5 cosas que deben saber los padres con hijos con necesidades especiales

  • Imprimir Amigable y PDF

 Foto de mamá e hijita con síndrome de Down

La crianza de un hijo es con frecuencia una labor estresante. Manejar hábilmente la agenda, los transportes, las actividades y los deberes de los niños puede causar estragos en cualquier hogar. Si Ud. tiene un hijo con necesidades especiales, entonces puede que esté sumando a esta mezcla citas para terapias, reuniones en la escuela, citas médicas y mucho más. Ud. puede fácilmente sentirse agotada, demasiado estresada y hasta deprimida. Ya que su hijo depende de Ud., es importante que Ud. se ocupe de mantenerse saludable, tanto en lo físico como en lo emocional. A continuación siguen cinco medidas sencillas, con sentido común, para ayudarle a sentirse fuerte y seguro.
 
1. Busque ayuda.
No espere hasta que se encuentre abrumado y en dificultades para buscar ayuda. Encuentre personas que tengan niños con necesidades especiales similares. Ud. se sorprenderá de cuanta ayuda, apoyo e información puede recibir de ellos.


En su comunidad, infórmese sobre la existencia de grupos de apoyo. Aunque los demás miembros de un grupo de apoyo tengan hijos con necesidades especiales diferentes a las del suyo, encontrará que existen muchos tópicos de interés común para conversar.

Investigue en la biblioteca o a través de Internet sobre la existencia de organizaciones que se ocupen de la discapacidad de su hijo. Con frecuencia, estas organizaciones ofrecen apoyo para los padres a través de convenciones, talleres y publicaciones.

Existen grupos de discusión y listas en Internet dedicados a prácticamente todas las discapacidades. Las personas están más que dispuestas a compartir sus experiencias y ofrecer consejos, sugerencias y recursos.

El apoyo puede tomar diversas formas y puede servirle en formas que Ud. ni se imagina.

2. Tómese un tiempo para Ud.

Aunque se sienta presionado por el factor tiempo, Ud. necesita apartar un tiempo para dedicarse a si mismo. Deje a un lado sus obligaciones domésticas o laborales por un tiempito. Dedique una hora al día o inclusive una hora a la semana para hacer algo sólo para Ud. Hacer ejercicios, arreglarse las uñas o visitar un parque o lugar de interés en la comunidad puede resultar refrescante y servir para renovar su perspectiva. No deje las cosas para cuando su hijo sea mayor, o para cuando Ud. sienta que ya él no lo necesita tanto. Al cumplir algunas de sus necesidades, Ud. será más feliz y tendrá mayor capacidad para abordar los problemas que surjan sobre la marcha.

3. Cultive las amistades.

Ud. y su hijo se beneficiarán si Ud. hace un esfuerzo por conocer y entablar amistad con sus vecinos y sus hijos. Si su hijo está escolarizado en una escuela especial en lugar de la escuela de su vecindario, ésto resulta particularmente importante.

Las amistades que se hagan fuera del ambiente escolar de su hijo pueden resultar especialmente reconfortantes para Ud., para su hijo y para los otros niños también. Los niños aprenden a ser compasivos y pacientes cuando conocen a otros que no son precisamente iguales a ellos.

Al Ud. presentarse y presentar a su hijo dentro de la comunidad, logrará hacer nuevas amistadas y evitar sentirse aislado de la comunidad.

4. Siga sus instintos.

Siempre recuerde que Ud. es el experto en su hijo. Nadie lo conoce mejor que Ud. Si Ud. siente que un doctor, maestro u otro profesional no comprende las necesidades de su hijo, busque otro.

El hecho de que una persona sea especialista y goce de buena reputación en determinada área no significa que sea la persona correcta para Ud. y su hijo.

Las decisiones que Ud. tome en conjunto con su médico y otros profesionales pueden tener efectos a largo plazo sobre la vida de su hijo. Asegúrese de sentirse cómodo con ellos.

5. Haga sus propias investigaciones.

El conocimiento realmente otorga poder.

No dependa de que los "expertos" tomen decisiones por Ud. y por su hijo. Piense que Ud. es un miembro en el equipo de su hijo. Infórmese sobre todos los aspectos de la discapacidad de su hijo. Aprenda sobre los últimos tratamientos médicos y la tecnología disponible. Procure conocer personas que ya se hayan sometido a estos tratamientos y conozcan la tecnología. Ellos se convertirán en una de sus mejores fuentes de información.

Investigue los aspectos sociales y emocionales de la discapacidad de su hijo. Mientras más rápido obtenga la información y mientras más información maneje, mejor será la posición suya y de su hijo.

Criar a un hijo con necesidades especiales puede llegar a consumir mucho tiempo y a veces resultar frustrante. Ud. no debe dejar a un lado sus necesidades personales mientras su hijo crece. Su estado mental juega un rol importante en su efectividad como padre y en la toma de decisiones. Mantenga estas sugerencias presentes para que Ud. se sienta satisfecho con Ud. mismo y segura en sus decisiones. Siguiendo estos pasos, Ud. y su familia podrán cosechar los beneficios.


Autora: Paula Rosenthal, J.D.
Sobre Paula: Es abogado.. Está casada y tiene dos hijos. Paula, su esposo y su hija tienen discapacidad auditiva. Su hijo tiene audición normal. Paula es la fundadora y editora de http://www.HearingExchange.com, una comunidad virtual de personas con pérdida auditiva, padres de niños sordos o con pérdida auditiva y profesionales. 
Artículo traducido y reproducido con la autorización de su autora.
Fuente: http://www.HearingExchange.com
Traducción: Angela Couret

 

 

Visto 3406 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Banner Concurso2016 291x86

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA