Ante la búsqueda de empleo

  • Imprimir Amigable y PDF

Alicia* culminó sus estudios y se enfrentó al desempleo. Afortunadamente, el programa de rehabilitación vocacional para personas con discapacidad intelectual de su comunidad pudo apoyarla en su búsqueda de empleo. 


Todos sabían que le encantaban los niños, pero su antigua escuela solo le había ofrecido entrenamiento en tareas de oficina y procurado alguna que otra experiencia laboral no remunerada en un restaurante. Con la ayuda del especialista laboral del programa, Alicia visitó varias guarderías pero no había plazas para personas sin experiencia. Investigando más a fondo sus intereses, se conoció que Alicia tenía facilitad y le gustaba la computación. Aun con un mínimo de habilidad lectora y de cálculo, hizo un entrenamiento básico y ante su capacidad para manejar los programas y su entusiasmo por la actividad, los especialistas del centro sugirieron que Alicia se convirtiera en tutora de niños en el área de computación.

Alicia trabajó con su entrenador laboral para ubicar un preescolar que necesitara equipo de computación e instructor. Utilizando fondos personales que se habían apartado para su futuro laboral, Alicia adquirió y llevó al preescolar un computador nuevo equipado con los programas necesarios y así se convirtió en empleada del centro. El preescolar cobraría  a las familias un monto adicional por la tutoría en computación y Alicia sería remunerada por su trabajo. Tres años más tarde Alicia había recuperado su inversión y logrado el éxito laboral.

La historia de Alicia ilustra que con un poco de planificación y creatividad, los jóvenes en edad de transición laboral pueden tener éxito vocacional. Siguen algunas sugerencias para las familias:

Mantener expectativas elevadas. El primer paso para el éxito es tener expectativas elevadas para sus hijos. Pensar que se harán adultos y trabajarán. Asegurarse que sus hijos tengan obligaciones en casa y, de ser posible, trabajos a la salida del colegio y durante el verano.

Dar seguimiento a las expectativas con acciones
. Un paso muy importante es ahorrar para el futuro. Las familias pueden crear un "fondo de empleo" para su hijo, al igual que ahorrarían para la universidad del hermano. Esta reserva podría utilizarse más adelante para pagar entrenamiento adicional, adquirir herramientas, cubrir costos de transporte o iniciar un negocio.


Luchar para que su hijo tenga experiencias laborales reales
, preferiblemente remuneradas. Estas experiencias permitirán aclarar los intereses del muchacho y demostrar los apoyos y métodos didácticos más efectivos. Devengar un sueldo contribuye al autoestima del muchacho y refuerza la conexión entre el esfuerzo y el logro.


Aumentar los recursos mercadeables de su hijo. Los mejores trabajos van para quienes ofrezcan al empleador el mayor beneficio. Contar con los equipos o herramientas necesarias podría mejorar la capacidad de empleo de su hijo. En el caso de Alicia, el contar con un computador sirvió de aliciente adicional para contratarla.

Considerar el autoempleo. El sector microempresarial está en auge y podría ser una opción para la persona con discapacidad.

Potenciar su red personal de contactos.
La mayoría de las personas obtienen su primer trabajo a través de sus contactos personales. Las familias consumen bienes y servicios en su comunidad y tienen amigos y colegas. Aproveche esos contactos para ayudar a su hijo a  encontrar empleo!


* Los autores del artículo acotan que el caso de Alicia resume la experiencia de varios de sus clientes.

 

Basado en el artículo Eight Effective Steps to Employment Succes. Autores: Cary Griffin y Dave Hammis. Publicado en IMPACT, Primavera-Verano 2006. Redacción: Angela Couret
Publicado en Paso-a-Paso Vol. 19.1

Visto 5848 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA