El proceso de inclusión es un proceso de aprendizaje. Entrevista con Mel Ainscow

  • Imprimir Amigable y PDF
 
CRE Mario Covas: ¿Qué significa Inclusión?
MA: Inclusión es la transformación del sistema educativo, de manera de encontrar medios para alcanzar niveles que no habían sido contemplados.


Yo comprendo la inclusión como un proceso en tres niveles: el primero es la presencia, lo que significa, estar en la escuela. Pero no es suficiente que el alumno esté en la escuela, tiene que participar.

 

El segundo, por lo tanto, es la participación. El alumno puede estar presente, pero no necesariamente participando. Es necesario, entonces, dar condiciones para que el alumno realmente participe en las actividades escolares.

 

El tercero es la adquisición de conocimientos – el alumno puede estar presente en la escuela, participando y no estar aprendiendo.

 

Por lo tanto, inclusión significa que el alumno esté en la escuela, participando, aprendiendo y desarrollando sus potencialidades.

 

Otro aspecto de la inclusión es identificar y superar las barreras que impiden a los alumnos adquirir conocimientos académicos. Esas barreras pueden ser: la organización de la escuela, el edificio, el currículo, la forma de enseñar y muchas veces las barrears que están en la mente de las personas. Esas son las más difíciles.

 

CRE Mario Covas: ¿Cómo superar esas barreras de las personas?

 

MA: Todo este proceso de inclusión es un proceso de aprendizaje. Las personas están aprendiendo a vivir con quienes son diferentes. Y eso solo se aprende en la acción y dentro de un contexto. Por eso creo importante que las personas estén abiertas para ese tipo de vivencia.

 

CRE Mario Covas: ¿Lo que más le impresionó en sus visitas a las escuelas en Sao Paulo?

 

MA: Vi muchas cosas buenas en las escuelas. Muchas experiencias acertadas, pero también situaciones que requieren mejorar.

 

Lo que considero relevante y que me impresionó mucho, fueron escuelas donde el énfasis está en la cooperación. Profesores y padres trabajando juntos de forma muy integrada.

 

Quedé muy impresionado con el compromiso y el entusiasmo de los profesores. Como es el caso de una escuela que me impresionó mucho por el progreso alcanzado en tan poco tiempo, porque inició la inclusión hace solo dos años.

 

Otro punto que me gustaría destacar es el avance significativo que Brasil ha logrado en el proceso de incluir muchachos que antes no tenían la mínima oportunidad de estar en la escuela. Ahora el próximo paso es hacer las escuelas más eficaces.

 

Pero hay un largo camino por recorrer. No solo aquí en Brasil, sino en todas partes del mundo.

 

CRE Mario Covas: ¿Qué debe hacerse para que la escuela sea realmente efectiva y propicie lo que Ud. ha llamado el tercer nivel de inclusión: alumnos presentes en la escuela, participando y aprendiendo?

 

MA: Partiendo de mis experiencias trabajando con profesores y personas en diferentes países, podemos afirmar que para hacer las escuelas más eficientes en su enseñanza-aprendizaje es necesario tener claridad en lo que se quiere, dar a los profesores condiciones de trabajo, reconocer que ellos son factores esenciales en ese proceso de transformación. Necesitan sentirse reconocidos y valorizados.

 

Los profesores, por su parte, necesitan tomar consciencia que deben permanecer aprendiendo siempre, que también necesitan ser investigadores. Eso significa estar siempre informándose, investigando nuevas formas de enseñar, reflexionando sobre su trabajo, procurando siempre mejorar su propio trabajo.

 

Si queremos mejorar el aprendizaje de los niños, debemos invertir en la educación continua de los profesores dentro de la escuela. Esto implica la contribución de muchos profesionales trabajando juntos para el desarrollo de la escuela y de los profesores. Cuando hay compromiso, liderazgo en la escuela, los profesores encuentran tiempo y epacio para las soluciones.

 

Por eso, es muy importante detectar las barreras dentro de la escuela que impiden la participación de todos.

 

CRE Mario Covas: ¿Cuál sería el número adecuado de alumnos en una clase en que se da el proceso de inclusión?

 

MA: Esta es una pregunta difícil porque depende mucho de los recursos disponibles y de las condiciones de la escuela. Yo diría 25 a 30 alumnos sería un buen número. Pero, aún en salones numerosos, si miramos a los niños como posibilidades de ayuda en el proceso de inclusión de otros niños, la tarea se hace más fácil. Es una cuestión de organización de la clase y de las actividades de manera que los niños puedan contribuir más. Los muchachos que pasan por el proceso de inclusión tienen una sensibilidad muy grande. Saben mejor que los adultos cuales son las dificultades que tendrán los otros compañeros.{mospagebreak}

 

CRE Mario Covas: ¿Cuál es su opinión sobre las aulas de apoyo para alumnos con necesidades especiales de aprendizaje?

 

MA: En relación con los profesores especializados, lo considero bueno.

 

Los profesores usualmente tienen un largo día de trabajo en el salón. Son muchas tareas. Con la entrada del profesor de apoyo, hay un tiempo adicional para que puedan pensar mejor sobre sus aulas. Eso es muy bueno.

 

Es importante promover la participación de los profesores especializados como apoyo y no como una forma de enfatizar la segregación y la discriminación.

 

En este punto, es importante aclarar lo que se entiende por apoyo. Significa la construcción de la autonomía del alumno en el proceso de aprendizaje.

 

Iniciar siempre con el mínimo necesario para que el alumno tenga condiciones para desenvolverse y, lo antes posible, retirar el apoyo para que él pueda proseguir sin crear una relación de dependencia.

 

Los niños necesitan aprender a tener autonomía en su aprendizaje, necesitan convertirse en “aprendices independientes”.

 

CRE Mario Covas: Específicamente en lo referente a la inclusión, ¿cómo es la formación del profesor en la Enseñanza Superior? ¿Cómo se les está preparando en otros países?

 

MA: Las escuelas son instituciones difíciles de cambiar. Eso es así en todo el mundo. Las de Enseñanza Superior son las más difíciles. Muchas continúan perpetuando las mismas prácticas. El discurso es uno y la práctica es otra. Profesores en la Enseñanza Superior dicen a sus alumnos que las aulas deben ser más estimulantes, interactivas, que deben proporcionar un aprendizaje más activo. Cuando sabemos que las aulas en las universidades están centradas en el discurso del profesor.

 

Por lo tanto, se hace necesario pensar en una reforma en la formación del profesor. Los profesores formadores tienen que reconocer en sus prácticas lo que recomiendan a sus alumnos profesores. Necesitan ser “modelos” de lo que dicen. Por ejemplo, trabajar en grupos en la solución de problemas, el profesor como facilitador del aprendizaje y así en adelante...

 

Usualmente los profesores estudian por un período de tres años. Durante este período, apenas unas semanas son destinadas a la práctica.

 

En Inglaterra, se dedica un tiempo mayor para la observación de profesores más experimentados en sus prácticas y habilidades. Se invierte más tiempo en el desarrollo de las competencias y habilidades del oficio de enseñar.

 

CRE Mario Covas: Según su experiencia, ¿cómo ha sido la participación de la familia en el proceso de inclusión? ¿Colaboradora o un impedimento?

 

MA: Para que una escuela sea más efectiva, tiene que desarrollar mejor las relaciones con la familia. Eso si desea mejorar el aprendizaje de sus alumnos. Esto es válido para cualquier escuela.

 

Usualmente distanciamos a los padres de la escuela. Los colocamos al límite de las puertas de las escuelas.

 

Creo que la educación es una tarea muy importante para ser ejecutada solo por los profesores. Todos deben formar parte del proceso. Es responsabilidad de todos. Cada un desempeñando su papel.

 

Los padres deben presionar al gobierno para que el sistema ofrezca plazas y mejores condiciones de educación. La educación es un derecho de todos. Los padres en una escuela tienen muchas funciones. Esa es una de ellas.

 

Los padres que tienen hijos con necesidades especiales de aprendizaje no reciben entrenamiento especial para ser padres. Aprenden haciendo, porque simplemente tienen que hacerlo.

 

CRE Mario Covas: ¿Cómo encontrar aliados en comunidades necesitadas?

 

MA: Es muy importante que la escuela desarrolle un equipo fuerte.

 

Los directores de las escuelas tienen que visitar y ayudar a otras escuelas. El supervisor tiene que estar insertado en el sistema, trabajar junto con los directores, profesores, alumnos y padres. Cada uno aprende del otro. Mientras más personas estén aisladas, mayores dificultades tendrán para resolver problemas. Las posibilidades serán siempre limitadas. Conozco una experiencia en América Latina en que seis directores formaron una asociación para intercambiar ideas, compartir problemas y experiencias.

 

CRE Mario Covas: ¿Cómo se da la interacción profesor-alumno en cuadros complejos de deficiencias graves o en casos de psicósis? ¿Cómo reconocer si los profesores están inseguros? ¿Cómo se trabaja en Inglaterra en ese sentido?

 

MA: No tenemos respuestas. Personas de todos los niveles sociales enfrentan los mismos problemas al momento de iniciar la inclusión. Es un proceso, una jornada larga en que se aprende en el recorrido. Son muy importante ingredientes como coraje y voluntad de hacer.

 

Muchas escuelas son inclusivas por principio. Son muy inclusivas y no tienen recetas. Aún así los profesores están conscientes que por más que trabajen la inclusión, siempre será difícil alcanzar a todos.

 

Tenemos que aceptar el hecho que hacemos lo que podemos y lo hacemos con los recursos que disponemos. Sabemos que podemos aprender para continuar progresando.

 

En el pasado, la llamada “Educación Especial” era para cuidar de los niños que eran excluidos. Hoy en día tiene que mirarse más a si misma, reexaminar su papel y adquirir una nueva función: contribuir con la Educación Inclusiva.

 

La Educación Especial puede contribuir a la solución colaborativa de los problemas. Demostrar que todos formamos parte del proceso. Ayudar y trabajar juntos. Puede mostrar que podemos resolver problemas juntos. Somos parte de la solución y no del problema.

 

Me gustaría compartir aquí la experiencia de una escuela de Enseñanza Fundamental, de la 1ª a 4ª serie, en Sao Paulo, que llevaré para otros países. Hace dos años, esta escuela inicia la inclusión de niños y adultos con discapacidad visual con alumnos de Enseñanza Fundamental regular. Nunca había visto este tipo de integración.

 

Al visitar la escuela, estaban celebrando una conmemoración y todos estaban participando en las presentaciones de una forma extraordinaria. Las madres de los alumnos adultos estaban muy emocionadas y satisfechas porque sus hijos estaban teniendo una oportunidad que antes no tenían.

 

Al visitar las aulas, esos adultos estaban muy deseosos de que yo viera sus cuadernos y trabajos.

 

En muchos países, incluyendo el mío, adultos de esa etapa etaria – entre 30 y 40 años – son excluidos del proceso de educación regular. Y así nos perdemos la oportunidad de convivir con ellos y ellos con nosotros.
 
Entrevista realizada por el CRE Mario Covas (Sao Paulo, Brasil) 
Sobre Mel Ainscow: Es Profesor de la Facultad de Educación de la Universidad de Manchester, Inglaterra. Especialista en necesidades educativas especiales. Consultor de diversos proyectos en esa área. (Año 2004)
Sobre el Centro de Referencia en Educación Mario Covas: El CRE Mario Covas, ideado por la Secretaría de Estado de Educación de Sao Paulo (Brasil) tiene como objetivo ser un referencial pedagógico de excelencia en la diseminación de información educativa.
http://www.crmariocovas.sp.gov.br/
Traducción: Angela Couret

 

Fuente: CRE Mario Covas/SEE-SP

 

Visto 13617 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA