Carta a Javi

  • Imprimir Amigable y PDF

Testimonio de Laura, hermana de un joven con síndrome de Down.

Hola Javi,

Te digo “hola” y no “querido Javi” porque aunque esto parezca una carta no es un carta convencional. No lo es porque te veo casi a diario y por eso no hace falta que nos escribamos, aunque a veces escribir te permite decir las cosas de otra manera.

Eres mi hermano. Mi único HERMANO. Y eres de todo un poco.

Cuando naciste eras como la canción: “algo pequeñito”, luego eras mi hermano para todo: para pelearnos, escupirnos, chincharnos, jugar, etc. Después, Papá y Mamá me hablaron de ti, de que eras como todos, pero con algunos matices en los que a partir de entonces te tendría que ayudar.

Lo entendí como si fuera una madre precoz, te protegí y, poco a poco, creciste.

Luchamos como todas las familias que ayudan a alguien más en profundidad, contra vientos y mareas, aunque remontabas etapas que, pese a estar convencidos de que las alcanzarías, nos encantaba disfrutar cuando llegabas a ellas: caminar, montar en bici, fijarte en las chicas, y trabajar después de estudiar. ¡Pues ya está, como todos! Con todas y cada una de nuestras dificultades.

Pero, de repente, algo iría mal en nuestras vidas: la salud de alguien. Quizá hubiesen pensado que la tuya si no aclaro en esta carta que a quien le falló la salud fue a nuestro Padre pese a su juventud. Y… sin que nadie nos preguntase, nos dejó, abandonando esta vida de la noche a la mañana.

De nuevo quisimos volcarnos en ti y darte nuestras fuerzas, ¡pero no!, estuvimos equivocados. No fuiste el débil, fuiste muy, muy fuerte, tanto que a veces eras tú quien me daba a mí ese aliento.

¿Quién nos iba a decir que nos sorprendiste sobremanera tantas veces pese a creer mucho en ti?

¿Quién nos iba a decir que superarías esas expectativas? Desde luego ni el médico que le dijo a nuestra madre que no podrías hacer mucho, ni quienes no se atrevieron a crear y fortalecer los maravillosos programas que os ayudan.

Como dijo un gran autor ” también hay árboles sin hojas y estrellas que no brillan, pero siempre son y serán nuestros árboles y estrellas”.

Dedicado a todos los seres humanos que tenemos dificultades, es decir , todos los que habitamos el planeta.

Laura.-

Autora: Laura, su hermana
Fuente: Fundación Síndrome de Down de Madrid

Visto 874 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Banner Concurso2016 291x86

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA