Aspectos y factores a tomar en cuenta ante el proceso de integración educativa

  • Imprimir Amigable y PDF

Capacitación. Para comprender y asumir un nuevo paradigma todos los actores de este proceso deben recibir capacitación, contar con las herramientas necesarias para aprender a trabajar en equipo y colaborar de manera integrada. 

Se requiere capacitar:

- A los maestros en formación, de manera que desde la escuela normal reciban la instrucción necesaria para enfrentar el reto de la integración educativa.

- A los maestros y especialistas en educación especial, para usar toda su experiencia en estas nuevas condiciones de trabajo.

- A los maestros en ejercicio que generalmente se sienten incapaces y desarmados frente a este reto.

- A las familias, para convertirse en un apoyo activo en la educación de sus hijos.

Diagnóstico y evaluación. Es el proceso de valoración del niño y su contexto de desarrollo para determinar si tiene necesidades educativas especiales (n.e.e.) y la causa, naturaleza y características de las mismas.

La evaluación debe ser realizada por un especialista experimentado que cuente con los instrumentos de valoración y medición necesarios. Un diagnóstico completo debe tener en cuenta la detección y valoración de las habilidades del niño y no sólo de sus limitaciones.

Quien hace la evaluacion debe tomar en cuenta que el objetivo de la misma es encontrar las estrategias más adecuadas para que el niño tenga más éxito en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Plan de atención integral. Abarca todos los aspectos de la inserción del niño con necesidades educativas especiales en la comunidad educativa. Incluye un plan académico específico pero, también, estrategias y recursos que apoyen su integración social y su participación en los diferentes aspectos de la vida comunitaria de la escuela, así como el apoyo psicológico, para él y su familia, en los casos en que se requiera.

Adaptación curricular. El currículum es la columna vertebral de la acción educativa de la escuela, el organizador de las actividades. Mediante él, el Sistema Educativo se compromete ante la sociedad a cumplir determinados objetivos, impartir ciertos contenidos, con criterios y métodos pedagógicos explícitos.

La integración de un niño será mejor cuanto mayor sea su participación en las actividades curriculares, pero la escuela también debe dar una respuesta a las necesidades individuales de sus alumnos y es necesario buscar un equilibrio entre estos dos aspectos.

Hacer adaptaciones curriculares supone partir de un currículum flexible, amplio y equilibrado. Cada ajuste parte de una evaluación profunda de las necesidades y capacidades de cada niño.

- Ajustes en los objetivos. Aplicables cuando las condiciones del niño hacen evidente que no podrá cumplir con todos los objetivos propuestos en el tiempo marcado por el período escolar. Tendrán que calibrarse cuidadosamente cuáles son los objetivos prioritarios y cuál es la manera de graduarlos, secuenciarlos y programarlos en un cronograma para que el alumno los pueda alcanzar.

- Ajustes en los contenidos. En algunos casos, el maestro está seguro de que el niño tiene la capacidad de cumplir todos los objetivos, pero debe hacer adecuaciones en la cantidad y dificultad de los contenidos de cada objetivo.

- Ajustes de los métodos. Se realizan cuando las necesidades educativas de un niño ofrecen retos a la creatividad pedagógica del maestro, quien debe encontrar estrategias diferentes para que el niño, a partir de sus capacidades, alcance los contenidos y objetivos propuestos para el grupo.

- Adecuación de materiales. Se usan para enfrentar las limitaciones específicas del alumno o en función de una estrategia pedagógica especial, diseñada para satisfacer sus necesidades. Se requiere de materiales especiales, distintos de los que usa el resto del grupo para aprender.

Ayudas técnicas. Son aquellas que los niños con discapacidad requieren para facilitar su independencia e integración. En el caso de los alumnos con hipoacusia, la ayuda técnica indispensable son sus auxiliares auditivos, mientras un alumno ciego requerirá material especial para escribir en sistema Braille, por ejemplo.
{mospagebreak}
Adaptaciones físicas. Si el niño integrado tiene algún tipo de discapacidad que afecte su movilidad, serán necesarias algunas adaptaciones físicas en la escuela para favorecer su independencia. Los niños con problemas motores o con ceguera requerirán rampas, ranuraciones en el piso, barandales o modificaciones en el baño.

Esto no siempre implica costosas adaptaciones sino flexibilidad para hacer ajustes en los horarios o en la asignación de los salones.

Integración académica. Si bien el niño con n.e.e. tiene requerimientos pedagógicos que harán necesario un trabajo individual a partir de su propio ritmo y modalidades, es muy importante que no se convierta solamente en un alumno que recibe clases especiales dentro del aula. En la medida de sus capacidades debe participar, con el resto de sus compañeros, del trabajo del grupo.

Integración social. Es una de las metas más importantes del proceso de integración escolar, pero no se da automáticamente.

El niño con n.e.e. tiene que desarrollar las habilidades sociales básicas y la comunidad escolar tiene que ser sensibilizada. En la familia, en la escuela y en la sociedad la aceptación de la diferencia requiere fortalecer valores de colaboración y no de competencia, de solidaridad social, de respeto a la dignidad de la persona. Esto exige un seguimiento sobre la acción para que, realmente, sean incorporados en la formación de los niños y adultos de la comunidad escolar.

Seguimiento y evaluación contínua. Deben estar centradas en el niño y no en el sistema. Esto es, evaluar el progreso del alumno en relación a sus logros y dificultades previas, y no sólo en relación a la "norma". El seguimiento exige una planeación y evaluación de metas, contenidos, estrategias pedagógicas y materiales específicos. La evaluación no puede ser ocasional ni puede darse globalmente al final del período escolar. Debe estar planeada en relación con un cronograma de los resultados esperados y lograr el consenso de todo el equipo.

La evaluación contínua podrá señalar:

- La necesidad de un servicio complementario de educación especial en un turno alterno, donde se le proporcionará al niño apoyo pedagógico suplementario manteniendo, en el turno contrario, la asistencia a la escuela regular. También puede ser canalizado a un servicio de salud o de recreación que favorezca su desarrollo.

- La conveniencia de canalizarlo a un servicio de educación especial para atender sus necesidades especiales, cuando se considera que la escuela regular no logró responder a ellas, por no contar con los medios y apoyos suficientes.

- El término de la intervención si el niño ha superado sus necesidades especiales.

Continuidad. El compromiso de la integración es un reto para toda la comunidad educativa. No se trata de que un maestro acepte a un niño con n.e.e., sino de que la escuela en su conjunto se asuma como una escuela integradora. El niño que entra al primer grado de primaria debe tener continuidad en sus estudios y el sistema debe garantizarle, como a todos los niños, una preparación que le permita incorporarse a la vida productiva. Esto implica sinergia entre las diferentes instancias dentro de la escuela y dentro del sistema educativo en su conjunto.

Acreditación. En todos los casos, el esfuerzo y el proceso educativo de los niños debe ser acreditado con un certificado formal que avale sus estudios y les dé acceso a otros niveles educativos y laborales.

La inclusión de cada niño exige de todos los participantes, un proceso paralelo de integración para formar un equipo sólido dispuesto a reeducarse enfrentando este reto.
 
Síntesis de trabajo elaborado por Alicia Molina y Marta Ezcurra
Fuente: Ararú, No. 30, Mayo-Julio 2002 (México)
(Nota: Este artículo apareció en la sección Integración Educativa de la revista Ararú, con el título Funciones de cada actor en el proceso de integración). 
Publicado por Paso a Paso Vol. 16 Nº 2
Visto 5521 veces

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA