Niño de 10 años con hemiparesia. ¿Cómo centrarlo y motivarlo?

  • Imprimir Amigable y PDF

CONSULTA: Niño de 10 años con hemiparesia en mi salón:

Estimados, deseo información sobre integración de un niño de 10 años con hemiparesia como trabajar en el aula ya que él tiende a dispersarse en la clase. ¿Debe trabajar desde lo emocional?
K.P. (Argentina)


 

RESPONDE GABRIELA RICO: 

Las razones por las cuales un niño con hemiparesia puede mostrarse disperso en el aula son muchas. Puede depender de búsqueda de estímulos, de características individuales y hasta de una posible pérdida de interés en las actividades presentadas. A pesar de esto, no hay que desanimarse, hay infinidad de estrategias para poder lograr que un niño con trastornos musculares se mantenga atento a las actividades del aula, siguiendo las instrucciones dadas y fomentando el orden y estructura del salón de clases.

Utilizando el excelente recurso que son los padres, se pueden conocer los intereses del estudiante, y a partir de éstos, realizar un programa de reforzamiento positivo en el cual, luego de que el niño cumpla con ciertas conductas esperadas (mantenerse sentado por cierto tiempo, culminar la actividad, entre otras), tenga un premio que sea motivador para él. Este tipo de estrategias permitirá que las conductas que se buscan reforzar se incrementen y se mantengan en el tiempo.
Las adecuaciones del currículo pueden ser de gran apoyo. Al presentarse un trastorno que afecta el tono muscular, las dificultades para escribir, colorear y realizar actividades motrices pueden aumentar, y esto se puede reflejar en un desinterés e incluso en negación por parte del niño a realizar las tareas planificadas. Buscar otras maneras de lograr los mismos objetivos ayudará a mejorar la atención del niño mientras las realiza.

Es válido también tomar en cuenta que quizás el estudiante ha perdido interés en las actividades tradicionales como copiar del pizarrón o realizar ejercicios en el cuaderno, así que buscar un nuevo método de aprendizaje para algunas áreas será motivante para todos los niños en el salón. Aprendizajes vivenciales, tareas en las que tengan que involucrarse por completo son muy divertidas y muy enriquecedoras.

Usar una estrategia en la que el niño sea apoyo en el salón puede motivarlo aún más e incluso reforzarle el sentido de responsabilidad. Puede ayudar en tareas sencillas como entregar los cuadernos a los demás compañeros, borrar la pizarra, organizar las actividades o colaborar en el orden del aula, eso lo mantendrá ocupado, y no habrá tiempo de ocio en el cual pueden presentarse conductas que no se desean.

Por último, es importante recalcar que todos los niños son diferentes, teniendo algún tipo de diagnóstico o no, cada uno tiene características completamente distintas, aceptarlas y usarlas a favor del docente es la clave, enfocarnos en todas sus habilidades y no en su dificultades hará que el proceso de integración – inclusión fluya y sea exitoso.


 

Sobre Gabriela Rico:

Gabriela es caraqueña, Licenciada en Educación Especial, Mención Dificultades de Aprendizaje, desarrollando un Postgrado en Planificación y evaluación escolar.
Coordinadora del Departamento de Adaptaciones Curriculares e Integración de la U.E. Colegio La Concordia, en Caracas.

Contacto (Caracas): 0414-2421455
Instagram: @psicopedagogiaenaula

Leer otras respuestas de Gabriela Rico AQUÍ

Visitar el Blog de Gabriela Rico: Psicopedagogiaenelaula

Caracas - Sept. 2016

Visto 979 veces

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA