La integración laboral: Un hito fundamental en el desarrollo de la persona. (Feb. 03)

  • Imprimir Amigable y PDF
Fuente: María Elena Festa, Profesora de Pedagogía Diferenciada, especializada en Insuficientes Mentales. Directora de la Escuela de Educación Especial C.A.N.Di. de la ciudad de Sunchales (Santa Fe, Argentina).
Licenciada en Educación Especial egresada de la Universidad Nacional del Litoral, profesora de las cátedras de Seminario de Atención a la Diversidad y Seminario de Educación de Alumnos en Riesgo Social del Instituto Superior del Profesorado N. 4003.
Publicado por Paso a Paso Vol. 15 Nº. 2

Para cualquier persona la incorporación al mundo del trabajo constituye un paso fundamental en su vida, en función de que pasamos años preparándonos, entre otras cosas, para esa etapa de la vida.

Es así que en muchos casos ante fracasos en el ámbito del trabajo y sobre todo del empleo los cuestionamientos recaen en la escuela. Es por esto que es necesario aclarar algunos aspectos críticos al respecto de un tema tan importante para todos, en las sociedades que nos toca transitar:

- Divorcio existente entre la escuela y el contexto y por consecuencia directa con el mundo del trabajo.

- Seguir sosteniendo como ámbitos opuestos la educación de tipo intelectual con la educación de tipo práctica.

- Reducir el concepto de trabajo a empleo.

- No reconocer que se ha roto la correlación entre los estudios realizados y la oferta de trabajo.

- Sostener que el déficit educativo es el causante de las situaciones de desempleo y subempleo que están presentes en el modelo capitalista actual.

- Desarrollo de un currículum, que a lo largo de todo el trayecto educativo, ha escindido los principios y las prácticas de la producción para el trabajo.

- Propuestas pedagógicas que no forman sujetos creativos, críticos y con capacidad para resolver problemas sino sujetos pasivos y solamente informados.

¿Cuál es entonces la idea de trabajo que debemos sostener quienes nos comprometemos con la educación?

La respuesta es la antítesis de todas las críticas anteriormente citadas, es decir entender al trabajo en forma amplia como creación y como producción, siendo un elemento central en todo proceso de formación responsable del sujeto frente a la humanidad, el medio ambiente, los otros y él mismo.

Tomando en cuenta estos aspectos críticos así como una concepción clara con respecto al sentido de la formación para el trabajo es que debemos, desde la educación especial (como parte de la educación general), asumir proyectos que favorezcan la integración de la persona con discapacidad al mundo del trabajo. Si bien la escuela no tiene la misión de realizar una colocación selectiva en puestos de trabajo competitivo, si debe brindar a sus alumnos la posibilidad de realizar experiencias en el campo laboral.

En este ámbito como en muchos otros, no se puede hacer “como si”. Se debe trabajar en el ámbito propio en donde se desarrollan prácticas laborales, no solo porque eso implica contextualizar prácticas sino también interactuar en un entorno social con códigos comunicativos y relacionales que son de gran importancia para la integración laboral y social.

Si a cualquier sujeto le es difícil integrarse al mundo laboral, al alumno con discapacidad mucho más, por lo tanto si quienes desarrollamos propuestas en la escuela especial no trabajamos explícitamente para el logro de la integración laboral, seguramente al momento del egreso la única posibilidad que tengan las personas es la reclusión en su hogar.

En el desarrollo de programas donde se le brinde a la persona la posibilidad de realizar una experiencia laboral se deben tomar en cuenta dos pilares: las necesidades, intereses y posibilidades de la persona con discapacidad y el conocimiento y selección de buenos puestos de trabajo en el ámbito de la comunidad.

Lo fundamental que debe tener una persona para poder acceder a experiencias de trabajo es ser independiente, comprender consignas, desarrollar actividades de manera autónoma y un lenguaje básico. El resto, por ejemplo si tienen nociones de numeración y operatoria como así también lectura y escritura, hacen que puedan acceder a puestos de trabajo con otras características. Lo importante y que quiero resaltar es que la estrategia está dada porque la institución pueda hacer coincidir el perfil de la persona con los requerimientos del puesto de trabajo. Saber elegir adecuadamente el mejor lugar para el desarrollo laboral de la persona con discapacidad es brindar oportunidades de éxito a esta persona.

Muchos son los aspectos a considerar para quienes tenemos la propuesta de residencias o pasantías laborales y por consiguiente las iré desarrollando en otros artículos de manera de que el lector encuentre más elementos para hacer significativas estas propuestas. {mospagebreak}

Una mirada longitudinal...

Generalmente cuando se habla de integración laboral, uno mentalmente enmarca a la propuesta pensando en un adolescente o adulto y un proceso que comienza cuando el mismo participa como trabajador activo en un empleo competitivo.

Si bien algo de verdad hay en este punto, no debemos olvidar que la interpretación que hagamos de las posibilidades de la persona con discapacidad comienza cuando le ofrecemos las primeras alternativas educativas, ya sea desde la estimulación temprana o desde la escolaridad. Tal vez está en la mente del docente el hacer a una persona “más o menos” apta para el trabajo, y esto no tiene que ver exclusivamente con esta etapa sino con una mirada longitudinal en torno a las propuestas con que uno acompaña el desarrollo de la misma.

Refiriéndonos específicamente a esta etapa en donde se propone la realización de experiencias laborales (en nuestra institución las denominamos Residencias Laborales) implica tomar en cuenta algunos aspectos:

1. Esta etapa dentro del proceso educativo coincide con una etapa vital en donde se transita desde la adolescencia a la entrada de la vida adulta. Es importante no perder de vista lo que implica esto para quienes trabajan con la persona con discapacidad y también como forma de asesorar a la familia con respecto no sólo a las obligaciones que se adquieren en esta etapa sino los derechos personales que son necesarios que la persona ejerza.

2. Implica el acceso a nuevas formas de independencia (formas de traslado hacia el lugar de trabajo, manejo de horarios de llegada y salida, etc). La independencia que tanto se pregonó a los padres, hoy debe estar resuelta para que el sujeto se mueva en el campo laboral que le toca transitar, de manera de lograr la verdadera autonomía.

3. El panorama se complejiza porque también cambian los lugares que hasta el momento la familia sostuvo en cuanto al seguimiento de su hijo, en el seno de la estructura familiar (desde una mirada educativa hacia una laboral).

4. Debemos coincidir que nada se puede resolver en este tramo educativo si, desde etapas anteriores, no hemos revertido la mirada hacia un sujeto más protagonista de sus propios logros y deseos.

5. De todas maneras el planteo situacional en esta etapa se organizará de manera de poder escuchar a los padres en sus miedos, en las dudas que presenta este nuevo desafío y en las rupturas que ellos deben realizar para que la familia pueda apoyar a una persona que cada vez más se convertirá en autónoma.

Para finalizar quiero que mediten lo expresado por la socióloga argentina Adriana Puiggrós en su libro "Educar, entre el acuerdo y la libertad", que resume de manera contundente mis ideas:
..." Si la democracia tiene sus propios principios, el sujeto que le es propio, es decir el ciudadano, no puede ser formado exclusivamente como objeto de mercado ni quedar estancado entre
los restos del discurso pedagógico moderno...
...Se trata, primero, del derecho de todo ser humano a ser integrado a la cultura viva, activa y a recibir elementos culturales necesarios para entenderla y expresarla. Segundo, el pasaje de la ley de la selva a la solidaridad social exige una educación política que está constituida por normas, valores y rituales. Tercero, el valor del trabajo como fuente de producción de sentidos pedagógicos legítimos de la educación.
... fuente de legitimación de la educación: la cultura, la ciudadanía y el trabajo..."
María Elena Festa
Febrero 2003
Visto 3763 veces

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA