Hablando con. Entrevista con Gerardo Echeita

  • Imprimir Amigable y PDF
Fuente: Integra (publicación del INICO), No. 20
Entrevistador: David Aparicio
Publicado con la autorización del INICO

Sobre Gerardo Echeita: Es Profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y miembro del INICO. Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación y Doctor en Psicología. De amplia e intensa trayectoria profesional con alumnos con necesidades educativas especiales, siempre impulsando la integración educativa en España.

Recientemente Echeita ha co-dirigido, junto con el Director del INICO, "La Declaración de Salamanca sobre las NEE 10 años después. Valoración y Prospectiva", un libro en el que diferentes profesionales de la educación emiten su juicio sobre la importancia y repercusiones de "La Conferencia Mundial sobre Necesidades Educativas Especiales. Acceso y Calidad", promovida por la UNESCO en 1994 en Salamanca.

Pregunta: Todos los autores están de acuerdo en la importancia de la Declaración de Salamanca, pero ¿podemos hablar de un antes y un después en las Necesidades Educativas Especiales?

Gerardo Echeita (GE): Bueno tal vez sea un tanto exagerado hablar de "un antes y un después". Los procesos de cambio son graduales y los grandes eventos lo que hacen es, sobre todo, atraer la atención pública - nacional o internacional - sobre un asunto, marcar unas metas a largo plazo y, tal vez lo más importante, plasmar un enfoque o una forma de hacer las cosas para poder ir acercándose a un horizonte, por otra parte, siempre en movimiento y, por esa razón, en buena medida inalcanzable.

En este sentido, la Declaración de Salamanca lo que puso en evidencia es que si queremos avanzar hacia el horizonte de una verdadera educación de calidad para todos los alumnos y alumnas, sin exclusiones ni eufemismos de ningún tipo, debemos de emprender reformas educativas "radicales" que conformen un sistema educativo bien distinto al que tenemos, reformas que, por otra parte, se analizan con acierto en el Marco de Acción establecido en la Conferencia.

También podríamos decir que otro de los "mensajes" importantes era que la mera "integración" de los alumnos con necesidades educativas especiales en el sistema ordinario, era y es un paso necesario en el camino hacia una educación más inclusiva, pero insuficiente e insatisfactorio si no avanzamos para transformar esa integración en verdadera participación y en un progreso real en los logros de ese alumnado. Por último podría decirse que lo que en esa gran conferencia se planteaba iba mucho más allá de unos pocos alumnos considerados con "necesidades especiales" e implicaba, en el fondo, a todos los alumnos y alumnas de nuestros sistemas educativos.

Pregunta: ¿Por qué este libro, justo 10 años después?. ¿Es el tiempo idóneo para tener una buenas perspectiva sobre la evolución que ha tenido lugar?

GE: Como decimos en la introducción del libro, todos somos conscientes de la arbitrariedad de las efemérides, pero seguimos festejándolas porque tienen un simbolismo y una capacidad de evocación de la que resulta difícil desprenderse y de la que, por tanto, hay que saber aprovecharse. Ciertamente diez años no son ni mucho ni poco para hacer un análisis retrospectivo, pero son suficientes para darnos cuenta de que en algunos lugares y respecto a algunos contenidos las cosas no marchan como se esperaba. Por otra parte, como es bien sabido por la comunidad educativa española, aquí estamos inmersos en un proceso de debate para una nueva ley de educación después de la paralización de la LOCE, una ley, por cierto, que a juicio de muchos de los autores que han participado en este trabajo y de muchos de los profesores y profesoras que trabajan a diario en este ámbito, resultaba bastante regresiva a los efectos de seguir avanzando por la senda que se había marcado en Salamanca. Con el libro hemos intentado llegar a tiempo para hacer también una aportación a ese debate en un ámbito que, por cierto, no aparece muy tratado en la propuesta que el MEC ha presentado. No podíamos dejar escapar esta oportunidad, toda vez que la Conferencia de Salamanca tuvo lugar bajo el mandato de un gobierno socialista y en un momento en el que España estaba en una posición de "vanguardia" en estas cuestiones. Nos gustaría pensar que también estamos presionando cariñosamente a las autoridades ministeriales para recuperar, en lo posible, esa posición.

Pregunta: ¿Cómo se imaginaba Ud. en 1994 que sería la situación de los alumnos con Necesidades Educativas Especiales diez años después?. ¿En que medida se han cumplido sus expectativas y en qué aspectos echa de menos una mayor evolución?

GE: Ciertamente esta es un buena pregunta. La verdad es que en esos años (la década entre el 85 y el 96, más o menos), que unos compañeros han llamado "la década prodigiosa" de la educación especial en nuestro país, creo que vivimos un momento de mucha esperanza en la posibilidad de cambiar la realidad educativa que conocíamos, tanto en este ámbito particular de las "necesidades especiales", como en general en toda la educación escolar. Visto con perspectiva, creo que, de algún modo, hacíamos la atribución colectiva de que la situación cambiaría en función de lo que pensábamos e imaginábamos. En este sentido, la Conferencia de Salamanca fue una especie de "culmen" de ese anhelo y, dicho sea de paso, porque fue además una Conferencia magnífica en todos sus aspectos (contenido, organización, ambiente,....). En esos días de junio de hace diez años, por lo tanto, el mundo iba a ser como nosotros lo soñábamos. Y creo que esos momentos de impulso y sinergia colectiva fueron muy importantes para tomar impulso y seguir peleando con las innumerables barreras que nos separaban Ð y aún nos separan todavía- , de nuestros sueños. Por lo tanto, puede decirse que la Conferencia cumplió con creces su cometido principal cualesquiera que fueran entonces mis expectativas y echo de menos ahora esa energía que entonces sentíamos.{mospagebreak}

Pregunta: Aunque se haya recorrido un largo camino, y quede otro, más largo aún, por recorrer, ¿cómo es la situación actual de la educación inclusiva en España?. ¿Y con respecto a otros países?.

GE: Al hilo de su pregunta me va a permitir que haga una aclaración importante. Tiene que ver con el concepto de "educación inclusiva" y porque muchos están asimilando este término al de "educación especial", eso si, pasado ahora por el baño de lo postmoderno o lo políticamente correcto. Aunque el espacio de esta entrevista no nos lo permite tanto como me gustaría, déjeme simplemente que resalte que hablar de educación inclusiva es hablar del proceso para buscar nuevas formas de responder a la diversidad de alumnos que aprenden, cualesquiera que fueran las necesidades, características o circunstancias personales; tiene que ver también con la tarea de identificar y remover las barreras que limitan la presencia, la participación y el rendimiento de todos los alumnos y alumnas en la educación ordinaria y, por último es, junto con todo lo anterior, la preocupación por los alumnos que puedan estar en riesgo de marginalización, exclusión o fracaso escolar en nuestro sistema educativo. Como ve, todo ello va mucho más allá de los límites estrechos de lo que todavía seguimos llamando "educación especial" y se confunde, de hecho, con una determinada forma de entender la educación escolar, sin más adjetivos. Hecha esta apreciación, creo que tal vez el mejor diagnóstico respecto a la educación inclusiva en España es que estamos "en mantillas", pues aquí seguimos planteando todas estas cuestiones de forma no solo independiente, sino en ocasiones, en abierto conflicto de intereses y pugnando por los siempre escasos recursos que nuestras administraciones ponen al servicio de la educación escolar. Esto es, aquí seguimos teniendo programas, recursos y normativa para "los de integración", para "los de educación especial", para "los inmigrantes", para "los que fracasan", para "los muy capaces", etc, etc. y, sobre todo, seguimos pensando que hay alumnos y alumnas "normales" y "otros", que son los diversos, con los que tenemos que hacer algo especial.

Respecto a las comparaciones (con otros países, o entre comunidades si fuera el caso) ha de decirse aquello de que, siempre son odiosas y poco útiles, porque las realidades sociales son complejas y es una falacia pensar que los países tienen situaciones más o menos homogéneas; ¿cuál sería, sin ir más lejos, la idea de lo que ocurre en España, cuando tenemos una realidad tan plural y diversa, con comunidades autónomas que intentan avanzar y otras que lo que parece es que prefieren retroceder a 1985?. Lo que si hay que señalar es que hay muchas experiencias inclusivas por muchos lugares -también entre nosotros -, de las que podemos aprender y que sobre todo nos enseñan que, si tenemos voluntad y determinación, se pueden acometer los cambios "radicales" a los que antes aludía y la Conferencia de Salamanca preludiaba.

Pregunta: ¿Cuáles señalaría como los principales aspectos a mejorar, y en qué dirección deben ir encaminados los esfuerzos para conseguir una educación inclusiva de calidad?

GE: Bueno, esta pregunta se contesta de forma breve, aunque para explicarla necesitaríamos buena parte del conocimiento acumulado en educación. Creo que, en esencia, los cambios más importantes son los vinculados a hacer de los centros escolares verdaderas "comunidades de aprendizaje", organizaciones con la autonomía y la responsabilidad de transformarse tanto como sea necesario para conseguir un objetivo en apariencia sencillo y que ya formulara Jhon Dewe hace muchos años: "Desear para todos nuestros alumnos, cualesquiera que sean su condiciones personales o sociales, lo que cualquier padre bueno y sabio quisiera para sus propios hijos".

Pregunta: Como profesional de la educación e investigador activo ¿puede comentarnos cuáles son las líneas de investigación sobre las que se está trabajando en la actualidad respecto a la inclusión educativa?

GE: Pues mis intereses investigadores se centran en dos líneas sobre todo: por un lado, apoyar, desde un papel que me gusta mucho y que algunos han llamado de "amigo crítico", el trabajo de cambio y mejora escolar que algunos centros (colegios e institutos de educación secundaria) están realizando para avanzar hacia valores y prácticas más inclusivas. Para ello, entre otras tareas, un grupo de investigadores agrupados alrededor de lo que hemos llamado "consorcio universitario para una educación más inclusiva" ( Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. ), hemos traducido y adaptado un instrumento de gran utilidad conocido como Index for Inclusión del que son autores T.Booth y M.Ainscow.

La otra línea se identifica con los versos de Salinas, "la voz debida", y consiste en dar a conocer la situación escolar que viven determinados colectivos de alumnos en desventaja que, por lo general, son invisibles y su voz silenciada habida cuenta de nuestra complacencia hacia su situación. En este sentido, por ejemplo, hemos estudiado cómo se encuentran alumnos con necesidades especiales asociadas a discapacidad intelectual integrados en IES de la Comunidad de Madrid, uno de los colectivos más amplios dentro de los que oficialmente están "integrados" en nuestros centros y que, sin embargo, se encuentran la mayoría de las veces recibiendo una enseñanza empobrecida y muy lejana de lo que la Conferencia de Salamanca, nos pedía para ellos.

Para obtener una copia del Index for Inclusion, traducido por Echeita y colegas:

Escribir al Dr. Echeita manifestándole su interés en el Index. Recibirá a vuelta de correo electrónico una pequeña ficha para recoger datos sobre su institución y sus intereses ya que el propósito de este equipo de investigadores es poder ir creando una "red" alrededor de estos asuntos y vinculada a la página que mantienen: http://www.uam.es/proyectosinv/inclusion/

Al devolver la ficha completa, le remitirán el Index como documento PDF. Según nos explicó el Dr. Echeita:

Es un criterio de los editores ingleses, evitar cualquier tipo de difusión másiva por via electrónica (como colgarlo en una web para que cualquiera pueda descargarlo), o en papel. Una de las condiciones básicas para un buen uso de este instrumento es que las personas, grupos, centros escolares realmente interesados lo soliciten y se compromentan hasta cierto punto en una determinada forma de uso.
Un cordial saludo
Gerardo Echeita

Visto 2777 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA