Consulta: Salud mental en niño con TDAH

  • Imprimir Amigable y PDF

Consulta:
Saludos.
Mi Hijo tiene 6 años cursa 1° grado, el neuropsicólogo le confirmó TDAH, pero con todo lo que me he ilustrado con el tema, me quedan dudas sobre si posee otro problema mas grave en cuanto a que tiene un CI 110 o más, posee mucha ansiedad sobre todo en la comida, es muy obstinado y no entiende un no como respuesta, le dan ataques de llanto sin motivo lógico (ej. hacer las tareas sin haber empezado), siempre toma una actitud negativa ante lo que uno quiere enseñarle, solo le llama la atención lo que no requiere un esfuerzo, como son paseos, computador, bicicleta, etc. ¿Es cuestión de voluntad?, ¿cómo se maneja?. Ayudénme. Es como convivir con una persona loca. Se le brinda mucho amor y buenos tratos pero no lo entiende. Solo con violencia y amenazas hace las cosas.
Atte, Martha. -Tulua (V). Colombia.


Responde Francisca Alicia Torre, Psicóloga U.B.A. (Argentina)

Estimada Martha:

Los niños nos enfrentan con permanentes desafíos, y muchas veces nos conmueven con sus locuras, temores y ternuras.
No conozco a su niño, ni tampoco me parece conveniente considerar al pie de la letra los diagnósticos que muchas veces bien intencionados nos estigmatizan y paralizan en nuestro ¨saber que hacer como padres¨.
Un niño de esa edad necesita haber pasado por diferentes espacios intermedios que le permitan ir haciendo transiciones en ese pasaje de la casa a la escuela, es necesario el haber establecido un vinculo de seguridad muy confiable con los padres, pero al mismo tiempo que estos padres puedan ir desprendiendose de sus hijos, dando un lugar en otro espacio, la escuela, los nuevos compañeros, el interes por el conocimiento.
Una falencia que tienen los planes educativos se relacionan con el pasaje del juego como actividad normal del niño, como su forma natural de aprendizaje a normas estructuradas y rígidas que nuestros chicos muchas veces intentan boicotear.
Por otro lado, el afecto, el amor que los padres proporcionamos a nuestros hijos no debe postergar la necesidad de puesta de límites, y los niños nos muestran muy a menudo nuestros puntos flacos, lo cual a largo plazo nos enloquecen, ya que crea confusión en esa mente ávida de experimentar y poner a prueba la paciencia y el amor de los padres.
Es importante crear para ellos tiempos y espacios para aprender con amor pero con la suficiente convicción de que sabemos que queremos para ellos.
Un saludo cordial.
Lic. Francisca Alicia Torre
Psicóloga U.B.A.
ARGENTINA

 


 

Responde María Isabel Dávila, Psicólogo, Unidad Psicoeducativa Integral Doris Gicherman; Caracas, Venezuela.

 

Estimada Martha:
Por lo que describes, tu hijo parece presentar un cuadro oposicionista, que suele cursar junto con trastornos de déficit de atención e hiperactividad, dificultades de aprendizaje u otros trastornos del desarrollo.
Estos niños suelen presentar patrones de conducta hostil o desafiante en los que es común observar síntomas de mal humor frecuente, pérdida de control, discusión con adultos, tendencia a culpar a otros por sus errores o mal comportamiento, negativa a cumplir con normas o requerimientos de adultos y dificultad para relacionarse con otros niños debido a pobres destrezas sociales, todo lo cual dificulta su adaptación social y escolar.
Diversos factores influyen en la instalación de estos patrones conductuales, entre ellos un estilo parental permisivo, en los que se puede ser muy cálido con el niño, pero en los que existe poco control parental, o en los que los padres se sienten inseguros en cuanto a sus prácticas de crianza.
Habría que revisar si existen normas claras y si se hacen cumplir de una manera firme y consistente, si existen "enganches" y luchas de poder con el niño, "alianzas" con uno de los padres en detrimento de las normas o sanciones que trata de imponer el otro, si se complace demasiado y se frustra poco, si se exige poco y se da demasiado.
Como sugerencia, te diría que persistas en exigir a tu hijo el cumplimiento de normas sociales, familiares y escolares de manera que él perciba en el tono de tu voz y en tu actitud una clara firmeza que no permitirá que haga lo que quiera, estableciendo consecuencias apropiadas para su edad cuando él no se pliegue a ellas. Esto debe ser hecho de manera coherente y consistente, sin perder el control emocional, y de acuerdo con la otra figura parental. Las consecuencias al incumplimiento de las normas o a conductas irrespetuosas debe ser inmediata, sin "ablandarse" ni ceder ante llantos o súplicas del niño. Paralelamente, trata de centrar la atención en lo positivo más que en lo negativo, reforzando conductas o actitudes positivas del niño mediante comentarios o halagos.
Un niño oposicionista es un factor de stress para el grupo familiar, si el problema persiste haciendose crónico, debes buscar ayuda profesional.
Espero que mis comentarios te hayan podido sevir de ayuda.
Atentamente, María Isabel Dávila

 



Responde Doris Gicherman , Psicopedagoga, Unidad Psicoeducativa Integral Doris Gicherman; Caracas, Venezuela. 

Apreciada Sra Martha:

 

Atendiendo a su inquietud y dado que ya posee un diagnòstico por su neurosicòlogo, deseo aconsejarla diciéndole primero que aplique la frase "ignorar su conducta sin serle indiferente", o sea evitando usted engancharse con las conductas inadecuadas que observa en su hijo pero brindándole afecto, es algo hermoso que una madre por más desespero no debe dejar de hacer. La frustración que pueda sentir en un momento dado su hijo es un elemento necesario para su crecimiento.
Sentir culpa por aplicar una consecuencia negativa ante una conducta inadecuada puede generar más bien debilidad en usted y por lo tanto a futuro crear en el niño un falso concepto de libertad; por lo que a mi parecer, poner los límites claros, hacièndole ver sus errores en el momento es una forma pero si carece de fuerza y voluntad pedir asesoría con un profesional experto en modificación de conducta sería una solución aparte de mantener al día los chequeos con los especialistas que guían su caso.
Atentamente,
Doris Gicherman, Psicopedagoga.

 

Visto 7103 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

banner concurso2017

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA