Cosas de hermanos.

  • Imprimir Amigable y PDF
Autora: Angela Couret
Webmaster pasoapaso.com.ve

Desde hace años mantenemos en casa una línea telefónica de orientación, consuelo y contención.

Sin embargo, aún luego de tantos años escuchando, hay llamadas que nos sacuden.

Tal fue el caso muy reciente de un joven que llamó.

Atendió mi esposo. Aunque todos en casa saben brindar una orientación básica, se hacía evidente que la llamada del joven requería mayores conocimientos...así que atendí yo.

El joven pasó al tema de inmediato.

Se trataba de su hermano de quince años, con un diagnóstico de «hipoxia cerebral», evidentemente con secuelas.

Me sorprendió el manejo impecable de la terminología médica por parte del joven hermano. Conocía no solo el diagnóstico, si no los tratamientos médicos y la historia escolar de su hermano. También los nombres de los médicos tratantes y los exámenes practicados a su hermano.

Por lo que entendí, la condición de su hermano venía degenerándose, alcanzando a manifestarse grados de agresividad incontenibles. "Está completamente fuera
de control...antes él me respetaba a mi, ahora ni eso..."

Evidentemente, en esas condiciones el muchacho con necesidades especiales no encontraba entorno escolar o pre-laboral que lo recibiera. La familia andaba en la búsqueda de «instituciones que se encarguen de estos casos». Un sitio donde lograran atender a su hermano adecuadamente. Tenerlo allí al menos durante un tiempo. Un respiro.

Hice lo que pude para orientarlo. Pero principalmente lo escuché atentamente, felicitándolo sinceramente por su actitud tan responsable.

¿Por qué me impactó tanto la llamada?

Pensé en mis hijos mayores, de 18 y 23. Pensé qué afortunados eran porque la problemática de nuestro Alberto no requería tanto de ellos.
 

Pensé en las responsabilidades de ese joven hermano y de la falta de respuestas institucionales para las necesidades de su familia.

Y sobre todo, me pareció excepcional la actitud de ese hermano: en ningún momento se quejó, en ningún momento capté rechazo y autocompasión, en ningún momento alguna recriminación...

Solo preocupación por encontrar una solución para su hermano y también para su familia.

Visto 3762 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

banner concurso2017

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA