Estrategia revitalizante: Explorando otras opciones e intereses

  • Imprimir Amigable y PDF
Fuente: Los padres que aman demasiado. Editorial Hazelden. 1997.

Muchos padres creemos que como padres perfectos, deberíamos estar siempre ocupados en satisfacer las necesidades de nuestros hijos y que sería egoísta ocuparnos de las nuestras.

En realidad, para desempeñarnos como los mejores padres, debemos prestar atención (y mucha) a nuestras propias necesidades.

Algunas sugerencias

Hay aquellos que hallan satisfacción en su propia actividad profesional; otros, ejercitándose; otros, compartiendo con amigos, uniéndose a un coro, o a una clase de dibujo...Nuestras opciones sólo se ven limitadas por nuestra imaginación y por las excusas que inventamos para no aventurarnos.

¿Cómo precisar nuestros propios intereses? Siguen algunas ideas...

Elaborar una lista de las cosas que pensaba hacer cuando sus hijos hubiesen crecido. Si sus hijos son pequeños, hacer una lista de las cosas que haría si no tuviera hijos. Examine las listas. Reflexione. ¿Qué es lo que realmente le ata hoy en día? Generalmente, es el miedo a lo desconocido.


Elaborar una lista de aquello que espera en una relación. Muchos no tenemos idea. Cuando éramos niños, quizás no recibimos lo que necesitábamos. Luego hemos sentido que no lo merecemos. O quizás aprendimos que un buen padre debe olvidarse de sus necesidades. Quizás demos demasiado a nuestros niños como un modo de evitar el tener que enfrentarnos con nuestras propias necesidades. Cualquiera sea el origen de esta creencia, debemos comenzar a prestarnos atención también a nosotros mismos.


Póngase en contacto con aquel viejo amigo, aquel con quien pensó comunicarse durante tantos años. O procure iniciar una nueva amistad. Una de las más importantes necesidades que tenemos es la amistad.


Cuando comience a reordenar ese recuento de necesidades, puede sentirse culpable. Dígase para sus adentros la siguiente frase: Cuando más me dé a mi mismo, tanto más tendré para dar a los demás; Cuando más felicidad haya dentro de mi, tanta más podré compartir; Cuando mis hijos vean que me doy a mi mismo, aprenderán a darse a si mismos.

Visto 1935 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA