Alberto, de toga y birrete

  • Imprimir Amigable y PDF

¡Qué emoción!

Alberto, mi hijo de 21 años, con discapacidad intelectual, ¡de toga y birrete!

En eso de graduaciones y como familia, tenemos cierta experiencia. Primero por Elvira, la mayor de nuestros hijos. Destacada Bachiller y sobresaliente Universitaria. Luego por Nilo, el hijo del medio. Destacado Bachiller y sobresaliente Universitario. Y ahora Alberto… culminando su programa académico para iniciar su inserción laboral. Destacado y sobresaliente también.

Ahora bien, con todo y la experiencia confieso que de todas las ceremonias de grado, la de Alberto ha sido para mí la más emotiva. Y ¿cómo no habría de ser así? La sentí muy mía!

Anticipando la ceremonia, las carreras de rigor: La toga. El anillo. La foto individual y grupal. Invitaciones. El entusiasmo arrollador de los muchachos!

Y las emociones golpeándose unas con otras.

Alegría ante los logros de Alberto. Satisfacción por el trabajo de familia. Desconsuelo por los que no estarían presentes para compartir el momento. Y por qué no confesarlo también, un filón de tristeza que inoportuna e injustamente asomaba por ahí…

¿Por qué tristeza en ocasión de tanta alegría? ¿Por qué lágrimas incontenibles?

Tal vez por detenerme a pensar en otras cosas que no serán o por plantearme por un instante lo que pudo ser...

Y para alejar esa injusta tristeza me digo: pero míralo ahí, tan hábil en emociones. Con tantos conocimientos adquiridos. Con tanta valentía para enfrentar nuevas situaciones. Con tanta vida por delante!

Y pienso que se merece sobremanera su anillo, su toga, su birrete, su diploma, su caravana y su rumba. Y se merece nuestra alegría sin titubeos y nuestros más fuertes aplausos. Y nosotros sus padres y sus maestros, merecemos rumba y aplausos también!

Ese joven sonriente, desenvuelto, con tantas añoranzas y aspiraciones, es producto de un gran esfuerzo colectivo, sumado a su propia fortaleza y talento.

Bravo, Alberto!
Angela Couret
Caracas, Julio 07

 

Autora: Angela Couret 
Editorial publicado en Cyberpasos
Julio 2007

Visto 2880 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA