ¿Está integrado a las actividades familiares?

 

5. ¿Está integrado a las actividades de la comunidad?

 

6. ¿Cuáles consideras que son sus barreras?

 

7. ¿Cuáles consideras que son sus logros más importantes?

 

Ponte en el lugar...

 

1. ¿Te imaginas cómo hace una persona en silla de ruedas para subir escaleras?

 

2. Cuenta cuántos escalones te encuentras cuando vas de tu casa a la escuela o colegio.

 

3. ¿Tiene escalones el acceso a tu casa o a tu apartamento?

 

4. ¿Tienen rampas las aceras que rodean la casa o el edificio donde vives?

 

5. ¿Podrías transitar en silla de ruedas de tu casa a la escuela o el colegio?

 

6. ¿Podrías desplazarte en silla de ruedas por tu casa?

 

7. ¿Podrías desplazarte en silla de ruedas por tu escuela o colegio?

 

8. ¿Podrías usar el baño en tu escuela o colegio si estuvieses en silla de ruedas?

 

9. ¿Podrías acceder en silla de ruedas al Supermercado donde tu mamá o tu papá hace las compras?

 

10. ¿A qué restaurante que tú conoces podría ir (entrar e instalarse con comodidad) una persona en silla de ruedas?

 

11. ¿Qué facilidades tiene tu ciudad para que una persona ciega pueda desplazarse sin dificultades?

 

12. ¿Qué harías y cómo te sentirías si cuando vas a estacionar tu carro y andas con una persona en silla de ruedas, te das cuenta de que el puesto para discapacitados está ocupado por un automóvil que no lleva ocupantes con silla de ruedas?

 

13. ¿Qué facilidades tiene la televisión de tu país para que una persona sorda pueda ver sus programas?

 

14. ¿Te imaginas cómo podrías hacer los recorridos que ya te mencionamos (por el apartamento, por la calle, por la escuela, por el supermercado) llevando un coche de bebés con un par de morochos?

 

15. ¿Te imaginas como se siente la mamá de un niño con retardo mental que no puede participar en actividades recreativas de la comunidad porque su hijo es diferente?

 

16. ¿Te imaginas qué siente el hermano de un niño con síndrome de Down cuando le dicen "Mongólico" y se burlan de él?

 

17. ¿Te imaginas qué siente un niño con problemas para aprender cuando sus compañeros lo llaman "bobo" o "bruto"?{mospagebreak}

 

Cuando conozcas una persona con discapacidad, recuerda que...

 

1. Puedes ofrecerle ayuda, pero no lo hagas en forma precipitada. Pregunta primero si lo desea y cómo puedes ayudarla.

 

2. Una persona en silla de ruedas no necesariamente es una persona enferma. Muchas personas que utilizan silla de ruedas están saludables y fuertes.

 

3. No tienes por qué preocuparte por decir "mira", "oye", "apúrate" cuando hables con amigos con discapacidad. Ellos comprenden que es una manera de decir las cosas.

 

4. Cuando no entiendas bien algo que ha dicho una persona con dificultades de lenguaje, puedes pedirle que te lo repita.

 

5. Si se trata de hablar con una persona sorda o hipoacúsica (que escucha poco) háblale de frente, despacio y articulando bien las palabras.

 

6. Si se trata de una persona que tiene disminuida la visión o que no ve, camina un poco más adelante para guiarla y, si están caminando, no la tomes del brazo, deja que ella te tome a ti.

 

7. Si notas que la persona con discapacidad se tarde en comprender instrucciones o en lograr hacer algo, espera que lo haga a su propio ritmo y a su propio paso.

 

8. Si un intérprete está ayudándote a comunicarte con una persona sorda, asegúrate de dirigirte a la persona sorda y no al intérprete.

 

9. No alces la voz cuando hables con una persona ciega, a menos que realmente tenga también problemas para escuchar.

 

10. Nunca te pongas a jugar o a acariciar a un perro guía pues lo distraes de su trabajo.

 

11. Invita a tus amigos con discapacidad a las reuniones y jugos que planifiques, comparte con ellos tus intereses e intercambia ideas, chistes y secretos.

 

12. Trata a las personas con discapacidad como te gustaría a ti que te trataran.

 

¿Sabías qué...

 

>>El 10% de la población del mundo sufre alguna discapacidad motora, sensorial o intelectual.

 

Si partimos del hecho de que Venezuela tiene aproximadamente veinticuatro millones de habitantes, entonces podríamos deducir que en Venezuela existen aproximadamente dos millones cuatrocientos mil personas con discapacidades motoras, sensoriales o intelectuales.

 

De acuerdo a las estadísticas, el 37.3% de la población de Venezuela es menor de 15 años, estamos hablando de aproximadamente 8.952.000 niños, niñas y jóvenes (menores de 15 años). Entonces al calcular el 10% de esta población, tendríamos que en Venezuela existen aproximadamente 895.2000 niños, niñas y adolescentes (menores de 15 años) con algún tipo de discapacidad motora, sensorial o intelectual.

 

Siguiendo con los cálculos, se estima que el 09. De la población del mundo, sin incluir ancianos, utiliza silla de ruedas en forma permanente. Si aplicamos este porcentaje a la población de Venezuela podemos concluir que tenemos 216.000 personas que se movilizan permanentemente en silla de ruedas, de las cuales unas 80.000 serían entonces niños, niñas y adolescentes (menores de 15 años).

 

>>En el mundo de hoy hay cada vez más personas discapacitadas por la acción de productos contaminantes.

 

>>En Venezuela ha aumentado en forma alarmante los discapacitados motores como consecuencia de la violencia (heridas por armas de fuego).

 

>>Cada día hay más profesionales entre las personas con discapacidad: abogados, médicos, maestros, etc.

 

>>El Dr. Stephen Hawkins, uno de los científicos más ilustres en la actualidad, tiene discapacidad motora severa.

 

>>Ludwig Van Beethoven, uno de los más famosos músicos que ha tenido la humanidad, padeció de una disminución progresiva de la audición y nunca cesó de componer sus geniales obras musicales.

 

>>Muchas personas con discapacidad intelectual pueden desempeñar trabajos competitivos en la comunidad.

 

>>Dependiendo de la discapacidad, muchas personas pueden hacer deportes. Hay olimpíadas en las que participan las personas con discapacidad y hay también muchos campeones.

 

>>Las personas en silla de ruedas practican con éxito muchos deportes. Existen incluso sillas de ruedas de competencia para carreras.

 

>>El alfabeto Braille, utilizado por las personas ciegas, es una manera de representar las letras, basada en un rectángulo compuesto por seis puntos al relieve. Los números y letras se forman de acuerdo a la posición de dichos puntos y su lectura se realiza, por tacto, a través de la punta de los dedos.

 

>>Las personas con dificultades para oír cuentan actualmente con la posibilidad de mejorar su audición gracias a aparatos que se colocan externos o internamente en los oídos.

 


¿Qué es Fundaprocura?

 

La Fundación Venezolana Pro-Cura de la Parálisis se creó en 1992 con el fin de desarrollar programas de apoyo dirigidos a las personas discapacitadas que utilizan sillas de ruedas en forma permanente. Desde entonces, esta fundación se ha dedicado a proporcionar asistencia y ayuda a niños, niñas, jóvenes y, en general, a todas aquellas personas que requieren de una silla de ruedas debido a lesiones en la médula espinal o debido a otras circunstancias accidentales o de salud.

 

La población atendida es fundamentalmente e3l sector de menos recursos, que no dispone de medios para adquirir sillas de ruedas o recibir los tratamientos adecuados tendientes a proporcionarles una mejor calidad de vida.

 

Dirección:
Calle Choroní, Quinta FUNDAPROCURA NO. 7
Chuao, Caracas, Venezuela
Teléfono: ((0212) 993-4771 / Fax: (0212) 993-9179
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
www.fundaprocura.org

 

¿Qué es Paso a Paso?

 

La Fundación Paso a Paso se creó en 1991 por iniciativa de un grupo de padres de niños con necesidades especiales y profesionales en campos afines con el objetivo de mejorar la calidad de vida dlel niño y el joven con necesidades especiales y su núcleo familiar.

 

Dirección:
Apartado Postal 80.528, Caracas 1080, Venezuela.
Teléfono: (0212) 979-3743; 976-6030
e-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Web: http://www.pasoapaso.com.ve

 

¿Qué es Ceprosord?

 

El Centro Profesional para Sordos CEPROSORD es una sociedad civil fundada hace 19 años, dedicada a la formación profesional del sordo.

 

Este Centro se encarga de impartir conocimientos a las personas sordas, para que puedan desempeñarse sin complejos en el ámbito laboral, enseñándoles a manejar máquinas y herramientas de artes gráficas, carpintería, herrería, latonería y pintura.

 

Dirección:
4ª Transversal de Boleita Sur Local 58-B
Caracas, Venezuela
Telefax: 234-4615 / 237-0469
e-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Material didáctico dirigido a niños y niñas de 3ro. a 6to. Grado de Escuela Básica
Textos: Rosario Anzola
Documentación: Angela Couret
Diseño y Diagramación: Irene Thielen
Ilustraciones: Rosana Faría
Impresión: CEPROSORD

Visto 8525 veces

Banner Cirdis2016 291x86

ganadores

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.
Comprendiendo mejor el síndrome de Asperger a través de la experiencia de un niño mexicano.

Foto de niño con expresión seria

La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

A través de las relaciones que establecemos con los niños y niñas, aprendemos a comunicarnos con ellos de una manera diferente. Es entonces, cuando se despierta en nosotros el deseo de querer conocer más de su mundo infantil lleno de fantasías y de deseos por descubrir el por qué de las cosas y de los acontecimientos.
 
La convivencia continua con los niños, nos permite conocer su historia de vida y al hacerlo, nos damos cuenta que no todas las historias reflejan una vida feliz y exitosa. Algunos niños se tienen que enfrentar desde su nacimiento a problemas de distinta naturaleza, vinculados en algunos casos con la salud, otros con la adaptación al medio y algunos más con factores que limitarán su aprendizaje. Este tipo de niños, se tiene que enfrentar permanentemente a sus limitaciones, debiendo resolver cotidianamente obstáculos de diferente índole para poder tener relaciones sociales adecuadas que los beneficiarán en su desarrollo personal.
 
Las historias de vida de los niños con el síndrome de Asperger, pertenecen a este segundo grupo. Ellos tendrán que aprender, entre otras muchas cosas, a comunicarse adecuadamente, a interactuar con sus pares, a comprender los estados de ánimo de los demás, a manejar su impulsividad y también tendrán que aprender estrategias que posibiliten su desarrollo intelectual y afectivo.

Conociendo el síndrome de Asperger a través de un niño mexicano

Me gustaría que a través de un niño Mexicano, M., quien presenta el síndrome de Asperger y que actualmente cursa 3er. año de primaria en una escuela regular, pudieran conocer los rasgos principales de su personalidad, desarrollo y adaptación escolar.
 
Antes de conocer a M. considero pertinente hacer una breve reseña histórica del Síndrome de Asperger y posteriormente señalar algunas de las características que suelen presentar los niños que presentan este Síndrome.

El pediatra Vienés Hans Asperger describió en su tesis doctoral publicada en 1944 a un grupo de 4 niños que tenían características inusuales en cuanto a sus capacidades sociales, lingüísticas y cognitivas utilizando el término de "psicopatía autista" con el que describía las características del desorden de personalidad de los niños que estudió. Asperger muere en 198,0 poco antes de que el Síndrome que lleva su nombre obtuviera un reconocimiento internacional.

Posteriormente, en los casos observados por Lorna Wing, quien fue la primera persona en usar el término Síndrome de Asperger en un trabajo publicado en 1981, describe las características conductuales de los sujetos estudiados los cuales se parecían a las descripciones hechas por Asperger. Este trabajo le permitió a Wing señalar por primera vez las principales características clínicas del Síndrome de Asperger. Esta autora, elaboró una lista en la que señala algunos criterios diagnósticos que puntualizan las características de los sujetos con el síndrome de Asperger:

1. Interacción social inapropiada con rasgos ingenuos y unipolares. No hay empatía ni reciprocidad. La capacidad para hacer amigos se encuentra muy limitada y en algunos casos es incapaz de establecer lazos afectivos.

2. Habla: no se observa retraso en su inicio; sin embargo el contenido es extraño, pedante y estereotipado. La comunicación verbal es poca o nula. Se pueden observar voz monótona, gestos inapropiados o poca expresión facial.

3. Presentan resistencia al cambio y gusto por actividades repetitivas. Ante algunos temas u objetos se les encuentra absortos.

4. Sus movimientos o posturas son extraños y mal coordinadas. En algunas ocasiones, sus movimientos son estereotipados.

5. Presentan buena memoria de repetición, intereses especiales y muy limitados.

Escalante y Marcos (2000), señalan que la edad de aparición aproximada del Síndrome de Asperger es a los tres años. Los niños con este Síndrome empiezan a caminar tarde, pero antes empiezan a hablar. Su lenguaje se orienta a la comunicación pero se queda en "un tráfico de un solo sentido", pues no es un lenguaje recíproco. Los niños con el Síndrome de Asperger evitan tener un contacto ocular con los demás; estos niños viven en nuestro mundo, pero a su manera, presentando alteraciones en las habilidades sociales. Sin embargo, su pronóstico en este aspecto es bueno. Los niños con el Síndrome de Asperger, tienen rasgos de personalidad y de conducta muy especiales entre los que se señala un interés muy intenso en algún teme en particular.
 
Después de conocer en parte la historia del Síndrome de Asperger y sus características finalmente, conoceremos a M.

En 1998 cuando M. tenía 5 años 2 mese tuvimos nuestro primer encuentro que a continuación narraré:

En ese día de invierno, llegué, como todas las tardes, a mi salón de trabajo dispuesta a entrevistar por primera vez a una pareja que traía a su pequeño hijo. La puerta del salón se encontraba cerrada. Se respiraba un ambiente tranquilo, interrumpido por unos repiqueteos en la puerta acompañados de una voz infantil que decía: "Abran, está cerrado, abran carajo… papito (refiriéndose a él) cálmate ya vas a entrar…, ya llegué…".

Al abrir la puerta, me encontré con M. El pequeño intentaba desprenderse de las manos de su madre para poder entrar al salón y ver qué había en él. Contrastando con la impulsividad del niño, sus padres se mantenían rígidos en el umbral de la puerta, al mismo tiempo que trataban de contenerlo. 

Para los padres de M., la entrevista se desarrolló en un ambiente un poco tenso, ya que querían controlar todo el tiempo los movimientos del niño diciéndole: "No toques, siéntate, vamos a platicar…haz caso, contrólate papito, pórtate bien…".

Mientras transcurría la entrevista, M. nos ignoraba y jugueteaba con un cochecito que había encontrado al abrir un cajón. Se entretuvo por algún tiempo explorando un espacio que le ofrecía descubrir nuevos objetos. M. parecía haber encontrado un lugar donde refugiarse.
 
Les pedí a los padres de M. que lo dejaran actuar libremente mientras platicábamos, lo cual sirvió por una parte para que los padres se sintieran más relajados y, por la otra, me permitió observar la conducta del niño quien parecía no haberme visto, me ignoraba y al parecer, no le interesaba mi presencia.
 
M. es un niño que no puede pasar inadvertido, su pelo ensortijado enmarca una carita alegre cuyos ojos profundamente negros e inquietos se mueven constantemente. En algunos momentos, su mirada la percibí ausente, distante e impenetrable y el establecimiento adecuado de contacto visual fue esporádico.
 
En la primera entrevista y en las subsiguientes, observé que M. tenía muchos problemas para poder concentrarse y manejar sus impulsos. Cuando se encontraba en el área de trabajo, daba la sensación como si una ráfaga de viento hubiera entrado y empezara a mover los objetos, no había respeto a los espacios de "los otros", parecía no conocer límites y nos ignoraba. Abría y cerraba cajones, se movía de un lado a otro como si buscara algo pero sin tener un objetivo específico.

Los padres informaron que la historia personal de M. se inició con algunas complicaciones, ya que durante el período perinatal presentó sufrimiento fetal secundario a trabajo de parto prolongado al haber presentado circular de cordón. No obstante las maniobras obstétricas aplicadas, M. presentó anoxia originada por haber broncoaspirado líquido del meconio. Secundario a ello, se originó un cuadro de paro respiratorio habiendo sido necesaria la aplicación de maniobras de resucitación. M. fue atendido neurológicamente desde ese momento, ya que se presentaron dos episodios convulsivos que fueron controlados con Epamín, medicamento que fue suspendido a los tres meses de edad al no volverse a presentar crisis convulsivas.

Durante su primer mes de vida, M. permaneció veinticinco días en terapia intensiva recibiendo respiración artificial por problemas de neumotórax. Superado este período crítico, la existencia de M. transcurrió aparentemente sin problemas serios de salud. Sin embargo, las pautas de maduración en cuanto al desarrollo motor y del lenguaje se dieron con cierta lentitud, por lo que el nivel de su desarrollo general estaba ligeramente por abajo de lo esperado para su edad cronológica, pero sin llegar a ser preocupantes para los padres estas observaciones. Hasta antes de cumplir los 2 años 9 meses de edad, fue un niño risueño, afectivo e interactuaba con sus familiares sin problemas; no obstante era muy inquieto, lo cual agotaba a la madre.

Cuando cumplió los 2 años 9 meses de edad M. ingresó al "Cuarto de bebes" en un colegio particular de la ciudad de México, el cual aplica el sistema Montessori con sus alumnos del Jardín de Niños. Fue ahí donde la guía se percató de las primeras conductas atípicas de M. informando de ello a los padres del niño. El reporte de la guía, señalaba la presencia de un inconstante balanceo corporal y aislamiento del niño con respecto a sus compañeros. También les señaló que M. durante el desarrollo del trabajo que se realizaba con el grupo dentro del ambiente Montessori, no mostraba interés por los objetos que se le enseñaban. La guía lo percibía "ausente", no tenía contacto con ella. Les dijo que en algunas ocasiones, cuando estaba muy ansioso y poco tolerante, se agredía golpeándose la cabeza con la pared o en el piso. Los padres se inquietaron mucho ante los comentarios de la guía y también lo observaron en la casa, con lo cual pudieron constatar lo dicho por la guía.

En el ámbito familiar los problemas se acentuaron, ya que M., aparte de presentar las conductas anteriormente señaladas, también tenía alterado el patrón del sueño, despertándose por las noches y teniendo mucha dificultad para conciliarlo nuevamente. El trastorno en el sueño tuvo repercusiones negativas en los miembros de la familia, ya que los padres se sentían agotados y poco tolerantes. Aunado a esto, M. se encontraba muy irritable y su hiperactividad se acentuó. También aparecieron en el niño manifestaciones negativas en su conducta, reflejándose en su poca tolerancia a los ruidos fuertes, así como muestras de ansiedad, llanto e incomodidad cuando se encontraba en lugares muy concurridos. Ante estos problemas, los padres de M. se sentían muy confundidos y desorientados, por lo cual, decidieron buscar ayuda profesional. Acudieron de un profesional a otro, ya que los diagnósticos eran muy contradictorios, y ninguno determinante.

M. fue diagnosticado inicialmente por el primer neuropediatra al que acudieron como un niño con "inmadurez neurológica generalizada", posteriormente solicitaron una evaluación psicológica en la cual se le catalogó como "psicótico", otro diagnóstico más lo señaló como un niño con "déficit de atención" aunado a problemas de hiperactividad y retardo generalizado en los procesos de aprendizaje.

En la medida en que los padres solicitaban una nueva opinión, el desconcierto se incrementaba y la confusión en la que se encontraban era abrumadora. El factor que más les angustiaba en aquellos momentos, fue que M. no estaba siendo atendido adecuadamente. Ellos estaban haciendo todo lo que estaba a su alcance, pero no veían mejoría en el niño; los problemas conductuales, de sueño, de lenguaje, de adaptación y de aprendizaje se agudizaban, y ellos no sabían que hacer.

No fue sino hasta que M. cumplió los cinco años de edad cuando después de habérsele aplicado una serie de pruebas, tanto en el aspecto neurológico como en el psicopedagógico y del lenguaje, fue diagnosticado como un niño que presentaba el Síndrome de Asperger.

Como se pueden dar cuenta, diagnosticar a los niños que presentan el Síndrome de Asperger no es una cuestión sencilla. Para ello es necesario contar con un equipo de especialistas que estudien minuciosamente el caso, siendo en algunas ocasiones necesaria la medicación que ayudará a reducir los estados de angustia, hiperactividad e inclusive alteraciones en los períodos de sueño.

Al recibir los padres de M. el diagnóstico definitivo, pasaron por una etapa de negación ya que no es fácil aceptar que su hijo, por las características conductuales, de socialización y de comunicación que manifiesta, se encuentra ubicado dentro del Espectro Autista. Pasado este período de negación, finalmente los padres de M. aceptaron el diagnóstico y se abocaron a investigar las mejores propuestas de atención que había para el manejo del niño.

Sugerencias pedagógicas propuestas para lograr la integración de M. al aula regular

A continuación se dan a conocer las sugerencias que se le propusieron a la maestra de M. para lograr la integración del niño a una aula regular:

a. Conocimiento de las características del síndrome por sus pares y sensibilización del grupo donde se integró a M. El conocimiento de las características conductuales, sociales y de comunicación, les permiten a los niños con el Síndrome de Asperger integrarse con mayor facilidad al aula regular, ya que sus pares los comprenden y los ayudan en muchas ocasiones a contenerse.

b. Empleo cotidiano de un cronograma de actividades: Mediante el empleo cotidiano del cronograma, el niño con el síndrome de Asperger puede anticipar situaciones y rutinas las cuales, si se llegaran a presentar intempestivamente, podrían ocasionarle ansiedad, inseguridad e impulsividad en la ejecución del trabajo, y con ello se provocaría la aparición de conductas no adecuadas. El cronograma es una guía gráfica de los acontecimientos y acciones que el niño realizará durante el transcurso del día. Con su empleo, se puede lograr en el niño con el síndrome de Asperger una mayor flexibilidad mental, ya que él tiene la posibilidad de anticipar acontecimientos

Rivière y Martos (1996), señalan que junto a los trastornos de comunicación, de establecimiento de relaciones sociales y de imaginación, los niños autistas también presentan trastornos para encontrar el sentido a sus acciones. El niño, tiene muchas dificultades para el manejo del futuro, lo que está muy relacionado con la tesis del déficit en funciones ejecutivas.

Con el manejo del cronograma, se estimulan las funciones ejecutivas en las cuales se incluye la planificación de conductas dirigidas hacia una meta concreta, la organización del tiempo, de actividades, así como la inhibición de respuestas inapropiadas y de conductas perseverativas.

En el cronograma, se le da más sentido a las acciones por realizar. El niño tiene la oportunidad de predecir y puede percatarse con más claridad de las metas finales de su trabajo y conducta.

c. Aplicación de un lenguaje claro y preciso: Los niños con el Síndrome de Asperger tienen dificultad para entender instrucciones y órdenes complejas por lo cual, es necesario simplificarlas.

d. Empleo de claves visuales: Es de gran ayuda emplear claves visuales por medio de las cuales el niño podrá reconocer avisos, objetos, actividades y acontecimientos.

e. Flexibilidad en el manejo del ritmo de trabajo, así como en otorgar y administrar el tiempo en el momento en el que el niño con el Síndrome de Asperger da respuestas y desarrolla actividades: Los niños con el Síndrome de Asperger, manejan de una forma diferente los tiempos de ejecución de las tareas. Se sienten muy inseguros y ansiosos si se les presiona. Es necesario respetar su ritmo para no angustiarlos.

f. Prestar ayuda y apoyo en los momentos en los que el niño no pueda manejar la frustración: Cuando el niño no pueda resolver alguna situación problemática, es necesario que se le preste ayuda y se le apoye para que se sienta seguro y se eviten conductas impulsivas.

g. Reforzar y reconocer logros y conductas positivas: El niño con el Síndrome de Asperger, se siente muy feliz cuando ha logrado alcanzar un objetivo y se siente muy motivado para seguir trabajando cuando se reconocen sus logros. Es recomendable reforzar sus éxitos y conductas positivas, ya sea en forma verbal diciéndole algunas palabras de aliento o proporcionándole una caricia (cuando esto le agrade).

h. Libertad en el manejo del tiempo fuera dentro de una actividad de aprendizaje: Cuando la tarea que está desarrollando el niño le causa fatiga, y con ello momentos de ansiedad y estrés, las conductas que presentan son de impulsividad al abandonar la tarea que está realizando, además de negarse a continuar con el trabajo iniciado. Podemos deducir que los factores que intervienen para abandonar la actividad se deben a una sobrecarga sensorial, lo cual origina en el niño que tienda a desequilibrarse fácilmente ante la tarea. Se sugiere en estas ocasiones, suspender la actividad que se está realizando y continuar observando las conductas que el niño realiza para poder aplicar en otro momento actividades menos estresantes.

En el aula, cuando los períodos para desarrollar una actividad son muy prolongados, el niño tiende a pararse de su lugar y pasear libremente alrededor del aula. En las ocasiones en las que esta conducta se presente, inicialmente se puede permitir, siempre y cuando no interrumpa el trabajo que en esos momentos estén realizando sus compañeros. En el caso contrario, cuando se le obliga a continuar y a estar en su lugar, la tendencia conductual será de llanto, originándose episodios de berrinche e impulsividad. Sin embargo, la libertad de acción lo tranquilizará y posteriormente se podrá reanudar nuevamente la tarea que quedó inconclusa.

En la medida en que el niño va tomando consciencia de sus actitudes y va adquiriendo mayor control de sus impulsos, se le irán marcando límites más estrictos.

En la búsqueda de estrategias para conocer mejor a los niños y niñas con el Síndrome de Asperger y poder interactuar con ellos en el aula regular, se consideraron a las estrategias lúdicas como las más adecuadas, ya que el desarrollo de la afectividad, de la socialización, de la motricidad y del conocimiento, están estrechamente relacionadas con las actividades del juego, mediante las cuales, los niños y niñas son capaces de poner en práctica todos sus sentidos, sus habilidades y sus destrezas. Por medio del juego, pueden adaptarse a la realidad, pueden manejar sus miedos, temores, frustraciones, sus impulsos y sus sentimientos, así los niños y niñas aprenden y son felices.

A través de las estrategias lúdicas el niño con el Síndrome de Asperger:

· Mejora sus relaciones sociales: Al darle la oportunidad de desarrollar conductas que le permitan iniciar, establecer y mantener relaciones adecuadas con las personas que lo rodean e interactuar adecuadamente con ellas.
 
· Incrementan la capacidad de referencia conjunta: Al proporcionarle experiencias en donde tenga la necesidad de participar verbalmente en la planeación de eventos o actividades y en las cuales tienen que intervenir otras personas para lograr un fin determinado al tener un mismo objetivo.
 
· Desarrollan funciones comunicativas: Al darle la oportunidad de expresar sus deseos, sentimientos e ideas tratando de que lo haga en forma clara.
 
· Estimulan el lenguaje expresivo: Al propiciar situaciones adecuadas en las que el niño pueda manifestar sus emociones y sentimientos.
 
· Desarrollan el lenguaje receptivo: Al sensibilizarlo para que pueda entender tanto el lenguaje verbal como el no verbal.
 
· Al niño se le capacita para que pueda manejar adecuadamente estrategias de anticipación y planeación: Al darle la oportunidad de conocer eventos y acontecimientos en donde puede anticipar consecuencias.
 
· Mejora la flexibilidad de su pensamiento: Al proporcionarle estrategias para que sea capaz de adaptarse a situaciones nuevas sin angustiarse.
 
· Estimula la ficción o imaginación: Al invitarlo a participar en juegos de ficción e imaginación representando a diferentes personajes.
 
· Incrementa su capacidad de imitación: Al enseñarle estrategias con las cuales sea capaz de imitar conductas, actitudes, forma de comunicarse y expresarse.

Mediante la aplicación de las estrategias lúdicas trabajadas durante el año escolar, M. pudo entender comportamientos no verbales, estableció relaciones sociales adecuadas con sus pares y pudo acceder a la apropiación de conocimientos lingüísticos, matemáticos y los relacionados con el medio ambiente y la salud.
 
Actualmente, M. es feliz al cursar 3er. año de primaria en una aula regular en donde aprende, ríe y juega como los demás niños de su misma edad.

Autora: Crisanta Cruz González de Escalante
Especialista en Problemas de Aprendizaje y lenguaje.
Maestría en Psicodiagnóstico.
México 2004

Referencias:
 
Escalante, C. y Marcos, E. (2000). Síndrome de Asperger, programa de intervención para
la educación sexual del adolescente. México, UDLA.

Rivière, A. Y Martos, J. (1997). El tratamiento del autismo: nuevas perspectivas. Madrid, 

Artegraf.
¿Cómo fomentar la socialización y estimular la cooperación y la comunicación en contextos áulicos y recreativos? Aquí 18 actividades que pueden convertirse en una herramienta formidable para el docente...
 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA