Asignatura pendiente

  • Imprimir Amigable y PDF
 Que hemos aprendido: nuestra asignatura pendiente 
Hemos aprendido con ella, y de ella, muchísimas cosas:

 

  • Que la parálisis cerebral es un trastorno neuro-motor (la información neurológica que determina el tono, el equilibrio y el movimiento no se organiza adecuadamente)
  • Que el movimiento normal se produce, igualito que en la vida, cuando tensamos unas partes y relajamos otras. La tensión general produce parálisis, la relajación total también.
  • Que ésta no es una enfermedad sino una condición y que llegó para quedarse. No se cura.
  • Que trabajando muchísimo se pueden atenuar algunas de sus consecuencias, y se hacen posibles muchos de los “imposibles”.
  • Que se puede vivir con ella.
  • Que Ana no es una persona discapacitada, sino una persona con una discapacidad.
  • Que ésta es una de las características de Ana, pero no la principal.
  • Que caminar es muy importante.
  • Que la felicidad no es ausencia de dolor.
  • Que en la vida resolvemos algunos problemas y con otros simplemente aprendemos a vivir.
  • Que somos muchísimo más fuertes de lo que creíamos, pero muchísimo menos listos de lo que pensábamos.
  • Que no podemos tener todo “bajo control”.
  • Que aceptar nuestras limitaciones es un proceso muy lento; que no es lineal sino cíclico, y que es indispensable para aceptar también nuestro potencial.
  • Que todos, a pesar de nuestras limitaciones, tenemos algo único y especial que dar.
  • Que las apariencias son sólo aparentes.
  • Que todos somos diferentes y nadie es perfecto.
  • Que lo perfecto es enemigo de lo bueno.
  • Que “hubiera” es el tiempo más tonto del verbo haber.
  • Que mañana todavía no existe.
  • Que vivir un día cada día es más que suficiente.
  • Que la disciplina, la paciencia y el sentido del humor son herramientas esenciales.
  • Que la dureza y la rigidez nos hacen quebradizos; somos más fuertes si somos flexibles.
  • Que para lograr una meta grande, a veces es indispensable dividirla en tareas pequeñitas, que sean de nuestro tamaño.
  • Que caminar grandes distancias no es tan importante, pero es esencial poder poner los pies bien firmes en la tierra.
  • Que ver la realidad es muy fácil, basta con abrir bien los ojos, pero es dificilísimo abrir los ojos cuando tenemos miedo.

 

También hay otras muchas cosas que Ana me ha enseñado sobre mí misma:



  • Me ha mostrado de manera muy evidente mi lado más malo y mi lado más bueno.
  • Me ha enseñado a reconocer que, si pedimos bien, la gente sabe ayudar.
  • Que hay personas que tienen tanto miedo de sus límites que no pueden acercarse a una persona con discapacidades porque se les rompe la ilusión de “lo perfecto”. Hemos aprendido a reconocerlas y a mantenernos a prudente distancia de ellas.

Ana nos ha enseñado todo esto. Lo hemos ido aprendiendo todos juntos. Las técnicas pedagógicas que ha utilizado se basan, como la escuela activa, en “aprender haciendo” y “ensayo y error”; también en algunos principios Montessori: “No hacer lo que queremos, sino querer lo que hacemos”.

 

Tengo que reconocer que algunas de estas lecciones las pasamos de panzazo, que en otras tuvimos que hacer varios exámenes extraordinarios, y que muchos de estos objetivos siguen siendo “asignaturas pendientes.”

 

También debo reconocer que Ana, yo y toda la familia hubiéramos preferido aprender todo esto en un cómodo curso por correspondencia
 
Autor: Alicia Molina. Mamá de Andrés, Juan y Ana, una joven con parálisis cerebral. Co-fundadora de Alternativas de Comunicación para Necesidades Especiales AC (México) y editora de la desaparecida y estupenda revista mexicana Ararú.
Fuente: Revista Ararú No. 4, Nov./Ene. 1994 
Publicado en Paso-a-Paso, Vol. 14. 2

 

Visto 1460 veces

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA