Dificultades de Aprendizaje: Causas, Diagnóstico e Intervención Psicopedagógica

  • Imprimir Amigable y PDF
Foto de niños en salón de clases
 
¿Cómo se aprende?
 
Durante los primeros años los niños construyen el mundo haciendo uso de los recursos disponibles: los sentidos, el movimiento, su cuerpo, las acciones sobre los objetos y las interacciones con los demás.

Así van estableciendo relaciones, entrenándose en las actividades que les son interesantes, descubriendo nuevos objetos y creando nuevas estrategias para conocerlos.

La interacción con los demás le permite crear nuevas formas de comunicación y lleva a los niños a usar formas simbólicas para expresarse como la imitación, el juego, el dibujo y el lenguaje.

Estas conductas de simbolización o representación se hacen cada vez más complejas, ya que no sólo representan a las personas y los objetos sino también las relaciones entre éstos, en un espacio y tiempo determinado.

Estas relaciones se tornan cada vez más complejas, incluyen más elementos y también una estructura u organización interna.

Con la integración de todos estos procesos el niño comienza a interpretar nuevos objetos de la realidad: los símbolos gráficos (la escritura).

Simultáneamente, elaboran relaciones nuevas entre los objetos, como sus semejanzas y diferencias, o si hay más o menos elementos entre sus juguetes; éstas relaciones no existen en la realidad sino que el niño las construye llegando así, en un proceso que ha durado cinco o seis años, a estar listo para acceder al aprendizaje escolar.

¿Qué es aprender?

Todos los seres humanos, desde que nacen, se adaptan dinámica y creativamente a su entorno en una interacción constructiva y permanente. Dicha adaptación se produce gracias a los procesos de desarrollo y aprendizaje.

EL DESARROLLO es un proceso general en el que interviene el organismo en su totalidad y el medio ambiente, y mediante el cual el individuo pasa de ser un estado de menor a mayor complejidad. Su motor es la afectividad.

EL APRENDIZAJE es un proceso que parte de una situación determinada, depende del desarrollo y de las interacciones que el sujeto tiene con los objetos de conocimiento y con las demás personas.

APRENDER es el reconstruir el mundo que nos rodea creando formas de conocer, interpretar y representar la realidad, que van desde las relaciones inmediatas que hace el bebé, a través de sus primeros contactos físicos, hasta los conceptos abstractos de la lingüística o la matemática.{mospagebreak}

¿Qué se necesita para acceder al aprendizaje escolar?

Hoy sabemos, que para que un niño pueda aprender exitosamente en la escuela hay requisitos, unos corresponden al niño y otros al maestro. El alumno necesita un determinado nivel de madurez, la posibilidad de elaborar los contenidos que le proponen, confianza en sí mismo, capacidad para relacionarse con los demás y deseos de aprender.

El maestro debe considerar el proceso de desarrollo del niño: conocer cómo se elabora el aprendizaje de los distintos contenidos, sustentar los nuevos conceptos en los conocimientos previos, estimular en los niños el deseo de conocer y propiciar el deseo de superación.

Madurez para el aprendizaje

La maduración para el aprendizaje es una disposición o disponibilidad del niño que le permite tener capacidades para aprender y se debe, fundamentalmente, a cambios fisiológicos o a procesos internos del sistema nervioso central, aunque en la actualidad se considera que también está determinada por factores externos como son el entorno familiar y el medio socio-cultural.

La madurez para el aprendizaje significa que el niño puede aprender fácil y eficazmente, y sin tensiones emocionales porque ha alcanzado un cierto nivel de desarrollo y dispone de los conocimientos, habilidades e intereses que propician el aprendizaje.

Aunque la maduración es un proceso individual, de cada niño, la presión social y escolar establece que se debe alcanzar un determinado grado de desarrollo, conocimientos, habilidades e intereses a cierta edad. Cuando esto no ocurre se habla de un cuadro de inmadurez, de un niño inmaduro o de un retraso en la maduración.

¿Cómo se siente el niño con Dificultades de Aprendizaje?

Entiende todo lo que le enseñan pero no puede dar respuestas concretas; se aburre en clase; olvida lo que tiene que hacer; necesita ayuda para ser eficiente; requiere de mucho apoyo de los adultos; tiene su propio orden; estudia pero dice que se le olvida pronto; le da flojera estudiar; no se explica qué le sucede.

¿Cómo ven los padres a su hijo con Dificultades de Aprendizaje?

Es un niño inteligente; no cumple los encargos que le dejan; necesita hacerse notar constantemente; es desordenado; parece vago; tarda mucho en hacer sus tareas; demanda ayuda durante más tiempo que los demás niños; no hace relatos completos; se pierde en los detalles; a veces es demasiado lento y, a veces, demasiado rápido.

¿Cómo ven los maestros al niño con Dificultades de Aprendizaje?

Atiende a varias cosas a la vez y no se centra en ninguna; contesta lo primero que se le ocurre; sus trabajos son desordenados y sucios; interrumpe la clase con frecuencia; olvida los útiles, las tareas o lo que tiene que hacer; no parece aprender; su trabajo oral es mejor que el escrito; no puede realizar tareas contra reloj pero las hace bien si se le da más tiempo.{mospagebreak}

Causas de las Dificultades de Aprendizaje:

Retraso en la maduración neurológica: Se debe a alteraciones que afectan a la estructura del cerebro o su funcionamiento; y repercuten en el desarrollo del niño en su conjunto, no en el aprendizaje.

Se detecta muy tempranamente porque los niños presentan características diferentes a los demás en su evolución motriz y de lenguaje, en su adaptación a situaciones nuevas o en su relación con los demás.

Retraso en la maduración de algunas funciones o procesos psicológicos: Inmadurez en el desarrollo perceptivo motriz: Aparece acompañado de un conocimiento corporal pobre y dificultad en la comprensión de los conceptos relacionados con el orden temporal y la ubicación espacial, así como dificultades en la representación espacial y en la coordinación ojo-mano.

Estos niños pueden presentar dificultades para identificar los signos gráficos (como palabras o números), la posición y la secuencia en que se disponen así como el orden de los números y la ubicación de éstos en las operaciones. En general rechazan dibujar o escribir.

Retraso en el desarrollo psicolingüístico: Puede manifestarse en la comprensión, organización o expresión del lenguaje; en la relación del lenguaje oral con el escrito o en la coordinación de los estímulos auditivos y visuales.

Los niños presentan dificultades para acceder a la lecto-escritura ya que es una nueva forma de comunicación verbal arbitraria y que requiere de coordinaciones internas complejas.

Inmadurez en el desarrollo de la atención: Los niños necesitan desarrollar una atención selectiva para poder trabajar en el salón de clases mientras un compañero habla, otro saca punta al lápiz y la maestra escribe en el pizarrón. Cuando un niño no tiene una atención selectiva es probable que no pueda seguir las explicaciones del maestro ni completar sus trabajos o cumplir cotidianamente con sus tareas.

En muchas ocasiones, cuando el niño carece de las bases para comprender lo que el maestro explica, la falta de atención proviene del discurso incomprensible y monótono del maestro o por estar concentrado en preocupaciones personales o familiares.

Inmadurez en el desarrollo funcional de la memoria: El niño no es capaz de una elaboración espontánea y eficaz para el recuerdo en la reproducción de secuencias y/o en la evocación de la información para elaborar el cálculo mental.

También puede ocurrir cuando no se sabe cuándo, dónde y cómo se van a explicar las estrategias de memorización o no se comprende aquello que se debe recordar.

Inmadurez en los procesos de competencia social: Se refiere a varios aspectos de origen emocional como son la baja autoestima, la cual da lugar a problemas de relación con sus compañeros o maestros cuando el niño no tiene las habilidades sociales necesarias para convivir en el ambiente escolar o social en el que está.

Bloqueos en la formación de los instrumentos intelectuales del niño: Es decir en la elaboración de las estructuras de pensamiento o aplicación de estas estructuras en el aprendizaje de contenidos escolares específicos. Los niños aprenden los contenidos escolares de una manera mecánica evadiendo un proceso de construcción reflexiva que les permita comprender y utilizar sus conocimientos. Esto se agrava por una enseñanza centrada en la acumulación de información más que en el desarrollo del proceso del pensamiento.

Sin embargo, la inmadurez o bloqueo en cualquiera de estos aspectos no es por sí misma generadora o causante de una dificultad de aprendizaje, ya que todas ellas pueden ser compensadas por los niños siempre y cuando la acción educativa considere sus características individuales y promueva el aprendizaje con estrategias didácticas diversificadas que les permitan organizar a su manera la información para poder adquirir nuevos conocimientos.

¿Dificultades de Aprendizaje o Fracaso Escolar?

Estas expresiones parecen designar lo mismo porque ambas se refieren a un proceso de aprendizaje escolar problemático; sin embargo, cuando se dice dificultades de aprendizaje se enfatizan las características del niño como causales del problema, y cuando se habla de fracaso escolar se destacan las limitaciones que tienen los maestros, las escuelas y los planes de estudio para favorecer un aprendizaje escolar exitoso.

Diagnóstico

La evaluación de un niño con dificultades de aprendizaje tiene diversos enfoques y depende, en gran medida, de las manifestaciones más significativas que presente el niño en particular.

El examen pediátrico permite conocer las características generales de salud y detectar las necesidades de exámenes de tipo auditivo, visual o neurológico.

La evaluación neurológica permite detectar los componentes de origen orgánico o de inmadurez neurológica.

La evaluación psicológica permite conocer las características de un niño en relación con los demás de su edad y detectar algunos aspectos fuertes y débiles en la evolución psicológica, así como su condición emocional.

La evaluación psicopedagógica permite conocer las características de su proceso de aprendizaje en particular y las estrategias que emplea.

En ocasiones se debe complementar con un examen del desarrollo lingüístico y/o psicomotor.

Intervención Psicopedagógica

El diseño de un programa de trabajo individual debe considerar todos los aspectos que inciden en las dificultades de aprendizaje pero, sobre todo, debe centrarse en el desarrollo de la capacidad de aprender y no solamente en la superación de las causas o en la adquisición de contenidos escolares.

La intervención psicopedagógica consiste en guiar al niño en el desarrollo de sus capacidades de una manera progresiva, permitiéndole interactuar con materiales que le sirvan para establecer, deducir y coordinar relaciones para así adquirir conocimientos.

Son indispensables el diálogo abierto; el juego con objetivos precisos; la resolución de problemas espaciales, físicos, cognitivos o matemáticos mediante estrategias diversas.

El objetivo fundamental es crear las condiciones para que el niño pueda establecer una relación gratificante y exitosa con el conocimiento y un deseo consciente de superación personal.

Bibliografía recomendada:
Asociación de Padres de Niños con DDA, DISLEXIA Y DIFICULTAD DE APRENDER, CEPE, Madrid 1994.
Delval, Juan. CRECER Y PENSAR. Paidos. México l 1991.
Marchesi, Coll y Palacios (comps.) DESARROLLO PSICOLóGICO Y EDUCACIóN iii: Alianza psicología, Madrid, 1990.
Groupe Francais: EL PODER DE LEER. Gedisa. Barcelona, 1985.

Fuente: Autor: Profa. Martha Ezcurra Ortiz, Directora del Centro de Aprendizaje del Sur.Fuente: Documento especial, Revista Ararú, Ago/Oct 95

 
MÁS SOBRE ESTE TEMA:
 
 

 

Visto 72932 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

banner concurso2017

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA