Conversando con su hijo sobre sus Dificultades de Aprendizaje en primaria

  • Imprimir Amigable y PDF

No es fácil conversar con un hijo sobre algo tan delicado como su Dificultad de Aprendizaje. Pero podría ser una de las cosas más importantes que Ud. pueda hacer para contribuir con su aprendizaje y desarrollo emocional. 

Foto de niño

Foto de Alejandro Rodríguez FotoConcurso Aquí Estamos

Autor: Brian Inglesby, M.A., L.E.P., Psicólogo escolar.
Traducción: Angela Couret. Fuente: Schwablearning.org
Publicado en Paso-a-Paso, Vol. 18 No. 2 (2007)

Cuando los niños experimentan sus problemas de aprendizaje sin comprender qué anda mal, es probable que imaginen lo peor.

Atención a las señales tempranas…

Si Ud. nota un cambio en la actitud de su hijo al hablar del colegio, no ignore las señales. Como Ud. lo conoce mejor que nadie, manténgase alerta ante esas pistas. Las siguientes frases podrían ser expresiones de frustración: "Odio la escuela"… "No le caigo bien a nadie"… "No puedo dibujar".. "Los otros niños se burlan de mi manera de hablar." Un niño mayor podría decir: "¡La escuela es una estupidez! ¿Por qué tenemos que ir?" o "Ves, mamá, soy un retardado… la maestra me pasó para el grupo de los tontos para matemática."

Muchos muchachos no son capaces de expresar sus sentimientos en palabras, pero nos dan a entender que las cosas no andan bien de otra forma. Rompen sus tareas, se niegan a conversar sobre su día en la escuela o tienen arranques de ira. Nos dicen que no tienen tarea o se olvidan de entregarla el día siguiente. No quieren ir al colegio y se quejan de malestar para quedarse en casa. Dicen que no tienen amigos…

¿Cómo responder ante estas conductas? Pregúntese si su hijo viene actuando así desde hace varias semanas. ¿Existe otra explicación? por ejemplo, la llegada de un nuevo hermanito, una enfermedad en la familia, un cambio de escuela? ¿Qué comenta la maestra sobre su conducta y desempeño en clase?

Investigue los hechos…

El primer paso será lograr comprender a fondo la naturaleza de las dificultades de su hijo. Converse con sus maestros para averiguar en qué forma sus dificultades de aprendizaje están afectando su desempeño en lectura, escritura y matemática. También sería prudente preguntarle sobre su desarrollo social y emocional, ya que las dificultades de aprendizaje impactan más allá de lo académico.

Entienda sus propios sentimientos…

Cuando su hijo tiene dificultades en la escuela, es completamente normal preocuparse, sentir frustración e incluso desilusión. Sin embargo, los muchachos detectan rápidamente los sentimientos negativos de sus padres en relación con su trabajo escolar. Así que es importante encontrar una vía adecuada para ventilar sus sentimientos -  con miembros de la familia, amigos o un terapeuta profesional - y llegar a aceptar las dificultades de su hijo. También podría ser beneficioso unirse a un grupo de apoyo de padres con hijos con Dificultades de Aprendizaje, bien sea en su comunidad o a través de Internet. Con el apoyo de otros adultos, es probable que sus interacciones con su hijo mejoren y sean más positivas y optimistas.{mospagebreak}

Cuide las palabras…

Encontrar las palabras adecuadas para describirle a su hijo sus dificultades de aprendizaje puede ser algo delicado. Afirmaciones como "Tu cerebro es único y está programado de manera diferente" podrían ayudarle a comprender que cada cerebro humano es único. Escoja la frase con mucho cuidado y decida cuáles son las mejores palabras en su caso. Pídale a los demás adultos en la vida de su hijo utilizar la misma descripción para tener consistencia en el mensaje.

Para algunos niños, es importante equilibrar las expre-siones sobre "diferencias" con otras más optimistas, tales como "las diferencias en el funcionamiento de tu cerebro te darán ventajas en otras áreas." Comente sobre otros miembros de la familia, amigos o personas famosas con dificultades de aprendizaje que han logrado el éxito y/o la fama.

Para ayudar a su hijo a obtener los apoyos que necesita en la escuela, infórmese bien sobre sus dificultades y los recursos que existen para ayudarlo.

En términos correctos…

Si su hijo recibe apoyo académico de un psicopedagogo o pasa parte del tiempo en un salón de recursos, es importante utilizar la terminología correcta para describir el tipo de ayuda que recibe. Muchos niños se molestan y podrían resistirse a ser rotulados con el término "educación especial", Sin embargo, es importante emplear los términos correctos con su hijo ya que eventualmente los escuchará de sus maestros o compañeros. Para aliviar la connotación negativa de "educación especial" pueden emplearse de manera intercambiable términos como "apoyo en lectura" o "refuerzo académico."

Presente el problema de manera concreta…

Decirle a su hijo simplemente que tiene una dificultad de aprendizaje en la lectura no le ayudará a comprender su problema, ni le ofrece pistas sobre como lidiar con ello. Por otro lado, si Ud. le dice a su hijo "tienes dificultad para recordar los detalles en una historia" o "tienes que trabajar para mejorar tu velocidad lectora," Ud. estará presentando el problema de manera específica, sugiriendo metas a alcanzar. También le dará a entender a su hijo que sus dificultades de aprendizaje se limitan a un aspecto de la lectura y que puede tener éxito en otras áreas académicas,  tales como ciencia, matemática, arte o educación física. Muéstrele ejemplos de su trabajo que ilustren tanto las fortalezas como las debilidades. Pregúntele si se le ocurren ideas para hacer más accesibles las materias más difíciles y aprender mejor lo que se le dificulta.{mospagebreak}

Escuche atentamente las respuestas de su hijo…

Cada muchacho es único y la reacción de su hijo ante una conversación sobre sus dificultades de aprendizaje es impredecible. Es posible que se moleste por ser "diferente".  Es importante que reconozcamos su derecho a sus sentimientos. Cuando se muestre receptivo a escuchar, asegúrele que con esfuerzo y los apoyos necesarios, ciertamente podrá aprender. Si lo nota abatido, déjelo un rato tranquilo. Es posible que necesite tiempo para procesar la información sobre sus problemas de aprendizaje y volver con preguntas. Escuche las preguntas y sea franco en sus respuestas. Si no sabe cuál es la respuesta, asegúrele que lo averiguará.

Seguimiento permanente…

Después de esa primera conversación con su hijo sobre sus dificultades, es aconsejable tener otras  de seguimiento. Una forma de iniciar estas conversaciones es pidiéndole a su hijo que describa en sus propias palabras lo que comprende y como se siente en relación con sus dificultades de aprendizaje - y su progreso. Podría ser necesario repetir la explicación de su dificultad varias veces hasta que logre comprender lo que significa. Una vez que su hijo haya interiorizado el lenguaje y las ideas, podría sentirse más cómodo para hablar sobre el tema con sus compañeros.  Al hacerlo estará fortaleciendo sus habilidades de autorepresentación.

Tome en cuenta la edad y la madurez…

A continuación se ofrece  información general sobre las necesidades informativas de los niños con dificultades de aprendizaje en diversas etapas. Ud. sabrá mejor que nadie lo que su hijo está listo para escuchar y su forma preferida de obtener la información.{mospagebreak}

Kinder a 3er grado

Incluso los niños pequeños se preocupan sobre su desempeño en la escuela. En los grados primarios (K-3ro), la mayoría de los niños empiezan a identificar lo que hacen bien y lo que les cuesta. Bien sea en relación con el trabajo académico o con sus habilidades deportivas, los niños  comienzan el proceso de auto-evaluación y comparación con sus pares. Al abordar con su hijo sus dificultades de aprendizaje, asegúrele que tanto Ud. como sus maestros están trabajando para ayudarle a salir bien en la escuela y que no tiene que enfrentarse a sus dificultades solo. Si le parece apropiado, permítale participar en alguna reunión informal entre Ud. y su maestra para conversar sobre las dificultades y trazar nuevos objetivos. Si el niño se siente directamente involucrado en la solución, probablemente se comprometa a hacer su parte.

4to - 5to grados

En la etapa final de primaria (4to y 5to), los muchachos ya tienen buena idea de sus fortalezas y debilidades académicas. Si su hijo se percibe como un alumno "lento" o "deficiente", ayúdele a comprender la diferencia entre las dificultades específicas en el aprendizaje y un déficit generalizado de inteligencia o habilidad. Según la definición legal de esta codición, los niños con Dificultades de Aprendizaje tienen inteligencia promedio o por encima del promedio, así que son suficientemente listos para aprender. Explíquele que en algunas materias, necesitará adquirir estrategias específicas que le ayuden a aprender. Sea franco en cuanto a las dificultades, pero ofrézcale también información sobre su inteligencia y las cosas que hace bien. Ayúdele a comprender que sus problemas de aprendizaje representan solo una parte de quien es como persona. ("Cierto, te cuesta leer, pero eres un estupendo jugador de fútbol y un excelente hermano mayor. Además, eres el campeón en Pictionary! Los problemas de lectura son solo una parte de quien eres.") De esta forma le ayudaremos a sentirse motivado y desarrollar  resiliencia a largo plazo.

Los alumnos de 4to y 5to son expertos en frases del tipo "Sí, pero…" que tienden a minar éxito: "Sí, pero me rasparon en el examen de ortografía, así que nunca voy a pasar para 5to." Si escucha algo así, cambie el enfoque para el corto plazo - "Veo que te las vistes muy mal en ese examen. Vamos a ver como podemos mejorar para el de la semana que viene." Conversen sobre lo que podría hacer de manera diferente e identifique estrategias para ayudarle. Y recuerde, es esencial procurar las ayudas prometidas.

No decaiga en sus esfuerzos...

Cuando podemos hablar con nuestros hijos sobre sus dificultades específicas en el aprendizaje de manera bien informada y mostrando nuestro cariño, es muy probable que nuestro hijo logre mantener su autoestima, desarrolle estrategias de afrontamiento efectivas y aprenda a valorar la diversidad de sus talentos, tanto dentro como fuera de la escuela. Ultimadamente, el autoconocimiento, la autorepresentación, el autorespeto y el duro esfuerzo serán sus claves para el éxito.


Autor: Brian Inglesby, M.A., L.E.P., Psicólogo escolar.
Traducción: Angela Couret. Fuente: Schwablearning.org
Publicado en Paso-a-Paso, Vol. 18 No. 2 (2007)

 

Visto 7528 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA