Comentando la discapacidad para fomentar la aceptación

  • Imprimir Amigable y PDF
Foto de niña en su salón
Frecuentemente los padres se convierten en expertos sobre la discapacidad de su hijo. A través de su propio proceso de aprendizaje, muchos llegan a percibir las ventajas de enseñarle a los compañeros de su hijo sobre el efecto de su discapacidad en la escuela.

 

Padres y profesionales han comprendido que si los compañeros entienden la discapacidad del muchacho con necesidades especiales, pueden convertirse en aliados para ayudarlo. También disminuye la probabilidad que vean las adecuaciones y el apoyo adicional que se le ofrece al alumno con discapacidad como ventajas injustas.

Una de las mejores formas de enseñarle a los niños sobre una discapacidad es conversando con ellos en la escuela. Para muchas familias, las presentaciones en el colegio son un evento anual. Algunas veces, el equipo encargado de redactar el Programa Educativo Individual (PEI) incorpora esta presentación dentro del PEI del niño. Este evento ofrece una oportu-nidad para: conversar sobre por qué un niño puede lucir o comportarse diferente que sus compañeros de salón; señalar las múltiples similitudes con sus compañeros; ofrecer a los compañeros sugerencias para interactuar con el muchacho con necesidados especiales.

"Me he dado cuenta que los niños se comportan a la altura cuando comprenden los retos que enfrenta mi hijo," comentó una mamá. "Cuando existe una diferencia evidente y nadie la comenta, los niños se confunden y piensan que se trata de algo 'malo'. Cuando los niños comprenden que la discapacidad no es algo malo, solo diferente, muchos se muestran deseosos de ayudar."

Consideraciones y sugerencias sobre cómo plantear ante los alumnos la discapacidad o problema de salud de un compañero

¿Quién propone e imparte la charla?

Probablemente sean los padres quienes deban proponer el proyecto. Debido a que son ellos quienes mejor conocen a su hijo, deberán ser quienes aborden el tema. Las escuelas y los maestros se ven obligados a tener mucho cuidado al momento de compartir información privada sobre sus alumnos. Saben que los padres tienen actitudes muy diversas sobre conversar públicamente sobre la discapacidad de su hijo. Por ejemplo, la familia de un niño con una discapacidad física evidente puede sentirse cómoda conversando sobre la discapacidad porque probablemente otras personas curiosas ya le habrán preguntado anteriormente. Sin embargo, es posible que la familia con un niño con una discapacidad menos aparente no desee atraer atención sobre ésta.

Si una familia desea explicar la discapacidad de su hijo a sus compañeros, podrían contactar a la escuela o al maestro para plantear la presentación. La mayoría de los maestros y los colegios se muestran abiertos a la idea.

Posiblemente algunos padres se sientan incómodos hablando ante el salón. En ese caso, otra persona del equipo responsable por el PEI, por ejemplo la tutora de educación especial, una enfermera, o un terapista, podría conversar con los niños. También el maestro del salón podría dirigir la conversación. Si los alumnos ya están en segunda etapa de básica o son mayores, es posible que la mejor alternativa sea traer a algún experto en discapacidad u otro profesional. Una opción para un alumno con discapacidad de mayor edad sería que él mismo diera la charla, después de ensayarla con sus padres o maestro.

Trabajar conjuntamente con el maestro y la escuela

Es importante involucrar al maestro desde temprano. Es lo correcto ya que es posible que el maestro tenga que cambiar su planificación para incorporar la charla. Algunos maestros aprovecharán la charla para iniciar otros debates en el salón y posiblemente programar sesiones similares con otras familias. Al ayudar en la planificación de la charla, el maestro podría animarse a aprender más sobre los retos específicos que enfrenta su alumno.

Si la charla va a ser impartida por alguien que no sea los padres, lel presentador deberá reunirse con los padres anticipadamente para acordar el mensaje que se transmitirá.

Formas de presentar la charla

La edad de los muchachos del salón determinará el contenido, el tiempo de presentación y quien deberá presentar la información.

Si se presenta la charla ante un grupo de niños pequeños, se sugiere mantener la sesión breve y sencilla. Algunas veces surge el debate durante el "tiempo del círculo." La mayoría de los padres recomiendan dar tiempo para las preguntas. Una madre comentó que su charla resultó más bien una sesión de preguntas y respuestas en lugar de una charla informativa sobre los detalles de la discapacidad de su hijo.

El incluir o no al niño en la presentación y en la conversación con los compañeros será una decisión familiar individual. Es posible que se le haga más incómoda su participación al muchacho a medida que va creciendo. Muchos padres que presentaron charlas informativas en los salones de preescolar y primera de básica de su hijo solicitan que otra persona haga la presentación en segunda etapa de básica y bachillerato. A medida que los muchachos crecen pueden sentirse menos cómodos con mamá o papá en el colegio.

Se pueden utilizar materiales de apoyo en la presentación, particularmente con niños pequeños. Una mamá utilizó un libro sobre la discapacidad para iniciar la discusión. Luego donó el libro al colegio. Otro padre ilustró la enfermedad de huesos frágiles utilizando unos espaghetis sin cocinar y un bastoncito de caramelo para comparar los huesos de su hijo con los de sus compañeros. Otra persona trajo a su hija más pequeña porque quería que la clase viera que "Yo era solo una mamá y que mi hijo tenía una hermanita, al igual que cualquier otra familia."

Usualmente los niños se sienten fascinados por la tecnología. Si un niño con discapacidad utiliza tecnología asistiva, frecuentemente mostrando como funciona captaremos la atención del salón. Los facilitadores deberán también explicar que estos dispositivos no son juguetes y deben ser tratados con cuidado.

Los textos escritos pueden enriquecer la discusión en clase. Después de conversar con el salón, un padre escribió un artículo breve sobre la discapacidad de su hijo para el periódico del colegio. Otro hizo unas tarjetas pequeñas con la foto del niño y una descripción breve "Todo sobre mi" para repartir en el transcurso de la charla (empleándolas también en otras situaciones donde las personas conocerían a su hijo por primera vez).

Mientras que una charla "en vivo" ofrece una oportunidad inmediata para que los alumnos hagan preguntas, existen otras formas de impartir la información. A medida que los muchachos comienzan en segunda de básica y en bachillerato, con varios salones y maestros, es posible que los padres encuentren más práctico utilizar textos escritos para informar a los profesionales y a los compañeros sobre la discapacidad del alumno. Otros podrían utilizar un video corto o una presentación de láminas, si cuentan con esos recursos.

Resultados

La mayoría de las familias que conversan con los compañeros del colegio sobre la discapacidad de su hijo encuentran que mejora la forma en que sus hijos son percibidos y tratados. Además de informar a los compañeros actuales, estas presentaciones preparan para el futuro.

Como comenta una madre, "Fue una excelente forma de demostrarle a mi hijo en qué consiste la autorepresentación - dándole a él las palabras y la forma para representarse a si mismo."

Autora: Patricia Bill. Fuente: www.pacer.org
Publicado en Paso-a-Paso, Vol. 17 No. 1

Visto 26734 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

banner concurso2017

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA