Cinco Consejos Utiles para ayudar a su hijo a mejorar su conducta.

  • Imprimir Amigable y PDF

Hágale saber qué conducta espera de él o de ella.

Antes de entrar al automercado, a un restaurante o cualquier otro lugar donde el niño pueda tener dificultad, dígale exactamente qué conducta espera de él. 


Utilice sólo dos ó tres instrucciones sencillas (menos si se trata de un niño muy pequeño). Por ejemplo: "Cuando estemos en el automercado tienes que quedarte a mi lado y emplear el tono de voz que usamos dentro de casa, el de hablar de cerca." (El concepto de "voz de adentro" y "voz de afuera" facilita el explicarle a los niños qué tono utilizar en diferentes ocasiones).

Resulta muy importante explicar la conducta deseada en forma positiva.

Para hacerlo, piense qué es lo que Ud. desea que el niño haga. Si lo que desea es que permanezca en su asiento, dígale: "Tienes que quedarte sentado" en lugar de "No te levantes de tu sitio."

Establezca un sistema de recompensas y consecuencias.

Las recompensas y las consecuencias pueden utilizarse para reforzar las conductas apropiadas y extinguir las inapropiadas.

Resulta importante que las personas que tienen contacto con el niño se pongan de acuerdo en cuanto al sistema de recompensas y consecuencias. Existen diversos tipos de reforzadores. Entre éstos, los comestibles, los tangibles y ciertas actividades.

Los reforzadores comestibles (tales como alimentos o chucherías) han sido utilizados con éxito para aumentar las conductas deseadas. Los reforzadores tangibles (tales como juguetes, creyones, calcomanías, libretas, lápices) también funcionan muy bien para promover las conductas deseadas. Inclusive una simple nota de agradecimiento puede resultar efectiva para reforzar las conductas deseadas.

El aprovechar ciertas actividades utilizándolas como recompensa ofrece otra alternativa. Tal vez el niño disfrute de escuchar música, jugar béisbol o juegos de video. Permitirle realizar estas actividades inmediatamente después que ha mostrado una conducta deseada, actúa como un excelente reforzador.

No ofrezca una consecuencia o una recompensa que usted no quiera o no pueda cumplir.

Si bien apelamos a la utilización de recompensas o reforzadores positivos para aumentar la frecuencia de las conductas deseadas, el empleo de consecuencias ante conductas inapropiadas también resulta muy efectivo.

Un ejemplo de una consecuencia sería la pérdida de una recompensa. Esto se denomina "costo de la respuesta" (response cost). Este sistema es muy efectivo y menos aversivo que el castigo y la técnica del "tiempo fuera".
 
Sea consistente.

ésta es la clave del éxito. Para que los niños comprendan cuales conductas son inapropiadas o inaceptables, los padres tienen que ser consistentes en sus reacciones. Los padres necesitan ponerse de acuerdo en cuanto a sus expectativas y en casos en que éstas no se cumplan, cuáles serán las consecuencias. Se hace difícil para el niño comprender lo que es aceptable y lo que no es aceptable si sus padres reaccionan de forma diferente.
No confronte al niño y no reaccione en forma emocional.

Al manejar una conducta inapropiada, es importante mantenernos calmados, conservar la neutralidad emocional y no llegar a la confrontación. Esta es una de las cosas más difíciles de lograr pero a la vez una de las más importantes.
Imagínese por un momento que se encuentra en la fila para pagar en el supermercado. Su hijo comienza a llorar y a gritar porque usted se negó a comprarle una chuchería. Usted se siente avergonzado y le comienza a subir la tensión. Su nivel de frustración alcanza límites peligrosos. Siente la tentación de pegarle un grito al niño o acceder a su petición. Ambas son respuestas emocionales. Lo recomendable sería respirar hondo y reiterar en forma calmada sus expectativas de comportamiento y las consecuencias de una conducta inapropiada.

Ofrezca aprobación en forma verbal.
La aprobación verbal ayuda a aumentar el autoestima del niño a la vez que refuerza las conductas apropiadas.

En la práctica: uno de sus hijos está sentado como debe ser en un restaurante mientras el otro está soplando burbujas en su vaso de refresco. Refuerce verbalmente la conducta del primero. Felicítelo por su comportamiento: "Me gusta como estás sentado correctamente." "Me encanta la manera en que te estás comportando." Haga esto antes de llamarle la atención al otro.

El niño que se está comportando de manera apropiada recibirá un refuerzo positivo y el otro posiblemente dejará de mostrar la conducta inapropiada para tratar de conseguir su atención y un elogio también.
Procure que sus elogios superen las correcciones en una proporción de cinco por uno.

Sea específico en su elogio. "Gracias por sentarte correctamente" en vez de "bien hecho." Esto le permitirá al niño saber exactamente cual conducta ha merecido el elogio. El elogio específico ha demostrado ser un método muy efectivo de mostrar aprobación, a la vez que facilita a la persona la adquisición de las normas que deberán guiar sus respuestas futuras.
 
Por Jody Ubert, licenciada en Recreación Terapéutica. Magister en educación especial. Traducción resumida: Maritza Crespo
Publicado pro Paso a Paso Vol. 11 Nº 6 
Visto 9282 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA