El Atasco

  • Imprimir Amigable y PDF
Fuente: Revista Polibea No. 70, 2004
Publicado en Paso-a-Paso Vol. 18 No. 4

Hace unos días tuvimos un atasco.  Todo aquello que sobra, que hay que eliminar, se quedó a mitad de camino completamente detenido, parado, atascado, no existía la fluidez necesaria para que esos residuos inútiles circularan hacia el exterior, descargando de peso y de sucia sombra, limpiando y aireando.

La necesaria intervención de los poceros volvió a restituir el espacio libre en las tuberías. ¡Qué alegría el sonido del aire liberador, indicando que cada pequeño canal podía respirar de nuevo!

La ausencia de prevención ocasionó el problema, cada pequeña tubería, cada uno de los numerosos canales por lo que circulan las aguas, van poco a poco dejando un pozo en su avance que, al cabo del tiempo, detiene su libre recorrido

También el desagüe exterior, el lugar donde concluyen todos los pequeños, necesita una limpieza periódica y preventiva que posibilite su sereno y continuo transcurrir.

Hace unos días, una persona allegada nos comentaba su situación personal y aunque ella no era consciente, nosotros intuíamos una depresión latente.  La cercanía de mi atasco de cañerías me hizo, inevitablemente, encontrar  analogías entre los taponen exteriores y los ríos interiores que no encuentran salida y van acumulando los líquidos oscuros incapaces de encauzarse correctamente.

Pensé sobre la importancia de tramitar las urgencias del alma antes de que se enquiste el dolor ignorado, deteniendo su salida hacia el exterior. 

Reflexioné sobre la necesidad de desatascar el mar de dudas, de recuerdos, de obligaciones, de preocupaciones, muchas veces ajenas, de pesados fardos que las circunstancias abandonan a lo largo del recorrido.  Medité sobre la urgencia de despejar los ríos internos, hacer que fluyan limpios al aire abierto del azar, de las relaciones y de los compromisos asumidos continuadamente en libertad. Y consideré la conveniencia de incorporar una práctica que desatasque y construya, que abra, que avance incluyendo,
sin dejar atrás una carga que termine deteniéndonos en la más oscura soledad.


Visto 1960 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

banner concurso2017

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA