Alistándonos para el año escolar. Sugerencias para una óptima relación

  • Imprimir Amigable y PDF

 

El primer contacto con el maestro de su hijo probablemente sea el más importante. Es ahí que Ud. comienza a forjar una relación de confianza mutua.

El momento de conocernos: cómo, dónde y cuándo...

* Procure que el sitio y la hora contribuyan para que ese intercambio inicial sea favorable.

* Sería preferible que fuese en el transcurso de la primera semana, buscando que sea apenas un breve saludo.

* Nada supera conocerse cara a cara. Sin embargo, igualmente funciona una nota cordial o una llamada telefónica.

* Preséntese irradiando cordialidad y optimismo, tanto en su semblante como en su tono de voz.

* Recuerde que el docente aún no conoce bien a su hijo y es posible que no pueda aún comentarle datos significativos sobre su desempeño.

* Si Ud. opina que hay alguna información de crucial importancia que debe transmitirle al maestro, aproveche la oportunidad para solicitar una próxima reunión.

¿Cuánto debo comunicar al maestro?

* Con frecuencia el padre o representante manifiesta dudas sobre si debe o no impartir información detallada al profesor sobre alguna deficiencia o dificultad específica que su hijo presente.

* A veces resulta conveniente permitir que el maestro conozca al niño y llegue a formar sus propias percepciones, partiendo de una perspectiva "fresca." Sin embargo, puede consultar su duda con el director, el psicólogo o el maestro especialista del centro educativo para conocer su punto de vista en ese particular (¿debo o no entrar en detalles?).

Estamos "a la orden"...

* Comuníquele al maestro desde el comienzo que Ud. desea colaborar con él y que Ud. se preocupa realmente porque su hijo reciba una buena educación.

* Una vez que hayan transcurrido algunas semanas (o antes si su hijo tiene alguna necesidad que requiera planificación más inmediata), contacte al profesor, por teléfono o a través de una nota, para conocer sobre el progreso de su hijo.

* Si Ud. tiene algunas dudas, solicite la cita antes de que transcurra el primer lapso. Procuren conversar sobre la planificación que se ha establecido e intente precisar cómo puede Ud. colaborar desde el hogar.

¿Qué debo preguntar al maestro?

Si su hijo se encuentra en una guardería, Kinder u otro sitio de apresto escolar, podría Ud. preguntar:

¿Cómo se lleva mi hijo con sus compañeritos?

¿Está participando con los demás en actividades grupales?

¿Hay algunas actividades que podamos realizar en casa para alistar a mi niño o para ayudarle a mejorar sus destrezas sociales?

¿Ha notado algo en mi hijo que debamos tener en cuenta a futuro?
Si su hijo está en Preescolar, aquí se suman otras preguntas:

¿Cree Ud. que mi hijo cuenta con las destrezas necesarias para este nivel de exigencia?

¿Cómo se ubica su nivel de desempeño en las áreas de lenguaje, desarrollo motor y madurez?

¿Ha detectado algún aspecto que podamos reforzar en casa? (por eje. trabajando las áreas de lecto-escritura y cálculo).

En segundo o tercer grado, otras posibles preguntas:

¿Sería posible obtener información sobre el desempeño de mi hijo en el salón? Me preocupa que él se autocalifica como "tonto"...

¿Está mi hijo mostrando dificultades en la adquisición de alguna destreza específica? De ser así, ¿cuáles son estas dificultades?

¿Cómo puedo ayudarlo a lograr esas destrezas?

¿Qué puedo hacer para apoyar y ayudar a mi hijo en el área de lectura? ¿Hay algunos materiales, técnicas o textos que podamos utilizar en casa?

¿Está mi hijo manifestando dificultades que pueden repercutir en su futuro aprendizaje?

Miembros de un mismo equipo...

Es muy importante que Ud. y el maestro de su hijo trabajen en conjunto. Ud. puede pedir sugerencias al maestro sobre posibles actividades que complementen el trabajo escolar. Por ejemplo, tutorías, participación en grupos de estudio, alguna evaluación...

Si aspiramos superar las dificultades con efectividad, los padres y docentes necesitan ser "compañeros de equipo" y comprender las dificultades que cada parte enfrenta en su respectivo rol.
Fuente: Basado en contenidos propiedad del Schwab Foundation for Learning. 
Texto difundido a través de Internet, por el boletín electrónico About Special Education. 
Traducción abreviada: Fundación Paso a Paso.
Publicado por Paso a Paso Vol. 11 Nº 4
Visto 1837 veces

Banner Cirdis2016 291x86

banner concurso2017

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA