Desarrollando habilidades sociales para tener éxito en el trabajo. Sugerencias para padres+familia

  • Imprimir Amigable y PDF
Al aproximarse la adultez de sus hijos, muchos padres se preocupan por su futuro. Independiente de que tengan o no una discapacidad, querrán ayudarlos a elegir una carrera, apoyarlos en la búsqueda de empleo y ayudarlos a tener éxito en el trabajo. Los familiares pueden colaborar reforzando la adquisición de las destrezas sociales, importantes en todos los aspectos de la vida. 
 
Mejorando estas habilidades, el joven tendrá mayor éxito en su vida social, mejor desempeño en sus estudios y mayor éxito en la búsqueda y eventual conservación de un empleo. 
 
¿Cuáles habilidades son necesarias para tener éxito?
 
En los años 90, se realizaron varios esfuerzos por clasificar los tipos de habilidades necesarios para tener éxito en el trabajo y en la vida adulta. Entre estas iniciativas se encuentran las adelantadas en el año 91 por la Comisión para Alcanzar las Habilidades Necesarias, dependiente de la Secretaría del Trabajo (EE.UU.) y la de Equipped for the Future Framework (EFF), resultante de un trabajo de 10 años del Instituto Nacional para la Alfabetización (NIFL), también de EE.UU. La iniciativa del NIFL es la más comprensiva ya que aborda algunas destrezas “duras” fundamentales, específicamente habilidades de lectura, escritura y cálculo, conjuntamente con las habilidades “blandas” (habilidades sociales y emocionales) tan importantes y necesarias no solo en el puesto de trabajo sino como ciudadanos en sus comunidades. De las 16 habilidades identificadas en este estudio, 10 han sido validadas como destrezas de base necesarias en todas las ramas de la industria. Las habilidades EFF incluyen:
 
Habilidades comunicacionales:
- Leer con comprensión
- Expresar ideas por escrito
- Hablar para que los demás nos entiendan
- Escuchar activamente
- Observar en forma crítica
 
Habilidades interpersonales
- Orientar a otras personas
- Resolver conflictos y negociar
- Defender una opinión o punto de vista e influenciar
- Cooperar con los demás
 
Habilidades para la toma de decisiones
- Usar la matemática para resolver problemas y comunicarse
- Resolver problemas y tomar decisiones
- Planificar
 
Habilidades para el aprendizaje a lo largo de la vida
- Asumir la responsabilidad de aprender
- Reflexionar y evaluar
- Aprender a través de la investigación
- Utilizar las Tecnología para la Información y la Comunicación
 
Los jóvenes que dominen estas habilidades tendrán mejor probabilidad de ser contratados y menor de ser despedidos – una importante ventaja en el mercado laboral actual.
 
¿Por qué la importancia de las Destrezas Sociales?
 
Aprender las destrezas sociales es un proceso. Son habilidades necesarias para tener éxito en el entorno educativo, en el entrenamiento laboral, para la vida independiente, para la participación comunitaria y eventualmente en el puesto de trabajo. Sin embargo, tradicionalmente se ha asumido que los muchachos aprenden las habilidades sociales en casa, o mediante la observación, por lo cual no suelen enseñarse en las escuelas. Esto significa que algunos jóvenes –con y sin discapacidad – egresan de bachillerato sin haber adquirido estas importantes habilidades.
 
Muchos jóvenes tienen dificultad para hacer la transición del salón de clases al puesto de trabajo. En el caso de los jóvenes con discapacidad, afectados por tasas de desempleo superiores a las de sus pares sin discapacidad, las habilidades sociales son particularmente importantes y requieren mayor entrenamiento. Algunos jóvenes tienen discapacidades específicas que afectan su autocontrol.
 
Otros tienen poco autoconocimiento o dificultades para llevarse bien con los demás. Adicionalmente, no todos han tenido oportunidades de hacer prácticas laborales en el “mundo real”. Deberán aprender la importancia de llegar al trabajo a tiempo, avisar cuando están enfermos y llevarse bien con los compañeros, entre muchas otras cosas.
 
El papel de la familia
 
Las familias cumplen un papel clave para ayudar a sus familiares con y sin discapacidad a aprender las conductas adecuadas, comprender las reglas tácitas que aplican en el puesto de trabajo, y manejar los conflictos de personalidad. 
Asimismo, los padres conocen las fortalezas de sus hijos y pueden apoyarse en ellas durante el proceso de aprendizaje. Además de promover las habilidades sociales en casa, los familiares pueden reclamar que esta instrucción sea incluida en el programa académico de sus hijos. (…) Otra forma efectiva en que los padres pueden ayudar a su hijo es asegurándose que tenga acceso y entienda sus evaluaciones vocacionales, participe en la exploración de carreras y tenga experiencias laborales reales durante sus años de formación secundaria.
 
Las investigaciones demuestran que las experiencias laborales durante los años de bachillerato, sean o no pagas, ayudan a los jóvenes a obtener empleos mejor remunerados al graduarse – esto es así incluso con jóvenes con discapacidades significativas. Los padres y demás familiares pueden reclamar que se incluyan prácticas laborales durante los años de bachillerato, ayudar a sus hijos a encontrar trabajo durante el verano y a hacer voluntariado en la comunidad. Al considerar programas de transición, recuerde que las experiencias laborales ligadas a la instrucción en el aula son mucho más efectivas que la instrucción meramente teórico.
 
¿Qué hacer en casa?
 
HABILIDADES DE COMUNICACIÓN
 
¿Necesita su hijo mejorar sus habilidades para la comunicación oral?
 
Según encuestas anuales realizadas por la Asociación Nacional de Universidades y Empleadores, las habilidades de comunicación clasifican consistentemente entre las habilidades más valoradas por los empleadores. Si ayudamos a los muchachos a adquirir estas destrezas, no solamente les ayudaremos a conseguir un empleo, sino que les ayudaremos a avanzar en sus carreras.
 
¿Qué hacer?
 
Utilice una videocámara o su teléfono para grabar a su hijo dando instrucciones para utilizar el microondas o para hacer algo que conozca bien, por eje., jugar un videojuego. Repasen el  video juntos. ¿Se expresó con claridad? ¿Las instrucciones fueron comprensibles? Otros familiares y amigos pueden dar su opinión.
 
Ayude a su hijo a adquirir vocabulario proponiéndole aprender una palabra nueva por día utilizando el diccionario, por ejemplo.
 
Anime a su hijo a participar en actividades escolares que promuevan la comunicación efectiva. Por ejemplo, incorporándose al equipo de debate del colegio.
 
Conversen sobre los tipos de comunicación que podríamos utilizar en diferentes situaciones. Por ejemplo, con nuestros amigos, en el aula de clase, en el puesto de trabajo y con la familia. De esta forma ayudaremos al joven a comprender que lo que es aceptable en un entorno posiblemente no lo sea en otro.
 
Utilice una escala de cinco puntos para enseñar el volumen de voz o la distancia apropiada. Por ejemplo, si su hijo tiende a hablar con un tono de voz elevado, enséñele a igualar su voz con un número. Si la voz más elevada es un 5 y el uno representa un tono de voz bajo, enséñele que un nivel de voz entre 2 ó 3 resultaría apropiado en el trabajo. (…)
 
¿El joven presta atención a lo que dicen los demás y recuerda lo que le dijeron?
 
¿Cómo ayudar?
 
Anime a su hijo a conversar con sus familiares y amigos. Escuchando a los demás y sumando sus observaciones en el transcurso de la conversación le ayudarán a convertirse en un buen oyente.
Modele las habilidades de escuchar ante su hijo. Preste atención a sus interlocutores, repita lo que dijeron y haga preguntas de seguimiento.
 
Dele a su hijo instrucciones sobre cómo hacer una tarea en casa tal como lavar la ropa, podar el césped o recoger su cuarto, y pídale que repita las instrucciones en sus propias palabras.
 
Pídale a su hijo anotar lo que desean beber sus invitados, apuntándolo de ser necesario.
 
Tome en consideración las adaptaciones que su hijo utiliza en la escuela. Si se emplean en el aula adaptaciones para ayudarle a prestar atención y a comprender mejor las instrucciones, considere implementar adaptaciones similares en el puesto de trabajo.
 
¿Su hijo se comunica efectivamente de forma no verbal?
 
Gran parte de la comunicación no es verbal. La comunicación no verbal es importante al interactuar con los empleadores, compañeros de trabajo y los clientes. Es posible que los jóvenes tengan que mejorar ciertos aspectos de la comunicación no verbal por ejemplo, manteniendo el contacto visual apropiado. Adicionalmente, algunos jóvenes tienen discapacidades que les dificultan percibir la comunicación no verbal de los demás, por ejemplo, las expresiones faciales y gestuales. Los familiares pueden ayudar en la adquisición de estas habilidades practicándolas en casa.
 
¿Qué hacer?
 
Recuérdele a su hijo que al presentarse, haga contacto visual con su interlocutor y le extienda la mano. Practiquen el lenguaje no verbal aplicable en una entrevista de trabajo.
 
Ayude a su hijo a comprender lo importante que es establecer el contacto visual con el entrevistador y evitar los movimientos nerviosos.
 
Modelar la postura correcta, por ejemplo, pararse derecho y no encorvado. Recuérdele a su hijo que una postura correcta transmite autoconfi anza.
 
Explicar y demostrar que las habilidades de comunicación y los límites personales pueden variar según el lugar y la situación. Por ejemplo, pueden hacer una demostración de la distancia aceptable entre dos personas que no son familia (usualmente entre medio y 1,5 metros). Practíquelo con su hijo.
 
Consideren otras estrategias posibles para mejorar las habilidades de comunicación del joven (…). Por ejemplo, sugiérale mirar la nariz o la mejilla de su interlocutor si le ocasiona ansiedad mirarlo a los ojos. Se percibirá como un contacto visual.
 
HABILIDADES INTERPERSONALES
 
¿Se muestra su hijo dispuesto a recibir instrucciones y trabajar de forma colaborativa con otras personas?
 
En encuestas realizadas anualmente por la Asociación Nacional de Universidades y Empleadores, el trabajo en equipo y la capacidad para trabajar con otras personas aparecen consistentemente entre las habilidades más apreciadas por los empleadores. En la actualidad, esto significa tener la capacidad de comunicarse y trabajar con personas de diferentes grupos raciales, religiosos y étnicos.
 
¿Qué hacer?
 
Anime a su hijo a ayudar a algún vecino en el mantenimiento de su jardín o a hacer voluntariado en su comunidad. Así practicará el trabajo en equipo.
 
Dediquen tiempo para jugar como familia, estimulando el trabajo en equipo. Los juegos de mesa permiten a los muchachos mejorar muchas habilidades que aplican en el trabajo: cooperar con los demás, tomar turnos, seguir las normas, controlar las emociones y aprender nuevos conocimientos y habilidades.
 
Anime a su hijo a practicar un deporte en equipo. La actividad deportiva permite a los jóvenes aprender habilidades de comunicación, toma de decisiones, auto-control y auto-disciplina al igual que aprender a trabajar en equipo.
 
Si su hijo no tiene suficiente aptitud deportiva para sumarse a algún equipo en el colegio, explore la oportunidad de incorporarse a alguna actividad deportiva en la comunidad.
 
Converse con su hijo sobre las diferencias y el hecho que algunas personas tienen ideas prejuiciosas sobre personas que son diferentes a ellos.
 
De surgir alguna situación de discriminación con su hijo, conversar sobre este tema en familia. Comentar por qué existe la discriminación. Reflexionar sobre nuestros sentimientos cuando alguien nos discrimina y aprovechar la oportunidad para enseñar la importancia de no ser discriminatorio con los demás.
 
¿Sabe su hijo cómo manejar el conflicto?
 
Auto-control, respeto hacia los demás, y ser capaz de afrontar el conflicto son habilidades muy importantes.
 
Entre las razones más comunes para el despido de los empleados está negarse a seguir instrucciones y no llevarse bien con los demás.
 
¿Qué hacer?
 
Ayude a su hijo a comprender cómo su conducta puede contribuir a un malentendido. Si su hijo le comenta sobre algún problema que le sucedió en el trabajo, ayúdelo a reflexionar sobre la situación. Pregúntele a su hijo qué hizo bien y si cree que hubo algo que él o sus compañeros de trabajo pudieran hacer de otra forma. De ser necesario, comentar los próximos pasos para remediar el malentendido.
 
Ensayen cómo manejar situaciones difíciles mediante el juego de roles. Asumir un rol y pedirle a su hijo responder a la situación. Conversar sobre conductas apropiadas.
 
Comentar la forma en que los personajes de televisión manejan la ira. Muchos programas muestran situaciones de personas discutiendo o peleando. En el transcurso del programa, comente con su hijo sobre diversas formas de manejar la ira apropiadamente. Por ejemplo, contando hasta diez, ausentándose un ratico o saliendo a trotar. Preguntarle a su hijo qué cree que le funcionaría mejor en su caso.
 
Explicarle a su hijo que aceptar instrucciones y críticas constructivas forma parte de ser un empleado. Reforzar esta habilidad dándole instrucciones para realizar algunas obligaciones en casa. Asegúrese que su hijo responda de forma apropiada y si no lo hace, practicar las respuestas apropiadas.
 
Recordarle a su hijo que debe tratar a los demás en la forma que desea ser tratado. Reconozca que esto puede ser difícil cuando los demás son maleducados, groseros o crueles. Comentar el tipo de situación que requiere mantenerse firme y cuando es mejor retirarse.
 
Disculparse con su hijo cuando sea necesario. Nada hace mejor impresión en los jóvenes que ver a los adultos  admitir que se equivocaron.
 
¿Es su hijo cuidadoso con su apariencia?
 
La buena higiene personal y la apariencia favorecen la interacción social mientras que una mala higiene personal puede dar una mala impresión a empleadores y compañeros.
 
¿Qué hacer?
 
Conversar sobre la higiene personal, enfatizando que en la mayoría de los empleos aplican reglas para vestirse y es importante que los empleados estén siempre limpios.
 
Asegúrese que su hijo esté vestido apropiadamente y tenga buena higiene para asistir a la escuela, a las funciones familiares, al centro comercial, a los restaurantes u otros lugares. 
 
Modele una buena higiene personal y la forma de vestirse apropiada para reflejar lo que significa vestirse profesionalmente.
 
¿Su hijo es amistoso, cortés y diplomático en su trato con los demás?
 
Los empleadores buscan empleados con buenas habilidades interpersonales. Si bien esto es particularmente importante en empleos que requieren que los empleados interactúen con los clientes, las destrezas interpersonales son también útiles y necesarias en el trato con los compañeros, para evitar conflictos y para destacarse entre otros aplicantes o empleados.
 
¿Qué hacer?
 
Enseñarle a su hijo frases que pueda utilizar por teléfono.
 
“¿Podría pasarme al Sr. López?” O en el trabajo, “Soy Débora. Encantada de conocerlo.” Pídale a su hijo responder el teléfono en casa de forma amable y profesional.
 
Enseñarle a su hijo que debe esperar a que los demás terminen de hablar antes de interrumpir.
 
Identificar áreas de dificultad para su hijo y hacer juego de roles sobre cómo manejar situaciones difíciles o inesperadas. El juego de roles le dará la oportunidad de practicar lo que diría en varias situaciones.{mospagebreak}
 
APRENDIZAJE A LO LARGO DE LA VIDA
 
¿Demuestra su hijo responsabilidad, iniciativa, auto-dirección y perseverancia?
 
Tener una buena ética de trabajo, tener iniciativa y la habilidad para tomar decisiones son cualidades valiosas para los empleadores.
 
¿Qué hacer?
 
Pedirle a su hijo responsabilizarse por el cuidado de la mascota familiar o por prepararse para la escuela o para el trabajo.
 
Responsabilizar a su hijo por la planificación y preparación de una cena familiar al menos una vez al mes. Inicialmente bríndele ayuda, hasta que aprenda todos los pasos requeridos para esta tarea.
 
Pedirle a su hijo ocuparse de una diligencia o tarea. Por ejemplo, si se está preparando para obtener su licencia de manejar, pídale que se comunique con el Departamento  de Tránsito y tome nota de todos los pasos necesarios (obtener un permiso temporal, matricularse en un curso, examinarse - partes teórica y práctica - cumplir los trámites para asegurarse…).
 
Ayudar a su hijo a comprender las expectativas tácitas de los empleadores: llegar a tiempo, evitar llamadas telefónicas o mensajes de texto personales en el trabajo, no conversar o socializar con amigos en horario laboral.
 
De ser posible, permitirle a su hijo pasar tiempo con Ud. en su trabajo. Así aprenderá algunas de las tareas asociadas con el su trabajo o con la rutina laboral de otros de sus compañeros. (…)
 
¿Su hijo trata de aprender nuevas habilidades?
 
Llevar a su hijo a los conciertos y eventos deportivos o animarlo a participar en actividades que se relacionen con sus intereses.
 
Pedirle a su hijo identificar alguna habilidad sencilla y divertida para aprender. Podría ser probar una receta, aprender un programa de computación o un nuevo juego Informarse sobre programas abiertos al público en su comunidad (institutos universitarios, academias de arte o música, museos, o bibliotecas). Animarlo a matricularse.
 
Ayudar a su hijo a ser independiente pidiéndole planificar una excursión utilizando transporte público. Pedirle que se informe sobre las rutas de transporte, costo del pasaje, ubicación de las paradas, etc. (…) Si no existen servicios de transporte público, sugiérale a su hijo pedirle a algún amigo que le dè la cola (un aventón) para llegar.
 
Resumen
Tanto en la casa como en la escuela, las familias y demás cuidadores juegan un papel fundamental apoyando a los jóvenes, con y sin discapacidad, en la adquisición de las habilidades “blandas” que le permitirán ser exitosos en su trabajo.
 
Nota de la traductora: Se ha traducido “Soft skills/Habilidades blandas” como “Destrezas/Habilidades sociales”. Sin embargo los “soft skills”, denominadas también “people skills” (habilidades para la relación con la gente), abarcan tanto las habilidades sociales como la comunicación efectiva, manejo de conflicto, manejo de emociones, entre otros.
 
 
Fuente: Resumen Informativo publicado por el National Collaborative on Workforce and Disability, Mayo 2011. Edición No. 28.
*Título en inglés: Helping Youth Develop Soft Skills for Job Success: Tips for Parents and Families.
Traducción: ángela Couret
Publicado en Paso-a-Paso Vol. 22.4

 

Visto 8956 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA