El “estira y encoge” de fomentar la independencia de los adolescentes

  • Imprimir Amigable y PDF

 

 Foto de jóvenes en un concierto

Durante una discusión reciente a la hora del desayuno sobre cuántas horas pasaba delante del televisor, nuestro hijo argumentó exasperado, “Mamá, ¡ya tengo 18 años!”.

Alex tiene razón. Esta primavera cumplió 18 años, convirtiéndose legalmente en adulto en el estado de California. Puede votar, firmar contratos de arrendamiento, tener su propia cuenta bancaria y requerir que sus expedientes médico y escolar se mantengan en privado.

Pero siendo un adolescente con Dificultades de Apren-dizaje significativas y algo de TDAH, Alex puede ser muy impulsivo, olvidadizo, obsesivamente empecinado e insensible a las normas y a la autoridad.

Para su papá y para mi, navegar esa ténue línea entre ser padres sobreprotectores (que no dejan a su hijo crecer) y darle demasiada libertad (con consecuencias potencialmente devastadoras) representa un acto de malabarismo.

Aunque Alex ya tiene 18 años, continúan las batallas de siempre - sobre el tiempo a pasar frente a la televisión y el computador, sobre la hora de llegada, sobre las conversaciones telefónicas a altas horas de la noche y los límites a su vida social. Pero, ¿podemos mantener las mismas normas a los 18 años de edad?

El peligro de comparar a nuestro hijo con sus compañeros

¿Estará mi hijo listo para conducir? ¿Preparado para manejar su dinero? ¿Para cuidarle la casa a un amigo? ¿Para viajar fuera del país?

Es posible que estos ritos de independencia no sean tan significativos para cualquier joven de 18, pero cuando nuestro hijo tiene la madurez emocional de alguien 3 ó 5 años menor - tal como sugieren las investigaciones realizadas con muchachos con TDAH - las cosas pocas veces son tan nítidas.

Según Eileen Bailey, una consejera profesional que responde consultas en la página informativa de Add.com, lo más importante que deben recordar los padres es que los muchachos con TDAH y Dificultades de Aprendizaje “tienden a tener menor madurez emocional que sus compañeros”.

“Es muy importante que los muchachos y sus padres comprendan en que punto se encuentran en ese momento y no en que punto deberían estar,” afirma Bailey. “Olvídense aquello de que el hijo de mi amiga está haciendo tal cosa y por lo tanto mi hijo debiera hacer lo mismo, y parta de la situación actual de su muchacho.”

Este es un buen consejo. Lo sé por experiencia propia. Solo por el hecho que los amigos de nuestro hijo sacaran sus permisos de conducir el día que cumplieron 16, no significó que Alex estuviera en condiciones de hacerlo. Para los adolescentes con problemas de atención y de impulsividad que los llevan a actuar antes de pensar, la idea de colocarse detrás del timón de un vehículo de dos toneladas nos resulta terrorífica.

Abrir una cuenta bancaria también ha sido todo un desafío. El día que cumplió 18, Alex fue al banco cercano donde teníamos una cuenta conjunta desde hace dos años, para abrir su propia cuenta corriente y de ahorro. Pero un mes después de abrirlas, su saldo era de cero por haber sido demasiado generoso invitando a sus amigos y familiares a cenar. él pensaba que como su tarjeta de débito seguía funcionando, no había problema. Nosotros asumimos que Alex sabía cómo llevar su cuenta y no le ofrecimos la orientación adecuada. Otra lección aprendida.
{mospagebreak}
Progreso paulatino hacia la independencia

“Todas las cosas normales que quieres que tu adolescente aprenda para hacerse independiente también aplican para los adolescentes con Déficit de Atención y Dificultades de Aprendizaje, pero ellos requieren entrenamiento adicional,” señala Tonia Casselman, quien tiene un Ph.D. en desarrollo infantil, es profesora de la Universidad de Oklahoma y tiene una consulta privada especializada en adolescentes.

“Mientras que otros adolescentes aprenden sobre el manejo de dinero o cómo conducir observando a sus compañeros, tomando una clase o escuchando a sus padres, es posible que su hijo no internalice estos conocimientos de esa forma. ésto significa que es necesario que los padres intervengan, y es ahí donde las cosas se complican. Se requiere supervisión e interacción justo en momentos en que el joven quiere menor supervisión.”

Casselman sugiere enlistar el apoyo de la familia extensa, los maestros, vecinos y otros jóvenes adultos para ayudar en la enseñanza de destrezas básicas para la indepen-dencia. Los adolescentes tendrán menor resistencia cuando el que ofrece consejo o ayuda no es el padre, añade. Casselman recuerda haberle pedido a un plomero que vino a la casa que le mostrara a su hijo lo que estaba haciendo. Si bien su hijo no le permitiría a ella enseñárselo, estaba abierto a la instrucción de manos de alguien que él consideraba un profesional.

Cómo evaluar si su hijo está listo


Convertirse en alguien verdaderamente independiente es un proceso complejo, pero hay numerosas destrezas y características que constituyen buenos indicadores del nivel de competencia de su hijo. Los expertos sugieren evaluar estos indicadores en su propio adolescente antes de tomar decisiones sobre las libertades que usualmente se asocian con la mayoría de edad:

- ¿Puede su hijo estar pendiente del tiempo? Esta destreza impacta desde poder recordar las citas médicas hasta presentarse a tiempo para una entrevista de trabajo o entregar un proyecto en el colegio.

- ¿Cuán impulsivo es su hijo? Para los adolescentes que actúan antes de pensar, numerosas tareas relacionadas con la adultez resultan desafiantes. ¿Cómo se comportaría su hijo si se le atraviesa un carro en la vía? ¿Podría su hijo mantenerse calmado si el niño que está cuidando lo mortifica demasiado?

-¿Cómo se comporta su hijo adolescente en situaciones de emergencia? Si se encuentra en casa y hay un terremoto o un incendio, ¿podría lidiar con ésto?

A medida que los padres responden estas preguntas, podrán tomar una decisión en torno a cuánta independencia sería apropiada y qué destrezas quedarían por enseñarse, comenta Sheldon Horowitz, Director de Servicios Profesionales del Centro Nacional para las Dificultades de Aprendizaje (NCLD).

“Todo padre quiere que su hijo sea independiente, pero evidentemente, el objetivo subyacente es mucho más complicado,” comenta Horowitz, quien tiene un doctorado en educación. “Ser independiente significa llegar al trabajo a tiempo, cuidar de sus pertenencias, apegarse a un cronograma, llegar a tiempo a las citas y mucho más. Estas son áreas que los adolescentes y jóvenes adultos con dificultades de aprendizaje ciertamente pueden llegar a dominar con un entrenamiento bien concebido y apoyo sostenido.”


Escoja sus batallas: Sugerencias de los expertos

Conversando sobre los temas relacionados con la independencia de su adolescente, los padres tienen que decidir aquellas cosas que significan más para ellos y centrarse en ellas. Siguen algunas sugerencias de expertos asesores.

Aprovéchese de las estadísticas. Compartir información sobre las consecuencias de ciertas conductas puede constituir una lección poderosa. Por ejemplo Casselman recuerda haberle mostrado a un joven con TDAH las estadísticas sobre la probabilidad (significativamente mayor) de que un conductor con problemas de atención tenga un accidente automovilístico. Según estadísticas recientes, los conductores con TDAH tienen hasta 6 veces mayor probabilidad de que les pongan una multa o tener un accidente. Esta información podrían servir de argumento convincente para reforzar el entrenamiento de su hijo que se prepara para conducir.

No caiga en batallas tipo “Todos los demás lo están haciéndolo.” En lugar de enfrascarse en un argumento destinado al fracaso sobre por qué los amigos pueden hacer cosas que Ud. no le permite a su hijo, intente responder,  “Mientras vivas en mi casa, deberás seguir mis reglas. Si te mudas y te mantienes solo, entonces podrás hacer tus propias reglas.”

Aumente paulatinamente el nivel de independencia que le permite a su hijo. Si su hijo consistentemente acata la hora límite para llegar a casa (por eje. 10 pm) durante un mes, aumente la hora límite a las 10:30. Sin embargo, si no lo cumple, recorte los 30 minutos.

Busque situaciones vivenciales donde enseñar las destrezas que le resultan particularmente difíciles a su adolescente. “Los muchachos con dificultades de aprendizaje y TDAH tienden a aprender mediante las experiencias,” comenta Casselman. “No siempre es suficiente explicárselos, tienen que experimentarlo. En relación con la independencia, permítales aprender lo más que puedan a través de las experiencias siempre que Ud. sepa que las consecuencias no serán demasiado devastadoras.” Si estamos hablando de conducir, considere que haga un curso sobre cómo manejar a la defensiva o un curso más extenso sobre cómo conducir. Si se trata del manejo de dinero, averigue sobre cursos de manejo de finanzas que le enseñe cómo presupuestar.

Negociando con el adulto emergente

Una vez que Ud. comprenda los desafíos que su hijo enfrenta camino a la  independencia, sería recomendable hacer una lista de sus preocupaciones. Las normas en torno a la seguridad no son negociales, por ejemplo, en lo referente a manejar y tomar, utilizar drogas y las relaciones responsables con el sexo opuesto. Sin embargo otros áreas tales como las tareas, las obligaciones en casa o el manejo del dinero si bien son importantes, no involucran la seguridad y podrían someterse a negociación.

El refrán “escoge tus batallas” es adecuado en las relaciones con los muchachos y en nuestro caso, tenemos amplia experiencia implementándolo. Cuando Alex insiste en ver televisión hasta altas horas de la noche aunque tenga que levantarse a las 7:30 am el día siguiente, mi impulso es de regañar y amenazar. Pero unas cuantas mañanas yendo a su trabajo como guía de campamento con apenas 5 horas de descanso resultó la mejor lección sobre por qué no es una buena idea quedarse despierto hasta tan tarde - una lección más potente que cualquier regaño.

No he tenido tanto éxito intentando librarme de la idea que Alex tiene que desayunar antes de salir de casa. Ninguna de mis charlas sobre nutrición ha resultado exitosa. Cuando no puedo contenerme, le hago unas tostadas y se las pongo debajo de sus narices, pero no insisto si las deja sobre la mesa.

Un día sin desayunar no va a matarlo, me digo a mi misma. Pero el uso del casco al montar bicicleta es algo que no negociamos.
      
Manteniendo una red de seguridad

Ninguno de nosotros quiere que nuestro hijo se de una caida demasiado dura. De hecho, a veces es difícil dejarles resbalar. Pero ese es el camino de la independencia, alegan los expertos en adolescentes. El “estira y encoge” normal camino a la autosuficiencia requiere disminuir gradualmente el “cerco protector.” Sucede más léntamente con los jóvenes con dificultades de aprendizaje y TDAH, pero inevitablemente debe ocurrir.

“En cuánto a ofrecerles una red de seguridad yo diría que se detengan y viren al revés la ecuación,” comenta Horowitz. “Los padres no debieran ser quienes tiendan la red. Más bien son ellos quienes deberían ofrecerle a sus hijos oportunidades de reconocer sus fortalezas y sus dificultades.”

Esperen lo inesperado, sugiere Horowitz, y estarán mejor equipados para lidiar con cualquier revés que surja camino a la independencia. “Es posible que no sea fácil mantenerse orientando y alentando a los jóvenes mientras ellos construyen sus propias redes personales de seguridad,” comenta Horowitz, “pero es la única forma de asegurarnos que encuentren su camino hacia la independencia como adultos responsables y autosuficientes.”

Estirar las alas


Como madre, sé que no hay nada más gratificante que ver a mi hijo tener éxito siendo independiente, sea despertándose solo y llegando a su trabajo a tiempo todos los días de una semana, o ahorrando suficiente dinero para invitar a la familia a cenar. Alex ha hecho ambas cosas este verano, aunque ha sido un camino accidentado. Aún se sienta con los ojos enrojecidos viendo televisión mucho después que su papá y yo nos acostamos, a pesar de que le recuerdo cinco veces que tiene que levantarse a las 7:30 am. Su nueva cuenta bancaria estuvo sobregirada por dos días antes de que el banco lo llamara a casa una noche y se diera cuenta que aquello no era un pozo inagotable. Ahora rectifica su saldo dos veces cada vez que va a utilizar su tarjeta de débito.

Estos pequeños logros posiblemente no sucedieron tan rápidamente como con sus compañeros, pero quizás es justo ésto lo que los hace tan satisfactorios cuando ocurren. Un pasito de bebé a la vez, ¡a pesar que Alex ya usa zapatos talla once!


Autora: Melinda Sacks, periodista especializada en temas de familia, educación y Dificultades de Aprendizaje
Fuente: Schwablearning.org, ahora Greatschools.org
Traducción: Angela Couret
Publicado en Paso-a-Paso, Vol. 21 No. 1

 

Sobre Melinda Sacks: Es periodista especializada en temas relacionados con los niños, la familia, la educación y las dificultades de aprendizaje. Ha escrito para numerosos periódicos y revistas de San Francisco.

Visto 7397 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA