Cincuenta consejos básicos para el maestro del alumno con TDAH

  • Imprimir Amigable y PDF
CONSEJOS  
1. Asegúrese de que el niño tiene TDAH.

 

2. Construya una alianza de trabajo con los padres. Desarrolle objetivos comunes, técnicas compartidas y comunicación fluida.

 

3. Busque trabajar en equipos y busque apoyo.

 

4. Si el niño está medicado manténgase al tanto de los efectos positivos deseados, de los posibles efectos colaterales y de cualquier cambio que haya en el tratamiento farmacoterapéutico. Mantenga contacto estrecho con el médico tratante.

 

5. Defina claramente sus objetivos con el niño: planifique tanto en lo curricular como en lo comportamental y social.

 

6. Conviértase en el socio del niño. Asegúrese de que el niño sabe cuáles son sus problemas y explíquele cómo tratará de ayudarlo.

 

7. Para asegurar y mantener la estructura del aula, no vacile en proporcionar listados de las reglas básicas y/o colocar recordatorios a la vista del niño.

 

8. Asegúrese que el niño conoce el comportamiento positivo solicitado: modele y/o utilice «juego de roles».

 

9. Controle el nivel de distractores y/o estímulos presentes en el aula.

 

10. Proporcione instrucciones breves, simples y claras. No vacile en repetirlas.

 

11. Proporcione instrucción multisensorial.

 

12. Obtenga la atención del niño antes (comportamiento pre-atentivo) y durante la instrucción. Demande que sostenga contacto visual con usted.

 

13. Procure aumentar la información audio-visual para mejorar el desempeño del niño en el análisis de instrucciones escritas.

 

14. Intensifique la fase motivacional de la instrucción.

 

15. Siente al niño en una posición próxima a la suya y mantenga frecuente contacto visual.

 

16. Llegue a un consenso con los padres para que éstos proporcionen un ambiente hogareño tranquilo cuando el niño deba abordar sus tareas.

 

17. Seleccione compañeros de trabajos y/o banco que sean tranquilos y asertivos.

 

18. Seleccione, si es posible, compañeros «tutores».

 

19. Organice los horarios de forma previsible y póngalos en un lugar visible del aula.

 

20. Diseñe un horario con códigos de colores por materia y solicite que esos colores se respeten en el forrado de los libros y carpetas respectivas.

 

21. Convenga con los padres que el niño tenga el Horario Escolar en un lugar visible de su casa y de sus cuadernos o carpetas.

 

22. Llegue a un consenso con los padres para que establezcan una moderada rutina en el hogar.

 

23. Acorte los períodos de instrucción y/o fraccione la hora de trabajo en dos o tres partes. Organice «mini-recreos».

 

24. Frecuentemente verifique el desempeño del niño.

 

25. Efectúe evaluaciones más cortas y más frecuentes.

 

26. Verifique la diferencia del rendimiento en pruebas orales y escritas. Eventualmente, privilegie las evaluaciones orales.

 

27. Las tareas y proyectos deben ser fraccionados o con entregas parciales.

 

28. Facilite tiempo extra para la realización de sus trabajos.

 

29. Permita que los informes de trabajo hogareño sean evaluados no sólo en forma escrita, sino también en forma oral.

 

30. En los casos de disgrafías severas, se le puede solicitar a un compañero que lo ayude a tomar notas, e incluso que se use un papel carbónico. Completará o terminará en el hogar y seguramente deberá recibir tratamiento psicomotriz.

 

31. Puede permitir el uso de un cuaderno borrador en clase, o arrancar hojas de su cuaderno, e incluso dejar espacios en blanco.

 

32. No penalice los errores ortográficos, pero sí aliente la autocorrección mediante el uso de un diccionario en clase, aún de naturaleza electrónica.

 

33. Brinde asesoramiento en organización y planificación de actividades.

 

34. Brinde retroalimentación frecuente e inmediata al niño sobre su comportamiento y su desempeño. Preferentemente en forma positiva.

 

35. Premie, aliente, apruebe y asista más que corregir y castigar.

 

36. Enseñe algoritmos para la resolución de problemas tanto cognoscitivos como interpersonales.

 

37. Enseñe técnicas de estudio, planificación y memorización. Supervise su uso a menudo.

 

38. Enseñe a tomar apuntes y a reorganizar el material de estudio. Supervise su uso.

 

39. Luche contra la impulsividad cognitiva exigiendo que revise sus trabajos.

 

40. Tolere los movimientos ociosos que no perturben el trabajo propio y/o ajeno.

 

41. Facilite el despliegue físico y salidas del aula como forma habitual de «descompresión».

 

42. Manténgase atento a los indicadores de tensión, stress, excitación y/o aburrimiento del niño para actuar en forma preventiva.

 

43. Otorgue cierta estructura a los momentos sin instrucción.

 

44. Ante las situaciones de conducta inadecuada, intervenga más bien rápido que tarde.

 

45. Evite las escaladas y las negociaciones.

 

46. Evite reprenderlo sin un plan. Seleccione claramente sus objetivos.

 

47. Proceda con desatención selectiva. Ignore los comportamientos que juzgue innecesario o contraproducente corregir o sancionar por el momento.

 

48. Modestas y consistentes actitudes disciplinarias producen una impresión y tienen un efecto superior que grandes castigos pero menos frecuentes.

 

49. Bríndele la oportunidad de evitar las consecuencias del comportamiento inaceptable.

 

50. Asegúrese que el niño conoce las consecuencias posibles de su conducta inadecuada.
 
Cincuenta consejos básicos para el maestro del alumno con TDAH
Fuentes: La serie de consejos que sigue ha sido redactada luego de escrutar la principal bibliografía dedicada al tema (E. D. Copeland & V. L. Love 1995; G. DuPaul & G. Stoner, 1994; G. L. Flick, 1998; K. Nadeau & E. Dixon, 1991; H. Parker, 1992; S. Rief, 1997; S. Rief, 1993; E. S. Shapiro & C. L. Cole, 1994 y P. A. Teeter, 1998). 
Copilado por el Lic. Licenciado Rubén O. Scandar, Director de Docencia e Investigación, Fundación TDAH, Argentina. http://www.tdah.com.ar
Publicado en Paso-a-Paso, Vol. 13.1

 

Visto 6914 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA