Familia Extensa: Las raíces que nos nutren

  • Imprimir Amigable y PDF

La vida en familia es crucial para la formación de nuestra personalidad. La experiencia que ahí adquirimos sirve para definir lo que esperamos de otros; cómo establecer relaciones con las personas que comparten nuestro mismo espacio; qué habilidades necesitamos para responder a los retos que la vida nos presenta, así como cuáles características de nuestra personalidad serán consideradas valiosas y cuáles no.

 La manera como nos desenvolvemos dentro de la familia nos ayudará también a definir los sentimientos que la sociedad considera apropiado expresar, las necesidades psicológicas que esperamos satisfacer y las que permanecerán desatendidas.

De nuestra convivencia en el clan aprenderemos a manejar conceptos como confianza, respecto, autoestima, cooperación y compromiso. Nuestra familia moldea la visión que tenemos de nosotros mismos y de los otros. Hay quienes vamos por la vida esperando que los demás nos traten como nuestra familia lo hace, mientras otros buscan desquitar con extraños los malos tratos que recibieron en casa.

La familia no está limitada al núcleo formado por padres y hermanos. Los abuelos, los tíos, los primos y los amigos más cercanos son parte integral de lo que llamamos familia extensa. Cada una de las personas que pertenecen a este íntimo círculo agrega ingredientes a la, ya de por sí, difícil mezcla de influencias internas y externas que nutren nuestras habilidades personales e interpersonales.

En el caso de los niños con discapacidad, la influencia de la familia nuclear y extensa es aún más compleja. La familia, generalmente, se ve sometida a las mismas dudas, ansiedades y prejuicios que la sociedad en general. Frecuentemente, las personas más cercanas a nosotros aprenden a desenvolverse frente a la discapacidad con la práctica. Cada día presenta un nuevo reto y a diario hay algo nuevo que aprender.

Ambientes constructivos

Padres y hermanos enfrentan una tarea difícil: encontrar el equilibrio entre esperar demasiado ó tener muy pocas expectativas acerca de sus hijos y hermanos con discapacidad. Uno de los aspectos más complicados de esta balanza es saber cuándo impulsar al niño para que logre algo que a él le parece difícil y cumpla metas y, por otro lado, brindarle la confianza necesaria para que acepte que hay cosas que no podrá lograr -debido a las limitaciones que su discapacidad impone - pero que en ello está empleando todo su esfuerzo y estamos orgullosos por eso. Distinguir entre ambos es muy difícil, de hecho, en muchas ocasiones, se empuja al niño hasta el límite, más para satisfacer al padre ó al hermano, que al propio niño.

La discapacidad afecta a cada persona de manera directa y personal. Algunos familiares, por ejemplo, se sienten avergonzados ó culpables. En estos casos, presionar al niño para que actúe "lo más normal posible", puede estar ocultando los sentimientos negativos del adulto en torno a la discapacidad. En el otro extremo, hay padres y hermanos que tratan de "compensar" al niño porque se sienten culpables ó avergonzados y son exageradamente permisivos, confundiendo esto con aceptación y amor.

Aún cuando se logra el equilibrio, hay factores externos e internos que nos sacan de balance. Los familiares de una persona con discapacidad tienen que estar muy atentos para poder identificar sus sentimientos y la manera como los están resolviendo.


Familia Extensa

Para los miembros de nuestra familia extensa, la línea de equilibrio es todavía más difusa que para los padres y hermanos. Es raro que los familiares y amigos conozcan los verdaderos sentimientos de los miembros de la familia nuclear acerca de la discapacidad. Desconocen cuáles son las metas, las esperanzas y los sueños con respecto a su hijo o hermano con discapacidad.

Algunos parientes pueden pensar que es poco educado ó instructivo hacer preguntas directas al respecto. Asumen que no preguntar es una muestra de respeto y prudencia.

En otros casos, los miembros de la familia extensa pueden malinterpretar el comportamiento de padres y hermanos y pensar que son agresivos, demasiado demandantes ó, de plano, que rechazan al niño con discapacidad. Entonces intentarán compensar esa "falta de afecto".

Conocí una familia en la que había un gran conflicto entre la suegra y la nuera, quien tenía una hija con Síndrome de Down. La abuela pensaba que su nuera jamás había logrado aceptar a su nieta y que por eso la presionaba a lograr más de lo que la niña podía.

En lugar de apoyar a la madre, la abuela decidió consentir a la niña como compensación a lo que ella consideraba una actitud fría de parte de su nuera. La madre, -como era de esperarse- sintió que su suegra estaba tratando de interferir y disminuir su autoridad ante la niña. Este conflicto fue percibido por toda la familia ya que se sentía un ambiente de tensión cuando ambas convivían.

En otra familia, el nacimiento de un niño con acondroplasia, provocó el lento distanciamiento de los parientes. Ya sea porque no sabía qué decir a los padres, cómo actuar, ó simplemente, por el prejuicio generalizado que desencadena el nacimiento de un niño con discapacidad. Familiares y amigos cercanos prefirieron alejarse del bebé y de sus padres. Cuando el niño empezó a crecer, este tipo de rechazo sutil se fue haciendo más evidente para él, afectando mucho su proceso de aceptación y la interacción de toda la familia.

Esfuerzos coordinados

Cuando el niño es pequeño, corresponde a los padres dar pautas a los parientes y amigos cercanos para relacionarse con el niño con discapacidad. De una manera u otra tienen que hacer saber a los demás lo que necesitan, esperan y piensan acerca de su hijo.
Es importante que las personas que tiene un contacto cercano con el niño y la familia hablen claramente con los padres acerca de las expectativas que ellos tienen en torno al niño y sus planes a futuro. La socialización de un niño con discapacidad requiere que familiares y amigos hagan a un lado

Los prejuicios sociales

Los padres deben ser claros respecto a los que les gusta y no les gusta del trato con parientes y amigos. De igual manera, deben ser claros respecto a qué tanto desean que familiares y amigos se involucren con el niño. Es importante que los niños reciban mensajes consistentes sobre su persona y sepan cuál es su lugar en la familia.

Habrá situaciones en que será imposible coordinar esfuerzos ya que hay conflictos -no resueltos- entre familiares, que renacen y se viven a través del niño, como el caso entre la suegra y la nuera que mencionamos anteriormente.

Este tipo de batallas hará prácticamente imposible la comunicación entre familiares. En este caso, los padres tendrán que desarrollar estrategias para explicarle al niño lo que se espera de él y de su comportamiento cuando estén con determinada persona. Es importante que el niño sepa que los padres controlar la situación. Y lo más importante, cuando un niño sabe cómo comportarse, aunque sepa que con algunas personas rompe las reglas de comportamiento cotidiano en su casa, no siente culpa ni confusión. Es muy importante que los padres no castiguen o ridiculicen al niño como método para agredir al otro adulto.

Parientes y amigos pueden ser grandes aliados y consejeros. A veces los padres y los hermanos estamos demasiado cerca para reconocer algunas actitudes. La opinión de las personas que más nos quieren y que, además, están emocionalmente menos involucradas que nosotros, es importante para evaluar el rumbo que hemos tomado y las necesidades de nuestro hijo. Ver a parientes y amigos como aliados alejará la soledad y ayudará en la búsqueda de equilibrio.

La familia y los amigos ayudan a forjar la manera como el niño se socializa. Ya sea a través de comportamientos específicos ó expresiones sutiles, los mensajes siempre llegan al niño y a la familia. Una de las leyes más importantes de la vida es que nuestras acciones siempre generan consecuencias en las relaciones interpersonales. Si estamos atentos a esta realidad, seremos más concientes de lo que hacemos, cómo lo hacemos y con quién lo hacemos.

Hay quien piensa que permanecer en silencio o alejarse es una manera de esquivar esta ley de la vida. Pero el silencio y la lejanía tiene consecuencias y transmiten poderosos mensajes.

Los niños con discapacidad necesitan un ambiente familiar consistente, predecible y sin mensajes ambiguos para que su vida sea lo más normal posible. Cada una de las personas que interactúan con el niño juegan un rol importante en la formación de su autoconcepto y confianza. Ignorar esta responsabilidad es hacer la vida de los niños mucho más complicada.

Sobre el autor: Marc I. Ehrlich tiene un doctorado en Psicología de la Universidad de Austin, Texas; es columnista del periódico "The News" y se dedica a la práctica privada de psicoterapia y cursos de relaciones personales.
 
 
Por Marc I. Ehrlich, Ph.D. 
Publicado por Paso a Paso VOL.10 Nº 1
Fuente: Artículo publicado en el Nº 29 de Ararú, Revista para Padres con Necesidades Especiales de México.
Visto 4595 veces

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA