El juguete como herramienta de aprendizaje

  • Imprimir Amigable y PDF
 
Al evaluar la adquisición de un juguete, debemos considerar el nivel de habilidad del niño, sin guiarnos necesariamente por su edad cronológica.

Si buscamos desarrollar cierta habilidad o reforzar alguna destreza, debemos ofrecer al niño juegos que partan de lo más simple a lo mas complejo (por eje. para motricidad fina, ensartes con cuentas grandes y fáciles de manipular, pasando progresivamente a cuentas pequeñas; de tacos grandes a los pequeños).

 

 

Independientemente del uso tradicional del juguete, un juego puede servir para estimular y desarrollar varias áreas, incluyendo:
  • Capacidad de atención
  • Descripción
  • Narración
  • Vocabulario
  • Destrezas manuales
  • Comprensión
  • Conocimiento de conceptos básicos, etc.
  • Por ejemplo: una muñeca con varias piezas de ropa: podemos desarrollar mediante el juego conocimiento del Esquema corporal
  • Vocabulario,
  • Habilidades de clasificación
  • Destrezas manuales (abrochar, abotonar, enganchar),
  • Nociones espaciales (qué va arriba de, debajo de, etc.)
  • Atención
  • Paralelamente, puede trabajarse
  • Lenguaje comprensivo y expresivo
  • Conocimiento de conceptos básicos (colores - de las prendas de vestir; tamaño - la falda corta, el pantalón largo)
  • Asociación de ideas ("la muñeca va a la playa, ¿qué ropa le ponemos?")

 

Entre los juegos que se prestan particularmente para objetivos psicopedagógicos:

 

  • Juegos tipo "Memoria", Loto y Dominó
  • Rompecabezas de diferentes niveles de dificultad.
  • Juegos de encaje, ensarte, costura, pintura, etc. (para trabajar motricidad fina)
  • Cuentos con láminas sencillas y claras para trabajar vocabulario, comprensión, descripción, análisis y síntesis, secuencias, conceptos espaciales (delante de, detrás de, al lado de), etc.
  • La casita con muebles para trabajar la organización, lenguaje interior, etc.

  • En resumen, todo juego resulta educativo si utilizamos nuestro ingenio iniciando al niño en actividades creativas que requieran su participación activa. Sin embargo, no olvidemos que el juguete debe proporcionar al niño una oportunidad de interactuar y explorar libremente, sin perseguir un objetivo específico.

     
    Autora: Martha Herrera (psicopedagoga y terapeuta de lenguaje)
    Publicado en Paso-a-Paso Vol. 2.6

     

Visto 1894 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA