Previniendo el agotamiento

  • Imprimir Amigable y PDF

Un modelo para enseñar estrategias de afrontamiento a los padres de hijos con dificultades de aprendizaje
Autora: Sherry R. Latson.
Traducción: Angela Couret
Fuente: Learning Disabilities Association of America Newsbrief (Jan.- Feb. 1995)
Publicado en Paso-a-Paso, Vol. 17 No. 4


Todas las familias atraviesan por momentos de estrés relacionados con la vida familiar tales como nacimientos, fallecimientos y mudanzas. Adicionalmente, los padres están sujetos a estresores inherentes en su condición de padres. Los estresores psicológicos asociados con la crianza de los hijos se relacionan con las preocupaciones de los padres en torno a la seguridad física, el crecimiento y el desarrollo de sus hijos. Los padres generalmente se enorgullecen de los logros de sus hijos y sienten pena por sus fracasos.

 

La crianza de los hijos es particularmente difícil y estresante cuando los niños no dan la talla en relación con las expectativas de la familia y de la comunidad. Cuando un niño es diagnosticado con dificultades de aprendizaje, la atención se centra en ayudarlo. Pero los padres también necesitan ayuda para afrontar sus sentimientos y frustraciones.

 

Los resultados de mi tesis doctoral revelaron que los padres de niños con dificultades de aprendizaje tenían un puntaje muy elevado en el índice de Estrés Parental, lo cual significa que percibían mucho más estrés en su rol como padres que aquellos padres cuyos hijos no tenían dificultades de aprendizaje. En vista a estos resultados, desarrollamos un modelo de taller para enseñarles a los padres como afrontar el estrés asociado con la crianza de sus hijos con dificultades de aprendizaje. La premisa básica del modelo es que incrementando las destrezas de afrontamiento, los padres podrán reducir su propio estrés y convertirse en mediadores efectivos para reducir el estrés en sus hijos.

 

El primer paso en el estudio fue pedirle a los padres relacionar los estresores específicos que ellos asociaban con la crianza de sus hijos con dificultades de aprendizaje (DA). Entre los estresores mencionados con mayor frecuencia: la culpabilidad; la preocupación sobre el futuro; su percepción de que otras personas pensaran que ellos eran la causa del problema; conductas difíciles en sus hijos con DA; sentir la necesidad de proteger a sus hijos; desacuerdo entre los padres en torno al manejo del niño; desacuerdo entre los padres en relación con la existencia de un problema; mayores presiones económicas; poder encontrar servicios profesionales competentes; y el resentimiento de los hermanos por la atención dada al niño con DA. Todos los estresores identificados por los padres en el estudio inicial fueron compilados en un índice de Estrés ante las Dificultades de Aprendizaje (Learning Disability Stress Index) a ser utilizado con los participantes en el taller. Al inicio del Taller, los participantes completan el índice para identificar sus propios estresores específicos, y determinar si su estrés es principalmente interno, externo o fisiológico.

 

Estrés interno


Los factores internos de estrés derivan del interior de la persona e incluyen actitudes, percepciones, suposiciones y expectativas. Las expectativas de los padres en torno a sus hijos subyacen al agotamiento. Cuando las expectativas parentales no se cumplen, el primer pensamiento es ¿Qué hice mal? Por lo tanto, los padres deben aprender a desarrollar expectativas realistas y a reconocer cuando el diálogo interno negativo impide un afrontamiento efectivo. Los padres deben aprender a identificar sus propias suposiciones contrapro-ducentes y pensar en mensajes alternativos. Deben ser amables consigo mismos, aceptarse a si mismos y a su hijo como falibles, y fortalecer su propia auto confianza recono-ciendo sus fortalezas y talentos personales y utilizándolos.

 

Creencias que conllevan al estrés interior
1. Se supone que todo padre rinda el 100% cada día.
2. El éxito o fracaso de mis hijos depende totalmente de mí.
3. Nunca me aburriré como padre.
4. La sociedad me considerará una persona buena y honorable por el esfuerzo que dedique a ser un buen padre.
5. Me niego a permitir que otra persona cuide o influya en mis hijos.
6. Siempre debo negar mis propias necesidades de descanso y recreación para ayudar a mis hijos.
7. Debo hacer todo por mis hijos y no pedirles que asu-man responsabilidades cuando ya tienen edad para hacerlo.
8. Debo pasar cada minuto posible con mis hijos.
9. Debo sentirme culpable por tener que tomar un descanso o querer un poco de atención para mi mismo.
10. Un rol en mi vida puede satisfacer todas mis necesidades y cumplir todos mis sueños.
11. Mis hijos deben apreciar todo lo que hago por ellos.
12. Mis hijos tienen que quererme.
13. Las demás personas tienen que verme como un buen padre, capaz de manejar cualquier situación.

 

Estrategias de afrontamiento
1. Abandone la idea de que el amor, el afecto y la aprobación de los hijos constituye una necesidad y considerarlos como una bonificación.
2. Refuerce su propia auto confianza.
3. Vea el lado positivo del estrés.
4. Comprenda la ira y utilícela en forma constructiva.
5. Practique el pensamiento positivo mediante afirmaciones diarias. Repítase a si mismo mensajes positivos una y otra vez.
6. Escriba los mensajes positivos y colóquelos alrededor de la casa.
7. Desarrolle una red de apoyo compartiendo honestamente sus sentimientos de frustración, ira y preocupación.
8. Aprenda a tolerar el cambio ya que los muchachos cambian con frecuencia. Tanto Ud. como sus hijos cambian de humor y de sentimientos.
9. Sea capaz de vivir en la presencia de la imperfección.
10. Aprenda a detectar su diálogo interno negativo y cuestiónelo.
11. Procure convencerse que Ud. puede controlar su destino. Sea saludablemente egoísta, libérese de la necesidad de recibir aprobación externa.{mospagebreak}

 

Estrés externo


Los factores externos también afectan a los padres con hijos con dificultades de aprendizaje. Los vecinos, amigos y parientes no comprenden por qué un niño que actúa con tanta normalidad tiene problemas académicos. Los maestros con frecuencia no comprenden todas las ramificaciones del problema del niño. La escuela cita a los padres para que ayuden a tomar decisiones sobre el programa académico del niño, pero con frecuencia se sienten incapaces de actuar como defensores de sus hijos por no comprender bien la situación.

 

Debido a que los estresores externos son situacionales y con frecuencia involucran relaciones con otras personas, recomendamos que los padres desarrollen la asertividad. Las técnicas de resolución de problemas, manejo del tiempo y establecimiento de metas resultan útiles para afrontar los estresores asociados con la crianza de los hijos y el manejo del hogar. Debido a que el manejo de un hijo con dificultades de aprendizaje resulta tan desgastador emocionalmente, se recomienda que los padres trabajen para fortalecer su red de apoyo.

 

Factores de Estrés externo
1. Entenderse con el colegio en relación con el programa educativo del niño
2. Manejar las conductas difíciles del niño
3. Educar a los vecinos y familiares sobre los problemas del niño
4. Ayudar a los hermanos a comprender los problemas asociados con las dificultades de aprendizaje
5. Obtener cupo para el niño en el colegio apropiado
6. Ayudar al niño en las tareas
7. Presiones económicas
8. Coordinar con el cónyuge el manejo del niño
9. Transporte compartido (carpool)

 

Manejando los estresores externos

Analice los problemas a fondo
1. Describa los problemas en forma específica.
2. Identifique en que forma podría ser peor y en que forma podría ser mejor.
3. Determine lo que está impidiendo que las cosas mejoren. Proponga soluciones para las cosas sobre las que tenga control.
4. Planifique la acción.

 

Administre el tiempo
1. Relacione las prioridades a corto y largo plazo.
2. Analice su utilización del tiempo.
3. Compare su utilización del tiempo con las metas priorizadas.

 

Desarrolle asertividad
1. Conozca sus límites y sea realista en relación con lo que se puede alcanzar. Aprenda a decir que no ante exigencias poco razonables.
2. Infórmese sobre los problemas y las necesidades de su hijo para que pueda participar activamente en las reuniones con el personal de la escuela y ofrecer sugerencias a los entrenadores deportivos, los vecinos y los familiares.{mospagebreak}

 

Estrés Fisiológico


El último tipo de estrés es el estrés fisiológico. Los padres de los niños con dificultades de aprendizaje necesitan reconocer que sus hijos con discapacidad requieren una enorme cantidad de energía. Para recuperar esta energía, los padres deben descansar suficientemente, comer balanceada-mente y ejercitarse vigorosamente. En el transcurso del taller, los padres aprenden técnicas de meditación y relajación a ser utilizadas cuando se sientan estresados, ansiosos o cansados.

 

Estresores fisiológicos
1. Dieta
2. Ejercicio
3. Descanso
4. Recreación

 

Estrategias de afrontamiento.
1. Elabore un plan de acción y cíñase a él. Asegúrese de incluir todos los elementos necesarios para una vida saludable.
2. Siga las recomendaciones de su médico.
3. únase a su cónyuge o a un amigo para las actividades de tiempo libre.
4. Escuche cintas de relajación o haga ejercicios para calmarse después de un día agitado.
5. Encuentre un lugar donde refugiarse (por ejemplo, el baño o su auto) y utilícelo para calmarse cuando la tensión sea muy grande.
6. Priorice la recreación y la relajación, apartando algún tiempo libre durante la semana. Las investigaciones revelan que las familias saludables psicológicamente no son perfeccionistas en cuanto a la limpieza de la casa.
7. Contrate o intercambie las obligaciones que consuman mucho tiempo o sean desagradables. A veces vale mucho más pagarle a una persona para que haga esas labores y así Ud. tendrá más tiempo y energía para dedicarse a Ud. mismo y a su familia.

 

La crianza de los niños con dificultades de aprendizaje presenta retos especiales. Los profesionales que trabajan con los padres deben reconocer las dificultades que los padres enfrentan para manejar no solo los problemas diarios del niño sino los problemas sociales y emocionales asociados con el fracaso en la escuela.

 

Los padres están deseosos de aprender mejores estrategias de afrontamiento y los grupos de apoyo podrían constituirse en fuente de entrenamiento en las destrezas requeridas y también en fuente de apoyo emocional para los padres con hijos con dificultades de aprendizaje.

 


 

 

Visto 6555 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

banner concurso2017

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA