Cuidemos los protagonismos

  • Imprimir Amigable y PDF

Comparto con Uds. una anécdota personal que espero sirva de alerta para algunos de Uds., con hijos grandes y pequeños.

Amigos de esta página,

Muchos de Uds. comparten conmigo la condición de ser padres de un hijo con necesidades especiales...

Conversando con mi hijo mayor, Nilo Fernando, de 26 años de edad, me comentó que había visitado la casa de sus abuelos paternos -quienes históricamente han tenido una gran debilidad por su hermano menor, Alberto, con necesidades especiales- y no pudo dejar de fijarse que habían dedicado toda una pared a los logros de este último, con fotos, dibujos, medallas y diplomas de todo tipo...

Profundizando en el tema me comentó que casi todos los recuerdos de sus Abuelos sobre sus años de infancia están ligados con algún acontecimiento en la vida de su hermano Alberto. Cuando Alberto caminó... Cuando Alberto hilvanó las primeras palabras... Cuando Alberto ésto y aquello...

Mi hijo mayor, siempre tan independiente y sobresaliente, me dijo: "Mamá, es como si yo no fuera el protagonista de mi infancia... es como si fuera un actor de reparto en la vida de Alberto...".-

Lo pensé por un momento y le respondí: "Siempre actuamos con las mejores intenciones. Impulsar y fortalecer a Alberto repercutiría más adelante en el bienestar tuyo y de tu hermana...".

Pero se cuela por allí un pequeño sentimiento de culpa...

¿Habré hecho todo lo posible por respetar el protagonismo de cada uno?

Quise compartirlo con Uds., padres y madres colegas, para que lo tomen en consideración ...

Cuidemos los tiempos, la atención y los protagonismos.

Amiga,

Angela Couret

 

Autora: Angela Couret, Editora Boletín Paso-a-Paso
Caracas, Noviembre 2010

Visto 2127 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

banner concurso2017

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA