La identificación: Utilízala por la seguridad de tu hijo

  • Imprimir Amigable y PDF

Foto de niño sentado en el piso

 

Era de noche y Betty Schilling manejaba por un suburbio de Minneapolis cuando se fijó en un niñito parado en una esquina. Parecía alterado. Otras personas se encontraban cerca, pero el niño no parecía estar acompañado. De repente, se lanzó a cruzar la calle. Luego la volvió a cruzar. Cuando Schilling paró su carro para salir, otros ya hacían lo mismo.

"El niño parecía muy trastornado, aleteando sus brazos," afirmó Schilling. "Parecía tener entre 5 y 8 años, pero no podía comunicarse con nosotros. No había forma de averiguar quien era... No teníamos idea de donde venía."
Eventualmente Schilling llamó al teléfono de emergencia (911), y la policía acudió.

Según Schilling, la experiencia le resultó desconcertante pero solo podía imaginarse lo aterrador que debíó haber sido para la familia del niño.

Muchos padres con hijos con autismo, discapacidad intelectual, problemas de lenguaje y comunicación, sordera u otras dicapacidades, se preocupan porque sus hijos se pierdan y no logren comunicar la información necesaria para regresar seguros a casa. Otros saben que sus hijos podrían ser raptados. No hay una forma de garantizar por completo que los niños no se alejen o se separen pero se pueden tomar precauciones. Siguen algunas sugerencias.

Sugerencias Generales

- Manténgase alerta. Como todo padre sabe, un niño puede desaparecer en un segundo. Es importante asegurarse que la persona responsable esté siempre con el niño y se mantenga pendiente de él. Las familias que acudan con su hijo a reuniones no pueden asumir que los demás estarán vigilando a su hijo. Apenas un momento de distracción es suficiente para que el niño se aleje.

- Establezca límites. Una advertencia tal como "No vayas más allá de esa esquina" puede ser suficiente para algunos niños. Para otros, aprender lo que ésto significa puede ser un proceso lento y riesgoso, aunque eventualmente la mayoría llegue a comprenderlo.

- Póngale una identificación. Muchos padres se aseguran de que su hijo siempre tenga una identificación en su persona. Puede ser una medalla u otro objeto que el niño no se quite. Otras familias le colocan a sus hijos un localizador electrónico que no se puede remover.

- Tenga a mano una descripción del niño. Algunos expertos en seguridad aconsejan hacer un volante con la foto del niño, una descripción (incluyendo su discapacidad), e información de contacto. Los padres pueden tener copias de estos volantes en su carro, en su cartera y con un vecino o pariente. Mantenga la información actualizada.

En casa

- Deténgalo. Muchas familias instalan cerraduras en la parte superior de las puertas para prevenir que su hijo con discapacidad salga de la casa solo. Otros utilizan alarmas que suenan en las puertas que dan al exterior.

- Prepare un sitio seguro. Algunas familias definen un cuarto seguro donde ubicar a su hijo por algunos minutos mientras ellos se encuentran ocupados. Por ejemplo, mientras están en el baño.

- Identifique el peligro. Los padres pueden identificar las áreas potencialmente peligrosas cerca de su casa. Por ejemplo, piscinas u obras en construcción. Diríjase a las personas responsables de estos espacios solicitando que implementen medidas de seguridad.

- Conozca a sus vecinos. Con frecuencia los vecinos se sentirán felices de mantenerse alertas y de contactar a los padres si ven al niño en alguna situación fuera de lo común o sospechosa.

En sitios públicos

- Colóquele a su hijo una identificación. Si el niño no lleva siempre su identificación, asegúrese que la tenga puesta al momento de salir de casa. Un brazalete con información médica; una placa metálica ajustada a la traba del cinto, al zapato o al cierre de la chaqueta; una tarjeta en la billetera; información cosida en el cuello de la camisa… Todas estas opciones son importantes si el niño no puede comunicarse o responder bien a las preguntas.

- Visite su comunidad. Los padres pueden presentar su hijo a los empleados de las tiendas u otros comercios en la zona. Si los empleados llegan a ver al niño en una situación inusual, sabrán a quien avisar.

- Manténgase alerta. Una, otra y otra vez.
Autor: Patricia Bill - Traducción resumida: Angela Couret
Fuente: Pacesetter. Summer 2004
Publicado por Paso a Paso Vol. 15 Nº 4
Visto 2764 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA