Anticipando la menstruación en niñas con TEA. Algunas sugerencias

  • Imprimir Amigable y PDF

Anticipar la llegada de la menstruación conversando con nuestra hija es siempre la mejor estrategia, incluso cuando nuestra hija tiene Autismo o Discapacidad Intelectual.-

Foto de adolescente 

Ymarú Rojas | Diciembre 2016.- Siempre ha sido recomendable que los padres conversen con sus hijas acerca de la llegada de la menstruación. En el caso de niñas con Trastorno del Espectro Autista no hay ninguna excepción, pues, es mejor que estén preparadas a que las tome por sorpresa y sea un escenario traumático. Es conveniente entonces conversar y aclarar las dudas que surjan durante la conversación, aplacando cualquier preocupación.

Usualmente los cambios físicos inician entre los 7 y 14 años siendo importante en esta etapa hacer énfasis en la higiene corporal y la importancia de bañarse o ducharse a diario, incluyendo el aseo del área vaginal. La menstruación usualmente se presenta uno o dos años a partir del momento que inician los cambios físicos propios de la pubertad (por eje. desarrollo de los pechos y crecimiento de vello corporal). En promedio, entre los 12 y 13 años de edad. Al observar los cambios corporales en su hija, los padres deben comenzar a hablar sobre la menstruación.

En algunas familias el tema de la menstruación se convierte en una especie de tabú, pues siempre existe el temor de no ser entendidos o mal interpretados, pudiendo resultar incómodo o molesto.

En su informativo artículo TEA y menstruación, el Dr. José Ramón Alonso señala que si la niña tiene problemas de comunicación o discapacidad intelectual el padre debe prestar una atención especial pero tratar el tema con la misma normalidad que en cualquier niña. Después de todo, el proceso de desarrollo es similar que en el caso niñas con desarrollo típico.

Es muy importante dejarle claro que esto es un proceso normal y natural del ser humano, y que cualquier inquietud que aparezca a raíz de ello no debe sentir pena al comunicarlo. La comunicación será otro aspecto imprescindible.

Consejos que serán de utilidad:

• Tener un médico ginecólogo para que la niña mantenga un control de su periodo y de todo lo que pueda implicar su desarrollo. Este especialista puede ser el mismo médico de la madre o alguien de confianza.
• Educar –con cualquier método– sobre cómo será ese momento, prepararla, y explicarle sobre cómo usar la “toallita” en la ropa interior. Es importante también que la maestra esté al tanto de que en cualquier momento ese día llegará.
• Es recomendable que la información sea sencilla y no abrumadora o demasiado recargada. Es mejor ir al grano.
• Comprar en farmacias o supermercados distintos tipos de toallas sanitarias. Y así se podrá determinar cuál es la mejor para la niña, y cuál se adecúa más a ella. Hay que recordar que unas le pueden irritar y otras incomodar, lo mejor es ver cuál es la más conveniente y confortable. Se puede probar con diferentes tamaños, grosores, con alas y sin alas, fragancias y marcas.
• Un paso importante para la niña es que haga un espacio dentro de su morral o cartera para que lleve una toalla sanitaria y usarla cuando llegue el momento de su primer “bajón”.
• Enseñarle a anotar en un calendario el día que le viene su periodo. Esto servirá para prepararse para el próximo.
• Ten en cuenta su horario escolar para incorporarlo a la rutina. Si la hora de cambiarse en casa encaja con la hora de cambiarse en el recreo le será más fácil recordarlo y hacerlo.
• Refuerza la higiene. ¡Son adolescentes, huyen del jabón!
• Lo más importante de todo, es demostrarle que la menstruación no es “un castigo” ni una catástrofe para la mujer, por el contrario, como hemos dicho anteriormente, es un proceso natural.

Sugerencias de otros padres
[Fuente: Puberty and Children on the Autism Spectrum]

- Hablar de “curitas grandes”. Preocupados por la reacción de su hija al ver sangre – ante una cortadita en un dedo se ponía a gritar y correr por toda la habitación, calmándose únicamente al ponerle una curita – una familia decidió hablar de las toallas sanitarias como unas “curitas grandes”.
- Poner colorante rojo en la ropa interior de la niña para mostrarle cómo sería manchar con sangre.
- La mamá o hermana puede modelar los pasos de colocarse y cambiarse una toalla sanitaria.
- Marcar la ropa interior para ayudar a la niña a identificar dónde colocar la toalla sanitaria.
- Hacer un cronograma visual que indique con qué frecuencia cambiar la toalla sanitaria, tomando en cuenta el horario escolar.

FUENTES CONSULTADAS:

Tea y menstruación, Dr. José Ramón Alonso

La menstruación. Anticipando su llegada 

Puberty and Children on the Autism Spectrum

Visto 1449 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA