Dislexia: algunas señales de alerta para padres y maestros

  • Imprimir Amigable y PDF

Una detección temprana y un tratamiento adecuado son claves para mejorar el rendimiento académico y evitar el fracaso escolar de los niños afectados por esta condición.

Foto de niño pensativo

Andrea Quetglas | 11 de enero 2016. En un artículo publicado en el sitio web ABC.es, se afirma que entre el 10 y el 15% de la población escolar presenta algún trastorno del aprendizaje, siendo la dislexia el trastorno más frecuente, seguido por el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (Laura Peraita, 2015). Esta elevada cifra de incidencia refleja en parte mayor efectividad en la detección de estos trastornos, aunque no siempre son identificados y tratados oportunamente.

¿Qué es la dislexia?

La dislexia un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura que se da en niños que no presentan ningún hándicap físico, psíquico ni sociocultural y cuyo origen parece derivar de una alteración del neurodesarrollo.

Además de las dificultades en la lectura y la escritura, es posible que se presenten problemas de compresión, de memoria a corto plazo, de acceso al léxico y dificultades en las nociones espacio-temporales. Importante tener en cuenta que no existen dos disléxicos idénticos y que cada caso es único y no tiene por qué presentar la totalidad de los síntomas. [DISFAM, 2015]

La importancia de la detección temprana

Una detección temprana beneficiará considerablemente al niño afectado ya que permitirá a los especialistas hacerle el diagnóstico pertinente e iniciar un tratamiento ajustado a sus necesidades. Recordemos que el sistema educativo tradicional pone mucho peso a los aprendizajes que se realizan a través del código escrito, por lo cual el niño disléxico se encuentra en seria desventaja por no ser capaz de llegar a su significado a través de la lectura.

Anna Sans, neuropediatra del Servicio de Neurología del Hospital Sant Joan de Déu y coordinadora de la Unidad de Trastornos del Aprendizaje Escolar señala que el principal problema de no detectar este tipo de trastornos cuanto antes y evitar que el niño sufra fracaso escolar está “en que ni docentes ni pediatras tienen una formación adecuada en los trastornos de aprendizaje infantil” y, por tanto, no hay un protocolo de actuación coordinado entre ambos profesionales.

Esto significa que tanto los familiares del niño como sus maestros deben tomar conciencia de las señales de alarma para acudir al profesional capaz de hacer el diagnóstico (preferiblemente un psicólogo) y orientar en la intervención psicoeducativa (psicopedagogo o educador diferencial).

Algunas señales de alarma

ETAPA PREESCOLAR

- Desarrollo tardío del lenguaje: el niño presenta un retraso en el desarrollo del habla y el vocabulario, es decir, habla como un niño más pequeño y con un vocabulario mucho más limitado que el de sus compañeros. Con frecuencia pronuncia mal las palabras invirtiendo o sustituyendo letras y/o sílabas.

- Dificultad en el procesamiento del lenguaje: retraso para aprender y memorizar el alfabeto, los números, colores, días de la semana, formas, etc. Y tiene problemas para poner la etiqueta correcta a los objetos, es decir, para llamar a cada cosa por su nombre.

- Dificultad para seguir instrucciones: el niño presenta problemas a la hora de mantenerse en una tarea, de aprender rutinas y seguir reglas.

- En lo motor. pobre equilibrio, torpeza al correr y saltar, dificultad para abotonar y abrochar o subir una cremallera, falta de control y manejo del lápiz y de las tijeras.

ETAPA PRIMARIA

- Presenta dificultad para aprender la correspondencia entre letras y sonidos, así como para descifrar y recordar palabras básicas aprendidas. Lee lento y tiene dificultad para entender el significado de las oraciones largas y por lo tanto para comprender la lectura. Presenta problemas para conectar lo que lee con lo que ya sabe, por lo que su retención lectora es deficiente.

- Presenta problemas con la ortografía, gramática y caligrafía, confundiendo e invirtiendo el orden de las letras dentro de las palabras.. Tiene dificultad para escribir pensamientos y organizarlos. Escribe en espejo.

- Presenta dificultad para aprender la relación entre letras y sonidos, es decir, al niño le cuesta vocalizar palabras nuevas ya que no está seguro de qué sonido tienen las letras. Mezcla el orden de las letras; pronuncia y deletrea mal las palabras simples.

- En relación a las secuencias, encuentra problemas para aprender la hora, día, mes y año, y para contar el dinero. Muestra dificultad en el aprendizaje de conceptos numéricos básicos, confusión en el signo, en recordar los pasos de las operaciones matemáticas y para resolver problemas.

- Su coordinación motora es pobre, confunde derecha e izquierda, no agarra bien el lápiz, lo cual puede afectar negativamente a su caligrafía.

¿A quién acudir?

Bien sea el docente o los padres quienes detecten en su alumno/hijo algunos de los síntomas mencionados con anterioridad, es importante informar el problema a la otra parte para buscar la solución educativa más adecuada.

Para diagnosticar la dislexia es necesario realizar una evaluación previa de todos los procesos, conductuales y cognitivos, implicados en la lectoescritura, cuyos resultados deben cumplir los criterios establecidos por el DSM-IV, de exclusión, discrepancia y especificidad. El psicólogo podría ser nuestro aliado en esta tarea.

Sin embargo, para el diagnóstico “formal” de la dislexia se debe observar una discrepancia del nivel de lectura de dos años como mínimo, y probablemente no sería hasta los 8 ó 9 años que esto podría contrastarse.

A pesar de ello, el diagnóstico no es tan importante como la prevención, por lo que al detectar alguna señal de alarma a edad temprana, sería recomendable llevar un seguimiento y/o intervención preventiva para paliar los efectos de una posible dislexia y que siempre beneficiarían el desarrollo y el aprendizaje del niño.

Fuentes consultadas:

Laura Peraita. En todas las aulas españolas hay un niño con dislexia. (2015). ABC.es/Familia.  

Cinthia Sánchez. Dislexia: señales de alarma. (2013). ILD Psicología.

Emily Lapkin. Dislexia: lo que está viendo en su preescolar. (2014). Understood.

Emily Lapkin. Dislexia: lo que está viendo en su hijo de primaria. (2014). Understood. 

¿Qué es la dislexia? DISFAM

¿Cómo diagnosticar la dislexia? Ladislexia.net


Leer más:

En el cerebro de un disléxico  Reportaje. (Diciembre 2013)

Los disléxicos no pueden identificar fácilmente las voces conocidas (Julio 2011)

 

Visto 2712 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

banner concurso2017

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA