Entrevista con Miriam Flórez Troncoso, Premio Christian Pueschel (06/08)

  • Imprimir Amigable y PDF

Miriam Flórez (31 años) es la benjamina del doctor Jesús Flórez y de Victoria Troncoso, alma mater de la Fundación de Síndrome de Down en Cantabria. 

Miriam comenzó su aprendizaje muy pronto. A los tres años fue a una guardería y estuvo desde los seis a los 18 años en un colegio de integración. Su madre le daba clases por la tarde. Aprendió a leer a los siete años y a los 11 dice que no escribía todavía pero aprendió y ahora «me gusta mucho escribir a mano y con el ordenador». Señala con mucho desparpajo que «el trabajo me hace sentir bien por ser una trabajadora como los demás». Está de auxiliar de archivo en la clínica Mompía. Hace ya cuatro años que tiene contrato con ese centro.

Pero si algo tiene Miriam muy claro es que ha venido al mundo a disfrutar de la vida y ayudar a otros, pues «aunque tengamos síndrome de Dawn o enfermedades o discapacidad siempre podremos ofrecer cariño y una sonrisa». De eso, se dio cuenta en Lourdes la primera vez que fue con su madre formando parte de la peregrinación diocesana con enfermos: «He visto a mucha gente con problemas de salud, como por ejemplo discapacitados físicos en sillas de rueda y a otras que tienen otros problemas y son deformes. Eso me ha impresionado. Ha sido una experiencia que me ha ayudado. Hay que hacer felices a los demás. Hay mucho sufrimiento. Quiero que estén contentos. Voy a volver otra vez pero para ayudar».

Eso es Miriam, una persona receptiva.

-¿Enhorabuena!. Eres la primera persona con síndrome Down que recibe el premio Christian Pueschel Memorial Citizen Awards 2008 en reconocimiento a tu esfuerzo y voluntad para aprender ¿Qué te parece?

- Estoy muy feliz. No me esperaba ese premio.

- ¿A quién se lo dedicas?

- A mi familia, a mis profesores y a mis amigos de la Fundación de síndrome Down

- ¿Estarás ya preparando tu intervención en el Congreso de la National Down Syndrome que se va a celebrar en Boston del 11 al 13 de Julio?

-Sí. Yo voy a dar la bienvenida a todos los asistentes en esa convención, unas 2.500 personas. Intervendré también en una mesa redonda con jóvenes estadounidenses a los que contaré mi experiencia laboral. Habrá traducción simultánea porque no hablo inglés e intervendré una tercera vez en el congreso para contar mi vida a las familias de habla hispana.

-¿Te aprenderás unas frases para dar la bienvenida a los congresistas en inglés?

- Sí, diré ¿Hello! y voy a intentar decir algo más.

-Ya que vas a hablar de tu vida ¿cuáles son tus mejores recuerdos de infancia?

- Recuerdo que mi hermana Toya me acogió con mucha alegría y mucho cariño. Quería tener una hermana y también me acuerdo de los juegos con mis hermanos. Yo nací prematura y tuve muchos problemas. Lo sé porque mi madre y mi hermano Iñigo escribieron 'Mi hija tiene síndrome de Down'.

-Dices que te acuerdas mucho del día que hiciste la Primera Comunión ¿por qué?

- Para mí era muy importante recibir al Hijo de Dios y también porque lo celebré con toda mi familia y mis amigos. Leí muy bien una oración a la Virgen y todos estaban emocionados. Luego fuimos a comer al Rhin.

-¿Recuerdas algún regalo?

- Sí. Una profesora de Geografía que se llama Paz me regaló un libro sobre la vida de Jesús. Aún lo conservo.

- El año pasado en el congreso de Buenos Aires contaste que había una niña en tu clase que te pegaba ¿te dejó huella ese maltrato o lo has conseguido olvidar?

- A veces se me viene ...pero allí conocí a mis amigas Ana, Cristina, Noelia y Elisa que también tienen síndrome de Down y eso es lo que más me gustó.

- ¿Por qué no lo dijiste en casa?

- No decía nada para no preocupar a mis padres.{mospagebreak}

- Así que eres buenísima persona...

- Pues bueno.

- Cuando eras pequeña no te llevaban a la playa para evitarte infecciones respiratorias a las que eras propensa. Pero, a los seis años comenzaste a nadar en una piscina y el año pasado ganaste dos premios de natación en Guadalajara. ¿Qué te ocurre en el agua? ¿Te sientes más ligera o más libre?


- Me siento bien y me relaja mucho. Ahora no puedo nadar porque tengo una lesión en la rodilla derecha.

- ¿Que tal llevas eso de estar en dique seco?

- ¿Ah! tampoco puedo bailar que es otra cosa que me gusta mucho. Hago rehabilitación y espero volver a la piscina en septiembre u octubre cuando mi rodilla esté bien.

-Tu primer trabajo en prácticas fue en un hotel como camarera de piso y actualmente trabajas como auxiliar administrativo en la clínica Mompía. ¿Qué haces en concreto?

- Recojo en cada planta las historias médicas y otros documentos y los llevo al archivo. Reparto el correo. Hago fotocopias. Ordeno y clasifico las historias y las radiografías. Trituro el papel para reciclaje.

- ¿Cuántas horas estás allí?

- De nueve de la mañana hasta la una menos veinte.

- ¿Te pegas mucho madrugón para ir?

- Ahora no. Mi padre se ha jubilado y me lleva en coche. Antes para ir a Mompía cogía un autobús en el Alto de Miranda que me llevaba al centro y luego caminaba a la estación de FEVE para coger un tren de cercanías.

- ¿Ayudas en casa?

- Sí. Hago mi cama, quito la mesa, barro el cuarto de estar después de comer, repongo las bebidas del frigorífico y el papel higiénico y las servilletas.

- ¿Colaboras en la cocina?

- Cuando puedo. Lo que más me gusta es hacer las ensaladas mixtas y limpiar y preparar las fresas. Las quito los rabos, las lavo y corto y las colocó en unos recipientes y también preparo los pimientos con ajo en el microondas.

- ¿Y tu plato favorito cuál es?

- Arroz a la cubana, pero sin plátano frito porque me engorda, es muy dulce y yo no soy golosa.

- ¿Te cuidas el tipo?

- Sí, todos los domingos me peso, pero no hago dieta. Como bien y hago ejercicio.

-Has viajado mucho con tu familia y con la Fundación ¿Cuál de las ciudades que conoces te gusta más?

- Pamplona porque tengo allí familia y también Buenos Aires y Boston.

-Dices que te gusta compartir tus sentimientos con tus amigos ¿Tienes muchos?

- Sí, todos vamos a la Fundación. Se llaman Abraham, Víctor, Héctor, Cristina, Salomé, Marta, la otra Marta, Ana, Mª del Pilar e Isabel. Les invito a mis cumpleaños en casa y salimos a merendar o al cine. También hemos hecho algún viaje con monitores.

- ¿Qué libro tienes en tu mesita?

- La 'Orden del Fenix' de Harry Potter y acabo de leer 'High School Musical'. Me lo regaló mi hermana Toya. Me lo regaló mi hermana Toya y yo cuando me lo entregó, lo abrí y le dí un abrazo de la emoción.

- ¿Qué personaje histórico admiras más?

- A Dios y a su hijo Jesucristo.

-¿Has seguido los partidos de la Selección Española?

-No. Yo sólo sigo al Real Madrid.

- ¿Y quién es tu jugador favorito del Madrid?

- El capitán, Raúl... Le conozco personalmente porque en una competición de natación en la que quedé la segunda me dio el premio. Es encantador. Estuvo conmigo y con un grupo de jóvenes. Comió con nosotros en un restaurante y tengo una foto con él y un autógrafo.

-Por último ¿con otros padres cómo crees que habría sido tu vida, te imaginas con otra familia distinta?

-¿Uy madre! Yo estoy encantada de estar con mis padres. No quiero cambiarles por otros. No me puedo imaginar con otra familia. Son estupendos y mis padres me cuidan y protegen del mal.

Joven con síndrome de Down obtiene premio internacional...
Mi familia es estupenda y me protege del mal
Reporta: Donata Bustamante 
Fuente: http://www.eldiariomontanes.es
Fecha: Junio 29, 2008

Visto 3656 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

banner concurso2017

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA