Oxitocina: la gran esperanza contra el Autismo (Dic. 13)

  • Imprimir Amigable y PDF

 Un estudio de la universidad de Yale concluye que la oxitocina estimula ciertas áreas neuronales encargadas de la interacción social. Tal hecho ha tenido un impacto inmediato en la comunidad médica, psicológica y pedagógica que atiende a personas con autismo.

De facto,hace ya varios años que se sospechaba de la importancia de la oxitocina en los procesos de interacción social pero no ha sido hasta ahora que se ha podido consolidar dichas sospechas con una base más científica y rigurosa. Aún es pronto para arrojar un tratamiento farmacológico comercializado a gran escala y mucho menos para hablar de curación, si bien es cierto que el estudio de Yale dará paso a estudio a gran escala como ya ha anticipado el doctor Sikich de la universidad de Carolina del Norte, quién tiene planificado un estudio del impacto socioemocional de la oxitocina con 300 niños y jóvenes con autismo, para un proceso que puede alargarse de 6 a 12 meses para cada persona.

Como apunte crítico al estudio de Yale o a los planteados es que en ninguno de ellos podrá valorarse o medirse el impacto negativo de la oxitocina a largo plazo, es decir, todavía no podemos entrever si una medicalización de ésta puede ser inocua o negativa, de ahí que la comunidad científica quiera ser tan prudente. Así mismo, otros estudios anteriores en animales indican la perdida de la cantidad de oxitocina generada de forma natural ante un uso prolongado e intensivo de oxitocina inducida.

En el prometedor estudio publicado en las actas de la Academia Nacional de Ciencias, se encontró que la hormona genera una mayor actividad en partes del cerebro involucrada en la interacción social. Este hecho nos sugiere no sólo que la oxitocina puede estimular las áreas del cerebro social, sino también que, en los niños con autismo, estas regiones del cerebro no son dañadas de forma irrevocablemente sino que mantiene un grado de plasticidad importante.

En el estudio, realizado por la Yale Child Study Center, 17 niños, de entre 8 y 16 años, todos con autismo leve, utilizaron un spray de oxitocina y un placebo (los investigadores no podían saber si estaban administrando la oxitocina o el placebo). Tras la ingesta de la toma los niños eran colocados en un escáner para realizar una resonancia magnética funcional de imagen, F.M.R.I. mientras los niños realizaban una prueba sencilla que implicaba elegir fragmentos de un vehiculo en función de su pertenecían a un automóvil, un camión y sucesivos.

Durante la prueba, algunas de las áreas implicadas en las funciones sociales como la empatía o la recompensa, en principio áreas menos activas en niños con autismo, mostraron más actividad tras la ingesta de oxitocina que de placebo. Sí mismo, durante los acontecimientos en los que aparecían vehículos, los que sí habían tomado oxitocina redujeron en la resonancia magnética la actividad en aquellas áreas del cerebro más que los que habían tomado placebo, un resultado sin duda esperanzador, dado que al disminuir la atención al objeto a su forma permite prestar más atención a los elementos sociales de la interacción

Con la oxitocina, los niños hicieron mejor la prueba socio-emocional, a diferencia de algunos otros estudios. Pero los expertos dijeron que no era sorprendente, dada la dificultad de responder preguntas difíciles mientras que todavía está en un f.M.R.I. El estudio de Yale incluye otro resultado interesante: los niños que mostraron concentraciones de oxitocina más alta en la saliva tenía más actividad en la amígdala, por lo que se puede deducir que un test de saliva simple podría ayudar a identificar aquellos que podrían beneficiarse de la oxitocina.

Leerlo en su fuente original

 

Fuente: Espectroautismo.com
Fecha: 10 Dic. 2013

Visto 14333 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Concurso a partir del 22Mayo (1)

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA