Regreso a clases: 10 Sugerencias para ayudar a su hijo con síndrome de Asperger

  • Imprimir Amigable y PDF

Con suerte, el verano le ofreció a su familia la oportunidad de reunirse y de disfrutar de un estilo de vida más relajado que el que suele imperar a lo largo del año escolar. En el poco tiempo que queda antes del regreso a clases, hay varias cosas que los padres y el personal del colegio puede hacer para facilitar la transición hacia el año escolar. Como suele ser el caso con la mayoría de las estrategias útiles, requieren tiempo y esfuerzo. Establecer una buena nota para el regreso a clases puede tener resultados muy beneficiosos.

 
Un número importante de alumnos con síndrome de Asperger (n.e. en adelante SA) enfrentan problemas significativos para ajustarse al entorno escolar. "Aunque algunos de estos alumnos comienzan a tener dificultades inclusive en preescolar o kindergarten, prácticamente todos habrán encontrado alguna dificultad al llegar a los grados superiores de primaria" (Adreon & Stella, 2001, 268).

 

Restablecer en casa las rutinas escolares

Muchos alumnos con SA tienen dificultad para ajustarse a nuevas rutinas. Por lo tanto, en las semanas anteriores al regreso a clases sería conveniente transicionar hacia el horario escolar. Esto significa ajustar la hora de dormir a la que su hijo deberá cumplir en el año escolar. También necesitará comenzar a levantar a su hijo más temprano. Para muchos niños, también es importante restablecer las rutinas de la mañana. Esto podría reducir esas "mañanas difíciles" que muchos padres reportan alistando a su hijo para el colegio. Por ejemplo, si en el verano Juan tiene el hábito de desayunar por una hora en pijamas, viendo su programa de televisión favorito, sería recomendable modificar su rutina varias semanas antes del regreso a clases.

 

1. Establecer la rutina de tareas
Establezca la rutina de hacer tareas ayudando a su hijo a adquirir nuevamente el hábito de hacer actividades tranquilas en casa, diariamente, en un horario y lugar específicos. Este podría ser un tiempo para repasar las destrezas ya aprendidas, hacer lectura silenciosa, escribir en un diario, hacer crucigramas u otras ctividades similares. Asegúrese que este tiempo no se convierta en una oportunidad para que su hijo se dedique a sus actividades preferidas, ya que se trata de establecer un patrón de tareas para el año escolar.

 

2. Identifique cómo motivar a su hijo
Procure utilizar un sistema externo de motivación para implementar estos cambios. Los alumnos con SA raras veces consideran "nuestra agenda" como necesaria o importante. Con frecuencia esto significará utilizar actividades/objetos que con frecuencia brindamos libremente (tiempo de televisión, jugar con sus juguetes predilectos, visitar una tienda favorita, puntos/premios canjeables por algo que su hijo quiere). Recuerde, ¡la clave para motivar es que el reforzador sea potente e inmediato!

 

3. Aborde el tema de la ropa para el colegio
Si el colegio exige uniforme, es posible que tenga que darle a su hijo un tiempo para acostumbrarse a usarlo. En algunos casos, podría ser útil lavar el uniforme varias veces con un suavizador de ropa para minimizar consideraciones "sensoriales." Procure que su hijo se ponga el uniforme por períodos incrementales de tiempo durante varios días antes del regreso a clases. Si su escuela no tiene uniformes, es posible que la "ropa apropiada" para el colegio sea diferente a la que su hijo ha utilizado a lo largo del verano. Haga que su hijo practique poniéndose la ropa apropiada para el colegio antes del primer día de clases. Si su hijo va a comenzar en una escuela nueva y Ud. no está segura cómo se visten los muchachos, sería una buena idea preguntar - para así poder ayudar a su hijo a aprender a ponerse ropa que sus pares consideren "ok."

 

4. Prepare el terreno para una buena relación
Tome iniciativas amistosas hacia el personal del colegio para preparar el terreno para una relación colaborativa. Cuando pase por el colegio durante el verano, considere llevar galletas para las personas que trabajan en la oficina principal. Aún mejor, cuando su hijo la acompañe, permítale practicar la destreza social que conlleva ofrecer obsequios a los demás. Recuerde, por lo general, el personal de la escuela siempre tiene ¡demasiado trabajo y muy poco reconocimiento!

 

Desde el inicio, busque oportunidades de mostrarle su reconocimiento y apoyo a todo el personal del colegio que se esfuerza por ayudar a su hijo a tener éxito. Algunas sugerencias en este sentido incluyen golosinas ocasionales (hechas en casa o compradas), un certificado de compra para algún comercio, donación de materiales para el salón, la inscripción a alguna conferencia, organizar una comida de reconocimiento para los maestros, voluntariado en diversos proyectos de la escuela, carta de reconocimiento enviada al supervisor.

 

5. Implementar actividades de orientación para el alumno
Si su hijo va a comenzar en un colegio nuevo, averigue si sería posible visitar la escuela varias veces a lo largo del verano. Posiblemente su hijo pueda tener la oportunidad de conocer algunas de las personas que trabajan en la escuela. Mientras mayor familiaridad tenga el alumno con su entorno, mayor será su grado de comodidad. Si su hijo va a regresar al mismo colegio, es posible que no necesite una orientación tan extensa. Sin embargo, podría ser beneficioso reunirse con su nuevo maestro y conocer su salón. Una madre nos comentó que ella compra el anuario del colegio para familiarizar a su hijo con el edificio, las fotos y los nombres del personal clave del colegio al igual que para obtener informa-ción sobre las actividades extracurriculares disponibles.

 

Con frecuencia no nos damos cuenta de la importancia de familiarizar nuevamente al niño con SA con las rutinas cotidianas. Rebekah Heinriches compartió una experiencia con su hijo, Sam. "El año pasado, unos días antes de que las clases comenzaran oficialmente, dejé a Sam en el colegio para que averiguara quien estaría en su salón y quién sería su maestra de quinto grado. Antes de dejarlo allí, me dijo que no estaba seguro si recordaba como regresar a casa. Sam había caminado las dos cuadras ida y vuelta a casa a lo largo del año escolar anterior. Me sorprendí mucho con esta afirmación aunque yo estaba consciente de sus dificultades de orientación. Repasamos cómo regresar a casa y le dije que si quería, yo vendría a buscarlo." {mospagebreak}

 

6. Sesión de Orientación para el alumno
Recorra con el alumno su itinerario para la jornada escolar. En aquellas escuelas donde el horario cambia de un día para otro, los estudiantes deberán tener la oportunidad de practicar todos los horarios posibles.

 

De ser necesario, procurar que hayan compañeros tutores que hagan el recorrido con el alumno con Asperger. Algunas sugerencias para este recorrido:
- Ofrecer al alumno un cronograma visual/escrito de su horario de clases.
- Grabar en video un recorrido del colegio para que el alumno lo repase en casa.
- Practicar desde varios salones las rutas al baño, a la dirección, etc.
- Conocer a todos los maestros y a otros miembros relevantes del personal del colegio.
- Proporcionar al alumno los fotos con los nombres de todos sus maestros antes de la sesión de orientación.
- Proporcionar al alumno las fotos con los nombres de otras personas relevantes, tales como los trabajadores de la cafetería, la enfermera del colegio, etc.
- Proporcionar al alumno las fotos con los nombres de sus compañeros tutores.
- Mostrar al alumno cuál será su pupitre en cada salón donde estará.
- Obtener información sobre las rutinas y normas escolares (por ej. en relación con el almuerzo, visitas al baño, antes/después del colegio, el transporte).
- Practicar rutinas tales como: encontrar su salón desde donde lo deja el transporte, abrir el casillero, hacer la fila en la cafetería, etc.
- Ofrecer instrucción sobre el procedimiento para ubicar a la "persona segura" y el "lugar seguro" (home base*)
- Practicar la transición al lugar seguro (home base) mediante juego de roles.
(Tomado de Myles, B.M. & Adreon, D. (2001) Asperger syndrome and adolescence: Practical solutions for school success. Shawnee Mission, KS: Autism/Asperger Publishing.)

 

7. Comuníquese con su persona contacto en el colegio para revisar el programa de entrenamiento para maestros
Si no se acordó con anterioridad el entrenamiento, comprenda que la semana previa al inicio de clases es una semana de mucho ajetreo. Es posible que logre que el equipo se reúna durante una hora y luego pautar reuniones de seguimiento iniciando el año escolar. La información más importante a compartir podría incluir sugerencias sencillas para ayudar a los maestros a reducir la ansiedad de su hijo.

 

Los maestros no tienen que convertirse en "expertos" en Síndrome Asperger antes que su hijo entre a su salón. Si no es posible organizar una reunión, prepare un resumen de una página sobre su hijo para el maestro. Esto podría incluir: retos que no resultan evidentes; señales de estrés; dispara-dores de estrés; sugerencias para reducir la ansiedad, y fortalezas e intereses - cómo el maestro puede utilizarlos para orquestar experiencias exitosas.

 

Idealmente, todos los adultos del colegio conocerán al niño con SA y conversarán brevemente con él para ayudarlo a sentirse cómodo y apoyado. Aún saludos sencillos como "Hola, Juan", dichos con una sonrisa en los labios, pueden constituir una interacción social positiva para el alumno.

 

8. Aparte tiempo en su agenda para reuniones y conferencias telefónicas
Ud. querrá mantenerse en contacto cercano con el personal del colegio para identificar problemas iniciando el año escolar. Particularmente, Ud. querrá: monitorear apoyos/problemas en toda situación no-estructurada, monitorear señales de estrés en su hijo, monitorear posibles burlas y comunicarse frecuentemente en relación con las tareas.

 

9. Organizar algunas reuniones sociales para su hijo
Desarrollar toda relación social positiva será de gran utilidad para su hijo. Antes del inicio de clases, Ud. querrá intentar contactar uno ó dos de los niños que irán al colegio con su hijo. Usualmente, las experiencias sociales exitosas son más fáciles de orquestar con un niño a la vez, en lugar de con un grupo. Algunas veces los padres tienen más éxito si se relacionan con los padres de un compañero "tolerante" y enlistan su apoyo (y el del niño) en calidad de "compañero tutor".

 

10. ¡Planifique un día relajante solo para Ud.!
Como defensor de su hijo, ¡su trabajo nunca termina! Siempre hay mucho que enseñar y mucho que hacer. Usualmente, el año escolar es estresante - no solo para los niños con SA, sino para sus padres. Recuerde, Ud. tiene que esforzarse por cuidar de sus propias necesidades si piensa tener tiempo y energía para atender las de los demás.

 

Bibliografía:
Adreon, D. & Stella, J. (2001). Transition to middle and high school: Increasing the success of students with Asperger syndrome. Intervention in school and clinic, 36 (5), 266-271.
Myles, B.M. (2002). Asperger syndrome and adolescence: Pratical solutions for school success. Shawnee Mission, KS: Autism/Asperger Publishing Company.
Wagner, S. (2002). Inclusive programming for middle school students with Autism/Asperger's syndrome. Arlington: TX: Future Horizons.

 

*Nota de Paso a Paso: "Home Base" se refiere a un lugar donde el niño puede ir a planificar o revisar los eventos del día, escapar del estrés del entorno o retomar control si ha tenido una crisis. La ubicación exacta del home base no es tan importante siempre que sea un entorno positivo y seguro. Debe imperar la calma, minimizandose los elementos distractores.

 Autor: Diane Adreon, M.A., Director Asociado, Centro para Autismo y Trastornos Asociados, Universidad de Miami
Traducción: Angela Couret
Publicado en Paso a Paso, Vol. 16, No. 1, con la autorización de su autora

Visto 51169 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

banner concurso2017

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

banner cirdis

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA