Compartiendo el autismo

  • Imprimir Amigable y PDF


Nuestro hijo tiene autismo. Cuando nuestros conocidos se enteran, tienen reacciones muy diversas. La más frecuente, de lástima: Oh, ¡lo siento!


Debo confesar que al principio, cuando recibimos el diagnóstico y buscábamos apoyo donde fuera, esa frase solía iniciar muchas conversaciones. Ciertamente recibimos mucha conmiseración, pero a menudo la frase servía tanto para iniciar como para concluir la conversación.

Las personas no saben qué responder cuando reciben esa información. Para empezar, la mayoría no conoce mucho sobre el autismo y tampoco saben cómo reaccionar. Con mucha frecuencia, la información ocasiona un momento de incomodidad - el receptor del mensaje buscando cómo responder.

Siguen algunas sugerencias sobre cómo solventar esas lagunas sociales de parte y parte.

+ No sienta lástima, simplemente dése por enterado. En lugar de decir Lo siento cuando le informen sobre el autismo de alguien, es mejor responder Gracias por decírmelo. Usualmente la persona que le comunica el diagnóstico de un ser querido es porque quiere que Ud. esté enterado.

+ No tenga pena de preguntar. Las experiencias de las personas en torno al autismo varían mucho - la mayoría de los cuidadores y los padres están más que dispuestos a conversar sobre lo que está funcionando, lo que no está funcionando, los desafíos, los éxitos… y si a Ud. no le da pena preguntar, aprenderá mucho en el proceso.

+ No "apabulle" al pobre incauto. A veces nosotros los padres nos equivocamos interpretando una manifestación inicial de interés por el autismo de nuestro hijo como una señal para abrir las compuertas… Pensamos: ¡Finalmente alguien me pregunta y le importa!. ¿Alguna vez ha participado o presenciado una conversación donde uno de los interlocutores habla de algo sin parar, sin escuchar a nadie más? Tenga esa imagen presente - solo porque alguien muestre interés no significa que quieran la biografía completa y el informe diagnóstico.

+ Considere la información como confidencial. Si le informan sobre el autismo de alguien, considérelo un privilegio - la persona está permitiéndole entrar en su "círculo de confianza". No le corresponde a Ud. difundir la información a los cuatro vientos. Considérela privada. De forma similar, si Ud. es el que está compartiendo la información, no sienta pena en aclarar como quiere (o no) que se comente la información.  Es prerrogativa personal de cada quien la forma de informar.

 

Sugerencias para esos momentos sociales tan incómodos
Autor: Brian Field
Fuente: Autism Examiner 
Enero 2009
Traducción: Angela Couret

Visto 21083 veces
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Banner Cirdis2016 291x86

Banner Concurso2016 291x86

boletin Electronico

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Integración escolar de los niños con Necesidades Educativas Especiales

 
¿Y qué es trabajar con amor?
Es poner en todo lo que hagas un soplo de tu alma

Gibran Khalil Gibran.

 La experiencia de convivir con los niños y las niñas, nos ofrece la oportunidad de poder observar las cosas de una manera diferente. Cuando nos encontramos con un niño o una niña feliz, los grandes problemas se hacen pequeños, el tiempo no existe, cuando sonríen es tan espontáneo y contagioso, que nos alegra a tal grado que participamos de su mundo mágico.

 
En general, los niños son seres dinámicos, quienes en forma espontánea y dada su propia actividad física y mental, son capaces de obtener del ambiente los elementos necesarios para lograr el conocimiento de ese medio y a la vez lograr su propia integración a dicho medio. Ellos se enfrentan con entusiasmo a las diferentes dificultades que tienen que ir superando en el área del lenjuage ó motora gruesa, por nombrar algunas y por selección y repetición realizan un verdadero aprendizaje. No rehusan el esfuerzo a realizar y el éxito es su mejor recompensa.

 

ALIADOS
  • Venezuela Sin Limites
  • ExcelsiorGama
  • DHL
  • Bancaribe
  • Banesco
  • Proquim,CA