Los disléxicos no pueden identificar fácilmente las voces conocidas (jul.2011)

  • Imprimir Amigable y PDF
Autora:  Glenys álvarez, psicóloga y periodista científica, reside en República Dominicana y publica más temas interesantes de ciencia en Editora Neutrina.
Fuente: http://psicologia-terapias.blogspot.com 
Fecha: Julio 2011
 
De acuerdo con los resultados obtenidos en un estudio en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) las personas que padecen de dislexia presentan problemas al momento de identificar una voz conocida que le habla en su mismo idioma.
 
Muchas cosas nos hacen distintos y la fonética es una de ellas. Es igual a una firma a la hora de hablar pues así como la forma en que escribimos nos diferencia, así nos distinguimos al hablar, una particularidad que los demás son capaces de capturar también. No pronunciamos con el mismo tono y nos distinguimos al momento de producir una palabra, no la expresamos igual. Tú y yo podemos notar esta peculiaridad en cada uno de nosotros, pero para el cerebro disléxico el asunto es mucho más complicado.
 
Una persona con este síndrome tiene problemas en el aspecto rítmico del lenguaje y en la separación de los sonidos que producen el reconocimiento de la palabra. Habilidades que son críticas en la lectura y escritura y en las fases iniciales del niño en el aprendizaje dentro del área. Ciertamente, estas primeras fases están conectadas a los sonidos. Los disléxicos tienen problemas determinando el significado de una idea dentro de una oración simple, en el reconocimiento de las palabras y en el contenido rítmico. Los disléxicos tienen que lidiar con la discapacidad fonológica.
“La fonética tiene que ver con las propiedades físicas del habla. Los que escuchan son sensibles a las diferencias fonéticas y saben que son parte de lo que hace que la voz de alguien sea única. Sin embargo, los individuos con dislexia tienen problemas a la hora de reconocer estas diferencias fonéticas, no importa si la persona habla el idioma nativo o un extranjero”, explica Tyler Perrachione, parte del equipo en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) que elaboró el experimento.
 
Junto a sus colegas, Stephanie Del Tufo yJohn Gabriel, los investigadores pensaron que si ese era el caso, pacientes con cerebros disléxicos no podrían identificar voces que le hablaran en su idioma de crianza, también pensaron que en un idioma distinto, tanto los que no podían entenderlo como los disléxicos tendrían problemas reconociendo las voces.
 
Durante el experimento, grupos de participantes con y sin dislexia fueron entrenados a reconocer voces, tanto en su idioma de crianza como en uno extranjero, como el mandarín. Los voluntarios también aprendieron a asociar cinco voces con personajes únicos de muñequitos y fueron luego examinados en la habilidad adquirida.
 
Los disléxicos no lograban reconocer las voces enseguida, de hecho, estaban igual que una persona que intenta reconocer a alguien que le habla en chino. Los lenguajes que no son familiares representan un obstáculo a la hora de capturar estas diferencias para todos, pero para los disléxicos ofrece la misma dificultad, nos hablen o no en nuestro idioma.
 
Más que en la lectura
 
Ciertamente, la dislexia es mucho más que confundir la “b” con la “d”, es un problema de significado que va más allá de la lectura y que puede invadir el mundo de la matemática también. Esta simbología está unida al sonido y abarca un lenguaje escuchado y escrito, un lenguaje que suena y que adquiere simbología.
 
“Las teorías sobre cerebros disléxicos no lograban explicar la ausencia de evidencia sobre el reconocimiento fonético en estas personas, nuestros resultados son los primeros en vincular la discapacidad en la lectura con el problema de procesamiento en el lenguaje hablado. Los resultados sugieren, además, que la dificultad es originada cuando individuos disléxicos no logran aprender con consistencia las propiedades de los sonidos del habla que posee cada individuo”, nos dice Gabriel.
 
Efectivamente, mientras más conozcamos aquellos desórdenes que nos afectan, mejores terapias lograremos conformar alrededor de ellos. Por ejemplo, los investigadores dicen que el ruido en un lugar empeora las habilidades del disléxico, al parecer, tienen problemas siguiendo una voz entre muchas; un consejo útil para profesores de niños con dislexia.
 
“Los muchachos con dislexia pueden tener problemas hasta con una voz consistente, no las notan, una traba grave en las zonas educativas del mundo”, aseguran.
 
 
Visto 7684 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

banner concurso2017

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA